DINERO A INTERES
¿Prohíbe Dios prestar dinero a interés en
su Santa Palabra?
Si lo prohíbe, ¿Dónde está
esa cita?
O si lo autoriza, ¿Dónde lo
dice, y cual es el canon de
interés permitido por Dios?
Sobre este tema existen una cantidad de
opiniones que chocan entre si. Pues
precisamente de eso se trata este tema.
Para saberlo tenemos que acudir a la Biblia y
al Espíritu de Profecía, que son la Palabra de
Dios, y solo ella nos dará la respuesta. Por
tanto les invito para que juntos la
escudriñemos y sepamos cual es la verdad al
respecto.
Deuteronomio 23:19,20. Dice: «No exigirás de
tu hermano interés de dinero, ni interés de comestibles, ni
de cosa alguna de que se suele exigir interés. 20 Del extraño
podrás exigir interés, mas de tu hermano no lo exigirás,
para que te bendiga Jehová tu Dios en toda obra de tus
manos en la tierra adonde vas para tomar posesión de ella».

Comentario Bíblico
Adventista dice:
«Esta orden no se refiere
al comercio común, sino
forma parte de la ley
ordenada en beneficio de
los pobres de la tierra
de Israel. Su único
propósito era beneficiar a
los que de veras
estuviesen en apuros»
En la cita Biblica que acabamos de leer, encontramos
que Dios permite prestar dinero a interés, o sea a
«usura». Bajos dos condiciones.
1. «No exigirás de tu hermano interés de dinero».
2. «Del extraño podrás exigir interés».
Note que Dios permite prestar dinero a interés.
Con la excepción de que a «tu hermano» no le
cobres interés alguno.
Ahora, según la Biblia ¿Quién es «tu hermano»? Para
saberlo volvamos a la Biblia.
 Mat.12:48-50. «Respondiendo él al que le decía
esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos?
49 Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi
madre y mis hermano. 50 PORQUE TODO AQUEL QUE HACE LA
VOLUNTAD DE MI PADRE QUE ESTÁ EN LOS CIELOS, ÉSE ES MI
HERMANO, Y HERMANA, Y MADRE».
Nota: si tu «hermano» es el que haca la voluntad de
Dios, por lógica, el «extraño» debe ser es el que no
hace la voluntad de Dios, es decir el desobediente, el
que no pertenecía al pueblo de Israel literal ni
espiritual.
 En el texto de Deut.23, no dice Dios cual era el
canon de interés que se debía cobrar por los
prestamos, y en los años que llevo escudriñando la
Biblia, en ninguna parte he encontrado nada al
respecto. Por favor, si usted lo sabe, hágamelo
saber.
Otro punto que dice Dios es que, a «Tu hermano no le
cobrarás interés de comestibles». Es decir, si un racimo de
plátanos o cualquier otra cosa se compro en
determinado valor, al vendérselo al «hermano», no se lo
puedo vender por un valor mayor. Note que en todo esto
Dios hace diferencia entre el creyente y el no creyente.
Ahora, quizá usted dirá: «pero es que todos
los seres humanos somos hijos de Dios».


¿Será eso lo que dice la Palabra de Dios?
Juan 1:11,12. «A lo suyo vino, y los suyos no le
recibieron. 12 Mas á todos los que le recibieron, dióles
potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en
su nombre».
1Juan 3:2. «Amados, ahora somos hijos de Dios».
Estos dos textos nos dicen que Dios
considera como sus hijos a los que han
aceptado a Cristo como su Salvador
personal, y por ende, obedecen la voluntad
del Padre Celestial, lea (Juan 14:15).
Entre las bendiciones que Dios otorgaba a sus
hijos por causa de su obediencia dice en
Deut.28:12.
«Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado».
Y el mismo que habló en Deuteronomio dice en
Mat.5:42. «… y al que quiera tomar de ti prestado, no
se lo rehúses». Recuerda la orden al «hermano sin
interés» y al «extraño con interés».
Además dijo en Mat.25:27. «Por tanto, debías haber
dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera
recibido lo que es mío con los intereses».
Como te darás cuenta, En ninguna de estas
citas se menciona el interés que se debía cobrar.
¿Cuánto exigía Dios si alguno quería
«rescatar parte de su diezmo»?
Lev.27: 31. «Y si alguno quisiere rescatar algo del
diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello».
Es decir: el 20%.
Nota que Dios exige de todas nuestras
ganancias el 10%. Lo que se conoce como el
diezmo. Es importante que lea Lev.27:30-33.
Más las ofrendas, lea (Mal.3:8).
¿Qué se debía hacer si se le había robado algo a
alguien?
Num.5:7,8. «Aquella persona confesará el pecado que cometió, y
compensará enteramente el daño, y añadirá sobre ello la quinta parte, y lo
dará a aquel contra quien pecó. 8 Y si aquel hombre no tuviere pariente al
cual sea resarcido el daño, se dará la indemnización del agravio a Jehová
entregándola al sacerdote…».
En este caso especifico, Dios había establecido que se
debían hacer tres cosas:
1). Confesar el pecado a Dios.
2). Pedir disculpas a la persona ofendida, restituyéndole
enteramente lo que le había quitado. y
3). Como en el caso del diezmo, debía agregar el 20%, para
compensar el daño causado, lo cual representaba, la
utilidad que aquella persona había dejado de ganar si el
dinero hubiese estado en su poder.
¿Será que Dios exime a una persona que por
su calamidad o pobreza no pague una deuda?
Leamos 2Reyes 4:1-7.
Una mujer, de las mujeres de los hijos de los profetas, clamó a
Eliseo, diciendo: Tu siervo mi marido ha muerto; y tú sabes que
tu siervo era temeroso de Jehová; y ha venido el acreedor para
tomarse dos hijos míos por siervos. 2 Y Eliseo le dijo: ¿Qué te
haré yo? Declárame qué tienes en casa. Y ella dijo: Tu sierva
ninguna cosa tiene en casa, sino una vasija de aceite. 3 El
le dijo: Ve y pide para ti vasijas prestadas de todos tus vecinos,
vasijas vacías, no pocas. 4 Entra luego, y enciérrate tú y tus hijos;
y echa en todas las vasijas, y cuando una esté llena, ponla
aparte.
5 Y se fue la mujer, y cerró la puerta encerrándose ella y sus
hijos; y ellos le traían las vasijas, y ella echaba del aceite. 6
Cuando las vasijas estuvieron llenas, dijo a un hijo suyo: Tráeme
aún otras vasijas. Y él dijo: No hay más vasijas. Entonces cesó el
aceite. 7 Vino ella luego, y lo contó al varón de Dios, el cual dijo:
Ve y vende el aceite, y paga a tus acreedores; y tú y tus hijos
vivid de lo que quede.



De esta historia podemos sacar varias
conclusiones.
1.Que Dios no exime a nadie de su
responsabilidad de parar sus obligaciones
adquiridas, aún en medio de sus calamidades
o pobreza.
2. Que la deuda posiblemente no era de ella,
sino de su difunto esposo, y era su
responsabilidad pagarle a «tus acreedores»,
lea (Gén.2:24).
3. Que Dios la mandó a trabajar con la
colaboración de sus hijos, pedir prestados
los embaces, y luego a vender el aceite.
Notemos que el carácter de Dios se refleja en lo
que Él ha ordenado tanto en el A. T. como en el
N. Testamento.
 Num.23:19. «Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo
de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló,
¿y no lo ejecutará?»
 Sal.89:34. «No olvidaré mi pacto, Ni mudaré lo que ha
salido de mis labios».



Mal.3:6. «Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de
Jacob, no habéis sido consumidos».
Heb.13:8. «Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los
siglos». Además lea Mat.24:35.
Sant.1:17. «Toda buena dádiva y todo don perfecto
desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay
mudanza, ni sombra de variación».
Si Dios permitía cobrar interés por dinero al
«extraño», pero no a «tu hermano», ¿Qué estaba
sucediendo años después en el pueblo de Israel?
Sal.15:1, 5. «Jehová, ¿quién habitará en tu
tabernáculo? Quien su dinero no dio a usura» (a su
hermano).
 Ezek 18:8. “Quien no prestare a interés ni tomare usura».
(Recuerde que Dios prohíbe exigir interés pero
de «tu hermano»). Lea nuevamente
Deut.23:19,20.
 Ezek 22:12. «Precio recibieron en ti para derramar sangre;
interés y usura tomaste», (nuevamente aquí se
refiere que exigían interés de «tu hermano»)….;
te olvidaste de mí, dice Jehová el Señor».
Note que se hace énfacis que los Isralitas se habían
olvidado de lo que Dios les había ordenado en
Deut.23.

Supongamos que un señor tiene de capital 6’866.000 a interés
al 10% mensual, le pagan gota a gota diario, X cada 100.000 le
pagan 2.000 diarios durante 2 meses.
 De esta suma, tiene 1.485.000 perdidos. Le pagan solamente
5’381.000. Si todos le pagaran cumplidamente serían
100.08.000 diarios. El interés mensual serían 538.100 pesos, 10% diezmos, y 5% de ofrendas.80.715, 000. Saldo 457.385,00
dividido por 30 días 15.246,00 pesos sería su ganancia
liquida.
Si le cobran el arriendo 300.000 mensual, 10.000 diarios.
 Gasolina para el carro
9.000.diarios.

19.000.
Un faltante de
3.754.
Alimentación, luz, agua, y t. v cable para ver 3Abn, costo de
internet y el pago de la pagina web. Más las tarjetas para
hacerle propaganda a la pagina, y rogando a Dios que no se
enferme.

Además, este señor, se guía por lo estipulado por Dios
en Deuteronomio 23, a los hermanos en la fe no les
cobra interés, lo exige de los extraños, es decir, de los
que no son observadores del sábado, y de esas
utilidades es que paga los diezmos y ofrendas para
ayudar a sostener la iglesia.
En el balance de fin de año, Dic.31/013 retira de su
contabilidad la cartera perdida por valor de 1’485.000,
quedando su capital en 5´385.000.
El banco le presta 1’000,000 con tarjeta de crédito. El
interés es de 2.26%.
Si los retira por cajero tiene que utilizarlo 4 veces cada
vez 300.000, le cobran 3.800, o sea 15.200. Por
ventanilla 4.000. + 50.000 por el uso de la tarjeta
trimestral 50.000,pesos.
El siguiente párrafo es Extraido de
Testimonios Para la Iglesia t.1 p 467 p1.
Dice la sierva del Señor: «En la visión que me fue
dada el 25 di diciembre de 1.865 en Róchester, New
York, se me mostró que el tema de cobrar intereses
deberá ser examinado por los observadores del sábado.
Los hombres pudientes no tienen derecho a cobrar
interés a los hermanos pobres, pero pueden hacerlo a
los no creyentes». Y luego cita:
Lev.25:35,36. «Y cuando tu hermano empobreciere y se
acogiere a ti, tú lo ampararás; como forastero y extranjero vivirá
contigo36 No tomarás de él usura ni ganancia, sino tendrás temor
de tu Dios, y tu hermano vivirá contigo».
«No exigirás de tu hermano interés de dinero, ni interés de
comestibles, ni de cosa alguna de que se suele exigir
interés. 20 Del extraño podrás exigir interés, mas de tu
hermano no lo exigirás, para que te bendiga Jehová tu Dios
en toda obra de tus manos en la tierra adonde vas para
tomar posesión de ella» Deut.23:19,29.
Note que lo que dice la sierva del Señor en
1.865 D.C. , está de acuerdo con lo que
enseña la Palabra de Dios en Deut. Escrito en
1.405 A. C. O sea que, 3.270 años después
cuando a ella se le da la visión –no dentro del
territorio del Israel literal sino en América- , lo
que demuestra que este mandamiento está
vigente todavía hoy, y que además, la ley de
Dios es para todo el planeta.
Nos preguntamos. ¿Porqué razón esta
vigente este mandamiento?
Sencillamente porque Cristo había dicho en
Mat.5:17-18: «No penséis que he venido para abrogar la ley o
los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. 18
Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni
una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya
cumplido». Lea los versos 19-20.
 Lo que la sierva del Señor condena, y condenaban
los profetas del A. T. Por ejemplo como en el
Salmo 15:5,Y Ezequiel 18:8; 22:12 era que los
hermanos pudientes prestaban dinero a interés a
los mismos hermanos en la fe, que eran pobres.
Ella por mandato del Señor esta de acuerdo en
prestarle dinero a interés a los no creyentes
conforme lo ordenó Él Señor en Deuteronomio,
sin mencionar el canon a cobrar.
Todo esto confirma tres cosas.
1). Que Dios hace diferencia todavía entre los que le
obedecen y los que no le obedecen, Entre el «justo y el
malo, entre el que sirve a Dios, y el que no le sirve» (Mal.3:18). y
2). Qué la «Palabra de Dios dura para siempre» conforme lo
dijo (Isaías 40:8), y el Señor Jesús: «El cielo y la tierra pasarán,
pero mis palabras no pasarán». (Mat.24:35). Alabado sea su
Nombre. Amen.
3). Que lo que Dios ordenó al Israel literal, lo exige hoy
del Israel espiritual.
Con lo cual yo digo: «Ojo, hermanos predicadores,
guiémonos por lo que enseña Dios en la Santa Biblia, la Luz
Mayor, y en el Espíritu de Profecía, la Luz Menor».
Para mayor claridad veamos la siguiente grafica que nos
revela el carácter de Dios según Heb.13:8.
1.405 A. C
1.865 d.C
Desde la creación del hombre, hasta la segunda
venida de Cristo, se puede aplicar Deut.23:19,20.
Querido hermano/a, si somos sinceros, hagan cuentas entre
lo que ustedes invierten en su negocio y sus utilidades, y
descubrirán que gana más una persona con cualquier otra
clase de negocios, un banco inclusive, que fuera de los
intereses, cobran por toda clase de servicios prestados al
cliente y con los cuales se sostiene, ya que con los solos
interés no podrían subsistir.
En cambio el señor que ponemos como ejemplo, lo único que
cobra son los intereses, y eso sin contar las cuentas que le
pagan tardíamente, más los billetes falsos que por descuido
recibe.
Todo esto lo hace por fe, confiando en que las personas no le
fallen, aunque como lo muestran las evidencias algunos «IMPÍOS
TOMAN PRESTADO Y NO PAGAN» (Sal.37:21)..
Finalmente, mi deseo es que este tema nos aclare algunas
dudas, espero que sea de bendición para cada uno de
ustedes. Amen.
Descargar

DINERO A USURA