Diez dilemas
Por Stephen R. Covey
Tal vez te has hecho alguna de estas preguntas más de una vez
mientras afrontabas los retos de gestión y dirección de la vida
real.
¿Cómo logramos y mantenemos un sabio y
renovador equilibrio entre el trabajo, la familia
y
entre las áreas personal y profesional de
nuestras vidas en medio de constantes
presiones y
crisis?
Algunas personas siguen
pensando que las cosas van a
cambiar “el año que entra” o
“cuando termine el proyecto,”
pero la presión, el estrés y la
crisis, siguen llegando.
No pueden ver cómo lograr equilibrio en medio de la crisis que
parece nunca irse
Lo cierto es que la presión y la crisis nunca desaparecerán, son
falsas esperanzas, es un mito siempre y cuando no cambiemos
nuestros viejos paradigmas
Algunas personas se crearán sus propias crisis si es que en
ese momento no están enfrentando alguna, porque trabajan
mejor bajo presión, la presión despierta su creatividad pero
frecuentemente pagan un alto precio con su salud,
matrimonio y vida familiar.
La administración de las crisis está tan aceptada en nuestra
sociedad y en nuestras vidas que tal vez nos sintamos culpable
si no tenemos alguna crisis.
Así mismo, la crisis da satisfacción
inmediata.
La
prevención
y
mantenimiento
funcionan,
aunque de primera instancia,
no son tan satisfactorios o
gratificantes.
La prevención paga ganancias en el largo plazo, los resultados no
son inmediatos.
El fuerte énfasis en los
resultados de corto plazo
hace que mucha gente se
enfoque
en
la
independencia, no en la
interdependencia
y
que
eviten
visitar
su “vida
secreta” que es donde se
encuentra su corazón, donde
yace su motivación
Pero solo visitando ese lugar,
esa parte de la vida, es como
una persona podrá desarrollar
Confianza interna y paz que es
esencial para trabajar en las
más
altas
prioridades,
entonces…
podrán decir no a las cosas no importantes, sin
importar qué tan urgentes son, porque cuentan
con este profundo Sí afirmado dentro de ellos.
El Liderazgo Centrado en Principios fuerza a la gente a poner los
cimientos, a desarrollar su misión personal..
a decidir sus más altas prioridades
en la vida y a aprender a decir no a lo
urgente, a las crisis y a los problemas
que no son tan importante.
Los líderes centrados
en principios se
enfocan en la
prevención de
problemas,
aprovechan las
oportunidades…
construyen relaciones de largo plazo, mejorando
su carácter y competencia, planeación,
preparación y dirección.
Continuara …