•
•
En el momento de empezar a pensar, estaremos en A, con una velocidad v, a una altura h.
En ausencia de impulsos, rozamientos y otras pérdidas, la velocidad y altura que llevemos
siempre deberá cumplir:
½ m.v2 + m.g.h = constante
•
Este es el principio de conservación de la energía, por el que vemos que a mayor altura menor
velocidad y viceversa. En otras palabras, nuestra máxima velocidad estará en B (cuando la
altura es cero), y la máxima altura que alcanzaremos estará en C (cuando la velocidad es
cero).
En la situación que nos encontramos, nuestra energía ya
no es suficiente para superar el borde del cuenco. No
podremos salir nunca, a no ser que aportemos energía
de alguna manera.
Hay dos formas: Incrementar la velocidad o ganar altura.
1.- Velocidad: No hay rozamiento, prácticamente, y
cualquier intento por correr será tan inútil como cualquier
intento por frenar.
2.- Altura: Tenemos que aportar altura. ¿Cómo?
Sólo podemos ganar altura levantándonos. Intentemos lo siguiente:
Paso 1: Encontremos una posición de equilibrio sencilla, por ejemplo
de rodillas, y tratemos de agacharnos y erguirnos al máximo, de
forma que nuestro centro de gravedad varíe en altura lo máximo
posible:
• Paso 2: El momento de levantarnos es exactamente a nuestro paso
por el fondo del cuenco. Nos erguiremos en ese momento, y
conseguiremos elevar nuestro centro de gravedad, sin variar la
velocidad que llevamos.
• Paso 3: En el punto más alto del cuenco al que lleguemos, cuando
empecemos a descender de nuevo, nos dejaremos caer lo más
pegados posible a la pared del cuenco, preparándonos por otro
lado, para levantarnos de nuevo a nuestro paso por el centro, tal
como hicimos en el paso 2.
Repetimos así los pasos 2 y 3 sucesivamente.
•
•
•
•
La trayectoria de nuestro centro de gravedad viene a ser la siguiente:
Vamos de A a B, agachados, en B nos levantamos hasta C y llegamos a D.
Volvemos agachados por E, hasta F, nos levantamos de nuevo hasta G y
llegamos a H.
La altura que ganamos entre B y C, es la que ganaremos entre A y D.
De la misma forma, la altura que ganamos entre F y G es la que
ganaremos entre D y H
• Iremos ganando altura en cada trayecto,
por lo que será suficiente repetir este
proceso las veces que sea necesario,
hasta poder agarrarnos a una de las asas.
Descargar

Slide 1