Las 5 “R”
Te preguntas qué puedes hacer para ayudar a
proteger el medio ambiente natural????
• Lo primero que debes hacer consiste en
cambiar tus hábitos de consumo.
• Aunque suene complicado no lo es tanto.
No tienes que vivir como un cavernícola
para no dañar al ambiente, puedes
mantener tu calidad de vida de forma
equilibrada con nuestro planeta.
Así que si creías que no hacías algo por la falta
de información estas a punto de cambiar eso!.
• Explora todas las áreas de este sitio y busca
consejos para poner en práctica en los
diferentes aspectos de tu vida. Aplicando las 5
R´s a diario es una buena forma de hacer un
pequeño gran aporte.
• Además de cambiar tus hábitos, comparte la
información y los consejos que encuentres aquí
con tus amigos y familia. Difundir la conciencia
ecológica también ayuda a nuestro planeta.
• Reemplazar:
Debemos evaluar los productos e investigarlos, teniendo
en cuenta si son agresivos para nuestra salud y con el
medio ambiente. Y reemplazarlos, en lo posible, por
aquellos que sean más saludables para nosotros y el
planeta. El plástico fue uno de los grandes inventos del
siglo XX, en cuanto a tecnología, pero para el medio
ambiente es una maldición, ya que no es biodegradable,
y contiene carcinógenos y otras sustancias tóxicas que
pueden causar cáncer. Para salvarnos de ello,
científicos alemanes han inventado la madera líquida,
que podría reemplazar al plástico en casi todos los usos
que se le da hoy en día. Como si fuera poco, el plástico
está basado en petróleo, un recurso no renovable que
es cada vez más caro y es altamente contaminante.
Pero la nueva invención química podría reemplazarlo
tranquilamente y con una fuente renovable, la madera.
• Reducir:
La reducción ayuda a evitar la extracción de recursos
naturales y la utilización de agua y energía para la
obtención de nuevos materiales. Debemos evitar la
adquisición de elementos que pronto serán basura, tales
como envases descartables o productos con envoltorios
innecesarios y envasados excesivos. Volver a usar
bolsas de tela, cestas o el clásico carrito de compra, y
prescindir de la bolsa plástica. No tenemos que
sumarnos a la moda que hace obsoleto lo que se acaba
de comprar e incita al despilfarro. Elijamos productos
destinados a ser duraderos, que estén construidos con
materiales fáciles de reciclar o reciclados y con procesos
de fabricación que no empleen contaminantes.
• Reutilizar:
Reutilizar es la acción de volver a utilizar los
bienes o productos. La utilidad puede venir para
el usuario mediante una acción de mejora o
restauración, o sin modificar el producto si es útil
para un nuevo usuario. En una perspectiva
respetuosa con el medio ambiente, la
reutilización es el segundo paso en la acción de
disminución de residuos, el primero es la
reducción, el tercer y último paso es reciclar. Al
contribuir a la reducción de producción de
nuevos bienes que demanden recursos
naturales y energía, la reutilización contribuye a
mejorar el medio ambiente.
• Reciclar:
El reciclaje es un proceso que consiste en
someter de nuevo una materia o un producto ya
utilizado a un ciclo de tratamiento total o parcial
para obtener una materia prima o un nuevo
producto. También se podría definir como la
obtención de materias primas a partir de
desechos, introduciéndolos de nuevo en el ciclo
de vida y se produce ante la perspectiva del
agotamiento de recursos naturales y para
eliminar de forma eficaz los desechos. Las
botellas son un ejemplo de los muchos
elementos que componen nuestra basura.
• Reparar:
Debemos cambiar nuestras normas de
conductas agresivas para vivir de forma
más armónica con el medio ambiente. Es
importante no contribuir a seguir sumando
desechos, evitando tirar los productos que
se nos rompen: arreglarlos en vez de
comprar uno nuevo cada vez que tenemos
un problema.
Descargar

Las 5 “R”