“DICHOSOS...
LOS PERSEGUIDOS POR SER JUSTOS
PORQUE DE ESOS ES EL REINO DE LOS CIELOS”
SEMILLAS DE SABIDURÍA:
"Soñé que la vida era alegría,
me desperté y vi que era
servicio, serví y comprendí que
en el servicio estaba la alegría”
"Sólo Dios puede dar la paz,
pero tú puedes sembrar la
unión. Sólo Dios puede dar la
fuerza, pero tú puedes sostener
a uno que se está hundiendo.
Sólo Dios es el camino, pero tú
puedes indicárselo a los otros”
TEXTO:
"Después miré y había una muchedumbre inmensa,
que nadie podría contar, de toda nación, razas,
pueblos y lenguas, de pie delante del trono y el
Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con
palmas en sus manos. Y gritan con fuerte voz; "La
salvación es de nuestro Dios, que está sentado en
el trono, y del Cordero”. Y todos los Ángeles que
estaban en pie alrededor del trono de los
Ancianos y de los cuatro Vivientes, se postraron
delante del trono, rostro en tierra, y adoraron a
Dios diciendo: Amén, Alabanza, gloria, sabiduría,
acción de gracias, honor, poder y fuerza, a
nuestro Dios por los siglos de los siglos Amén.
Uno de los Ancianos tomó la palabra y me dijo:
"Esos que están vestidos con vestiduras blancas,
¿quiénes son y de dónde han venido?" Yo le
respondí: "Señor, tú lo sabrás”. Me respondió:
"Esos son los que vienen de la gran tribulación;
han lavado sus vestiduras y las han blanqueado
con la sangre del Cordero” (Ap. 7,9-14).
COMENTARIO:
La justicia, el cumplir la voluntad de
Dios, a menudo provoca elogios,
pero también rechazo y persecución.
Así, el discípulo corre la misma
suerte que Jesús (Mt 10,25).
La primera y última bienaventuranza
mencionan dos actitudes
fundamentales:
es necesario reconocer la propia
pobreza e insuficiencia, sin caer en
la pasividad; y
es necesario también sobreponerse a
los fracasos, a las contrariedades, a
las persecuciones para seguir
viviendo y anunciando el Evangelio
de Jesús.
OREMOS:
Esta tarde, señor, tengo miedo.
Tengo miedo porque sé
que tu Evangelio es terrible.
Es fácil, muy fácil predicarlo,
oírlo predicar.
Es todavía relativamente fácil
no escandalizarse de él.
Pero vivirlo...
¡Muy difícil!
Vivirlo
es
difícil...
¡Espíritu Santo, fortaléceme!
NUESTRAS INTENCIONES DE HOY:
Espíritu Consolador
Fortalece nuestra fragilidad
CADENA DE ORACIÓN:
Pincha aquí y escribe tus intenciones para rezar por ellas
[email protected]
CENTRO DE INICIATIVAS DE PASTORAL DE ESPIRITUALIDAD
Avda. Huelgas, 7 - 09001 Burgos –Tlfn. 947 26 42 67
www.cipecar.org
[email protected]
Descargar

DICHOSOS... LOS PERSEGUIDOS POR SER JUSTOS …