A TI MAMA
Tus brazos siempre se abren cuando
necesito un abrazo.
Tu corazón sabe comprender cuándo
necesito una amiga.
Tus ojos sensibles se endurecen
cuando necesito una lección.
Tu fuerza y tu amor me han dirigido
por la vida y me han dado las alas que
necesitaba para volar.
Para todas las madres del mundo
Gracias mil, querido Dios
doy a ti con regocijo
al clamar cual digno hijo
"¡Cual mamá no existen dos!"
Ella es santa de alma pura
que me quiere con ternura
y no hay amor mas grande
que el que ella a mi me da.
Mi sendero alumbra ella
con la luz que da la estrella
de su noble corazón...
Ella es buena... Yo la quiero
por lo tanto que me mima
y a mí nadie me ama así
ni me da su amor entero...
Por eso yo te pido
que la cuides de todo mal
porque sin ella moriría.
Porque soy, Jesús, buen niño,
como premio a su cariño
y perenne devoción,
por ser ella mi tesoro,
con sentido amor te imploro
que le des tu bendición.
Y para aquellas que ya se fueron
Fue tan brusca tu partida
Destrozó mi corazón
Y la luz de tu sonrisa
En quimera se truncó.
Cada aliento que respiro,
Usurpando mi existir,
Pues morirme yo deseo,
para estar hoy junto a ti.
El fulgor de tu mirada,
No ilumina mi existir,
Tu presencia tan amada,
Hacia Dios, quiso partir.
A Dios he de suplicarle,
Que apacigüe mi dolor,
Pues no dudo ni un instante,
Que en su seno te acogió.
Y revivo los abrazos,
tantos besos que te di,
lamentando cada instante
que contigo no viví.
La esperanza de encontrarte,
Ver tu rostro y abrazarte,
Cada día, cada instante,
De mi vida lo que falte,
Fortalece mi fe en Dios.
Por tu ausencia absoluta,
Grita y llora mi existir,
Y los días son tan largos,
Sin razón para vivir.
El gran logro que me inspira,
A luchar contra el dolor,
Es el sueño de que un día,
Nos reúna el Señor¡¡¡¡
Madre:
La
palabra
más bella
pronunciada
por el ser
humano.
Un hombre
quiere a
su amor
más que
a nadie,
a su esposa
mejor que
a nadie,
pero a
su Madre
más tiempo
que a nadie.
Dios
no podía
estar en
todas
partes a
la vez,
y por eso
creó a las
Madres.
No tiene
el mundo
flor en la
tierra
alguna, ni el
mar en
ninguna
bahía perla
tal, como un
niño en el
regazo de su
Madre.
De todos
los
derechos
de una
mujer,
el más
grande
es ser
Madre.
Una Madre
no es una
persona en la
que pueda
apoyarse,
sino una
persona
que hace que no
necesite
apoyarse
en nadie.
El amor
de
Madre
es el
combustible
que le
permite
a un ser
humano
hacer lo
imposible.
El corazón
de una
madre
es un abismo
profundo
en cuyo
fondo
siempre
encontrarás
perdón.
Jamás en la
vida
encontraremos
ternura
mejor,
más profunda,
más
desinteresada
ni verdadera
que la de una
Madre
Ninguna
lengua
es capaz
de expresar
la fuerza,
la belleza
y la
heroicidad
de una
Madre.
Descargar

www.laboutiquedelpowerpoint.com