VIDA RELIGIOSA:
• El religioso es una persona que
responde al llamado de Dios:
• Por la consagración, el religioso /a
dedica toda su vida al servicio de
Dios.
•Esta consagración se realiza por
medio de los votos y la persona se
compromete a vivir como Cristo vivió :
• Casto: renuncia al matrimonio
para entregarse plenamente al
Reino, amando a Dios sobre todas
las cosas.
• Pobre: renuncia a los bienes
materiales y pone en común los
dones y retribuciones que recibe.
Obediente: Es una decisión de permitir a
Dios por medio de nuestros superiores en la
vida religiosa, determinar:
• dónde iremos?
• qué haremos?
• cómo usaremos nuestro tiempo, nuestros
talentos y cualidades para el servicio del
Evangelio y la Iglesia?
QUIENES SOMOS NOSOTROS
SOMOS AGUSTINOS,
• PORQUE DESEAMOS ENCARNAR
EL IDEAL Y LOS VALORES DEL
SABIO MÁS GRADE QUE HA
TENIDO LA IGLESIA:
SAN AGUSTÍN.
SOMOS RECOLETOS,
• BUSCAMOS UNA VIDA MAS AUSTERA Y
RECOGIDA
LOS AGUSTINOS RECOLETOS
SURGIMOS EN 1588, COMO UNA
REFORMA DENTRO DE LOS
AGUSTINOS
UN NUEVO ESPÍRITU, FRUTO DE LA
RENOVACIÓN DE LA IGLESIA, EN EL
SIGLO XVI, DA LUGAR A UNA NUEVA
FORMA DE VIDA.
ESTE SERÁ EL TÍTULO DE LA
PRIMERA REGLAMETACIÓN QUE
TUVO LA RECOLECCIÓN
AGUSTINIANA: “ LA FORMA DE VIVIR”
LOS FRAILES AGUSTINOS RECOLETOS
SOMOS PARTE DE UNA GRAN FAMILIA
RELIGIOSA, QUE DESDE 1588 VA
DONDE LA IGLESIA MÁS LA NECESITA
NUESTRA ESPIRITUALIDA CORRE EN
TRES DIRECCIONES:
• LA ORACIÓN:
• LA BÚSQUEDA DE DIOS EN UNO MISMO
LA INTERIORIDAD AGUSTINIANA
IMPLICA EL ESPÍRITU EN EL CORAZÓN
LA VERDAD SE ENCUENTRA DENTRO
DEL HOMBRE MISMO
• LA COMUNIDAD:
LA VIDA EN COMÚN ENTRE LOS
HERMANOS ES DON DIVINO,
Y SEÑAL DE LA PRESENCIA DEL
ESPÍRITU SANTO.
E
L
A
P
O
S
T
O
L
A
D
O
NUESTRO TRABAJO ES
MANIFESTACIÓN DE NUESTRA
CONSAGRACIÓN TOTAL A DIOS.
A EJEMPLO
DE SAN
AGUSTÍN,
BUSCAMOS
EL LUGAR Y EL MODO DE SER
ÚTILES AL SERVICIO DE DIOS Y DE
NUESTROS HERMANOS.
D
E
C
Á
L
O
G
O
DEL JOVEN
AGUSTINO
RECOLETO
1.
Tiene un corazón inquieto, que lo
invita a una búsqueda constante
de Dios, aún después de haberlo
encontrado.
2. Busca momentos de oración, personal
y comunitaria, para dialogar con Dios,
nuestro amigo.
3. Es fiel al llamado que Dios le hace,
poniendo sus dones al servicio de los
demás.
4. Vive los
valores del
Reino que
Jesús le
propone
para su vida,
caminando
de la mano
de Agustín,
en nuestra
gran familia,
la Iglesia.
5. Posee una profunda vida interior, para
encontrarse allí consigo mismo y con
Dios.
6. Fundamenta su amistad en Jesús, y la
vive con tal compromiso, confianza y
sinceridad, que en el amigo encuentra
la mitad de su alma.
7. Participa de los sacramentos con alegría,
sobre todo en la Eucaristía, viviéndola
como un verdadero encuentro
comunitario con el Señor.
8. Ilumina su vida diariamente,
alimentándose con la lectura de la
Palabra de Dios.
9. Siente la necesidad de formarse
constantemente y de conocer a Jesús,
compartiendo con los demás en
comunidad.
10. Enfrenta la vida con esperanza,
contagiando a los que no la tienen.
AGUSTINOS RECOLETOS
MÉXICO