 Explicar las tres maneras en que el pecado es la
raíz de los problemas
 Dar ejemplos de problemas que resultan de
situaciones sobre las cuales no tenemos control
alguno
 Reconocer la importancia de tomar decisiones
personales con cuidado
 Discutir algunas razones del porqué Dios permite
que nosotros pasemos por pruebas y
tribulaciones
¿En qué sentido es el pecado de Adán y Eva una causa para
nuestros problemas?
¿Pasaríamos por problemas si Adán y Eva no hubiesen
pecado?
- Fueron creados perfectos en un mundo perfecto (Gn.2 y Ec.
7:9)
- Gozaban de perfecta comunión con Dios y no tenían
problemas
- Pero tenían libertad de elegir (libre albedrío)
Pero no estaban solos en el mundo. Satanás estaba allí antes
que ellos. La influencia maligna. El tentador.
- En Gn. 3 vemos como usó su influencia para tentar a
Adán y Eva a desobedecer a Dios.
- La desobediencia trajo maldición sobre la tierra.
- La tierra y la humanidad fueron dañadas por este
pecado.
- Este fue el principio del dolor, el sufrimiento,
penalidades y el arduo trabajo.
Juan 16:33
¿Qué problemas ha tenido luego de ser cristiano?
- El resultado del pecado
- El resultado de influencias externas
- El resultado de nuestras decisiones
- El resultado del interés de Dios por nosotros
Gn 3:16-19 registra la maldición que vino sobre la tierra por
causa del pecado.
¿Qué problemas pasa la gente debido a que el mundo está
afectado por el pecado?
¿Qué problemas ilustran los periódicos de hoy?
Las consecuencias: Envejecemos y morimos.
- La tierra se volvió imperfecta.
- Acontecen desastres, hambres, inundaciones, terremotos.
- Hay que luchar contra vientos y tormentas, contra animales
e insectos para proveer alimento.
Enfermedades mentales, retrasos, parálisis y otras
enfermedades en niños son muchas veces causa del
pecado.
Is. 53:6; 64:6; Pr. 20:9; 1ª Jn. 1:8 Todos los hombres
nacen con una naturaleza pecaminosa y son
culpables de pecado.
Junto a la capacidad de pecar, tenemos el poder de
escoger obedecer o no obedecer a Dios (Gn 4:7)
Muchas veces echamos la culpa al diablo por
nuestros problemas, pero la verdad es que todos
nuestros problemas son el resultado de nuestra
naturaleza pecaminosa.
Tenemos el poder para elegir obedecer a Dios o no.
Pecar es hacer una decisión personal y por lo tanto
somos responsables de nuestro pecado. (Ro. 5:12)
Juan 5.14 Jesús sanó a un hombre enfermo por
mucho tiempo y le dijo: “has sido sanado; no
peques más, para que no te venga alguna cosa
peor.”
En este caso, el pecado era la causa de la enfermedad.
- Abusar del cuerpo: Tomar drogas, fumar, comer en
-
-
exceso, la inmoralidad, acarrean serios problemas
físicos.
Al pecar desobedecemos a Dios y a su Palabra y
podríamos ocasionar muchos problemas: Hogares
abatidos, relaciones disueltas, dolor, sufrimiento,
enfermedad, la muerte (Ro. 6:23)
El modo de reaccionar ante los problemas puede
crear nuevos problemas: Actitudes malas, la queja.
Los problemas pueden vencernos y hacer que
perdamos la comunión con Dios (Sal. 51:11)
Adoptar una actitud positiva nos ayudará a tornar
nuestros problemas en victorias con el resultado de un
crecimiento espiritual.
¿Podemos vivir una vida perfecta y evitar todos los
problemas relacionados con el pecado?
Aunque tengamos victorias sobre el pecado, la vieja
naturaleza hará su papel y a veces le hará fracasar.
Sus debilidades le jugarán una mala pasada.
¡¡Pero lo maravilloso es que a pesar de que pequemos,
Dios aún nos ama y nos ayuda a buscar soluciones
siempre que le confesemos nuestros pecados y
pidamos su dirección.
El resultado de influencias externas
 Objetivo 4:
¿Qué tipo de problemas son el resultado de desastres
naturales o de acciones de otras personas?
Ro. 3:23 dice que “Todos hemos pecado y como
consecuencia el mundo entero está envuelto en
problemas de todo tipo”
La influencia de Satanás ha traído confusión, caos,
problemas, desesperación.
¿Son entonces nuestros problemas siempre el resultado
de nuestros pecados?
Muchos de los problemas que afrontamos son el
resultado de fuerzas completamente fuera de nuestro
control ¿Cuáles son algunas de estas fuerzas?
Desastres naturales
El hundimiento del Titanic.
Muchos creyentes perdieron a familiares en este
naufragio.
Problemas: pesar, dolor, sufrimiento, etc. No se pueden
atribuir al pecado de alguna persona en particular sino
a un desastre natural.
¿Has sido víctima de algún desastre natural?
- Inundación, terremoto, huracán, hambruna.
- Problemas familiares como la enfermedad, muerte,
trastornos mentales, dificultades financieras, etc.
Situaciones sobre las cuales no tenemos control alguno.
El origen de estos problemas: La maldición que vino a la
tierra como resultado del pecado de Adán y Eva.
Pero estos acontecimientos no fueron el resultado de
pecados individuales.
La Biblia dice que creyentes e incrédulos encontrarán
problemas por el hecho de vivir en un mundo
maldecido por el pecado
Acciones de otras personas
- En tiempos de crisis los negocios fracasan y muchas
personas pierden sus empleos. Esto puede sucedernos sin
tener culpa alguna.
- El jefe podría cambiarte a otro lugar de trabajo produciendo
problemas en toda tu familia.
- Algún conductor podría saltarse una señal y chocar con tu
auto causando daños y perjuicios.
- Un vecino puede interpretar mal algunas de tus actividades
y acusarte injustamente.
- Una nación enemiga puede declarar la guerra contra
nuestro país y nos llaman a la guerra.
- Ser víctima de un crimen.
Todos estos problemas son resultado de decisiones de otros y
están fuera de nuestro control.
El resultado de nuestras decisiones
¿Pueden cometer errores de juicio los creyentes que siguen la
guía del Espíritu Santo?
¿Cuáles pueden ser algunos errores de juicio?
“Si sólo hubiera conducido un poco más despacio, el accidente
no habría ocurrido.”
“Si hubiera tenido más cuidado, no me habría resbalado y
caído.”
“Si yo hubiera conocido todos los datos, habría hecho una
mejor elección.”
¿Se ha sorprendido usted alguna vez haciendo
declaraciones como éstas, después que hizo que le creó
un problema?
Conforme desarrollamos nuestras actividades debemos
tomar muchas decisiones.
Quedamos complacidos cuando algunas de ellas tienen
buenos resultados, pero otras pueden ser malas
decisiones y resultar en problemas.
No necesariamente tienen que ser pecaminosas, sino el
resultado del descuido, la ignorancia o prioridades
confusas.
No tenemos juicio perfecto y estamos sujetos a cometer
errores de vez en cuando.
Cuando el niño aprende a caminar, tropieza y cae
muchas veces en el proceso. Pero aprenderá a prevenir
las caídas hasta lograr el control necesario.
Aprendemos de nuestros errores a poner más atención y
ejercer mayor cuidado en las elecciones que hacemos.
Es parte de nuestro crecimiento y madurez.
Descargar

EL ORIGEN DE LOS PROBLEMAS