¡Cuán bien cuidado está
el que se fía de Dios!
No marchas ni combates
solo
Sólo Dios nos basta
Aprende a refugiarte en Él.
Nunca serás mejor recibido que
cuando vayas cargado de penas
Jesús es
la causa
de tu
esperanza
Confía y espera en la
bondad del Padre
Dejemos que Dios nos
cuide, que nos gobierne
Terrible y espantosa es
la situación en que nos
hallamos. No nos
queda ya otra cosa
sino levantar las
manos y los ojos
al cielo,
y pedir a voz en grito
el auxilio que de allí
sólo nos puede venir
No está en nuestra mano el ordenar
nuestros pasos. Dios los ha contado
todos y estamos ligados a su voluntad
Dios, no nos dejará nunca sin luz
y dirección
En cuanto a tu
enfermedad, no confíes
demasiado en remedios
de la tierra
La oración alcanza todo lo que
cree y espera
Fiemos de
Dios... y no
seremos
burlados en
nuestras
esperanzas
Dios no dejará jamás a los que de
corazón desean su gloria y se ofrecen
en sacrificio para bien de su Iglesia
Dios da el frío, conforme la
ropa
Te espero en la
cima, en el corazón
de este monte
No espero nada de mi
mismo, pero lo espero
todo de su gracia
La fe y la confianza es la
que obra y
alcanza en la oración
Tu poca fe te
infunde temor
El amor todo lo cree posible
Descargar

PENSAMIENTOS DE FRANCISCO PALAU SOBRE …