Queremos seguir a Jesús
La Liturgia invita a los seguidores del Señor
a descubrir la "locura de la CRUZ" .
Y presenta dos ejemplos: JEREMÍAS y PEDRO.
En la 1ª Lectura, JEREMÍAS describe su experiencia
de Cruz. "Seducido" por el Señor, puso toda
su vida al servicio de Dios. En ese camino conoció
el sufrimiento, la soledad, la persecución. (Jr 20,7-9)
Tuvo la tentación
de dejarlo todo,
mas no desistió:
“¡Sentí dentro de mi
un fuego ardiente
que me penetraba!..."
* Es el grito humano
de un corazón dolorido,
marcado por la
incomprensión y por el
aparente fracaso
en la Misión...
Ante el sufrimiento se
desanima, pero luego
se reanima, movido por
una gran pasión por
Dios.
Es la experiencia de todos los que acogen la Palabra del Señor
y viven en coherencia con los valores de Dios
En la 2ª Lectura, Pablo invita a los cristianos a ofrecer la
propia vida a Dios. Ese es el verdadero culto que agrada a Dios.
(Rm 12,1-2)
En el Evangelio, Jesús anuncia
a los discípulos su Pasión y Cruz
y avisa que el camino de los
discípulos es semejante.
(Mt 16,21-27)
- PEDRO no está de acuerdo y
comienza a "reprenderlo".
- Jesús rechaza enérgicamente
las insinuaciones de Pedro y dice:
“Quítate de mi vista, Satanás...
tú piensas como los hombres, no
como Dios...”
Y añade: “Si alguien quiere
seguirme, que se niegue a sí mismo
y cargue con su CRUZ y me siga".
* Nosotros tenemos facilidad
en aceptar la Cruz de Jesús,
mas tenemos dificultad,
incluso con fe, para aceptar
nuestra cruz en nuestro día a día.
+ La Experiencia de los CATEQUISTAS
Como Jeremías y Pedro, ellos se dejan "seducir" por Dios
y aceptan cumplir esa gran misión.
Son inevitables las dificultades, los sufrimientos y las persecuciones.
A pesar de eso, al final están convencidos que vale la pena.
En el DÍA DEL CATEQUISTA,
se puede profundizar en
un tema muy actual:
- ¿Cómo deben ser
los CATEQUISTAS PARA
LOS NUEVOS TIEMPOS?
El gran desafío es conseguir
llegar hasta el corazón de
los niños y de los jóvenes
del mundo actual, que no
dicen ya amén a todo.
+ UNA NUEVA CATEQUESIS
En los últimos años, la
Iglesia está "buscando"
nuevos rumbos y nuevos
métodos... para responder a
los desafíos del mundo
presente.
CATEQUESIS
Y FAMILIA
Evangelizando
a la Familia
No puede ser una "escuela"
para recibir el diploma de
un Sacramento.
No se puede reducir al
estudio de un "libro",
sino un proceso sistemático
y progresivo de la fe y de la
vida cristiana.
“El cristianismo consiste
en reconocer a la persona
de Jesucristo y vivirlo".
Para eso, “es indispensable
el conocimiento profundo
de la Palabra de Dios".
(DA 244 e 247).
Debe ser un Camino
para el Discipulado,
en la formación de la Fe
cristiana en la Familia y
en la Comunidad eclesial.
+ De ahí la importancia de la FORMACIÓN de los catequistas.
Es necesaria una mayor atención a la formación de catequistas, tanto
de la parroquia en ofrecer medios actualizados y locales adecuados,
como de los catequistas en buscar métodos nuevos y más eficientes de
catequizar. Debe ser un proceso progresivo y permanente de formación.
+ Y la INCULTURACIÓN debe estar presente en la Catequesis,
descubriendo el modo de pensar y actuar del catequizando de hoy.
Es la puerta de entrada para un comienzo de diálogo...
+ La presencia de la FAMILIA en la Catequesis es fundamental.
Se ha hablado mucho de la catequesis familiar... Sería el ideal...
Mas ¿cómo quedarían los niños que no tienen familia?
Y los que la tienen, ¿estaría todas dispuestas o en condiciones para
ese trabajo?
Los catequistas no deben sustituir a los padres, solo
complementarlos. La catequesis, sin el apoyo de los padres, queda
profundamente perjudicada...
La mejor lección de catequesis es la dada con alegría y entusiasmo,
con que los padres viven los valores de la fe y las enseñanzas de
Cristo y la profunda experiencia de Dios de los catequistas.
+ La COMUNIDAD debe ser un lugar privilegiado de esa experiencia,
sobre todo en la Celebración Dominical de la Eucaristía.
+ Catequistas, os dais cuenta de
lo importantes que sois en un
mundo angustiado, incluso
hasta los niños.
Debéis ser una señal de
salvación, de que es algo
acogedor.
La Salvación no es un código de
leyes, sino un acto de amor de
Dios, que abraza a las personas.
Y el catequista debe tener
esa cara de salvación.
El mundo lo necesita y el
catequista es una persona
fantástica, ya que hace esa cosa
rara en el mundo de hoy: hace
un servicio "gratuito".
No es gratuito solo porque
no cobra por su trabajo,
sino porque le GUSTA darse.
Debe ser feliz por ser lo que es, y ayudar a la misma Iglesia
a percibir cómo ella también tiene que ser así.
Catequistas, gracias, porque vosotros también os dejasteis
"SEDUCIR" por el Señor...
El Autor sagrado os asegura:
"Felices los pies que caminan para anunciar la buena nueva".
P. Antôoio Geraldo Dalla Costa CS - 31.08.2014
MI DOMINGO
Con la Palabra de Dios
Meditada por: Pe.
Antônio Geraldo Dalla Costa CS
Ilustración: Nelso
Geraldo Ferronatto
Traducción: José
Luis Uranga, CMF
Música: Tu me cativaste
Ivo Fachini
Canções para orar 2
Paulina COMEP
Hoy:
sábado, 3 de outubro de 2015 as 02:50:43
Você está convidado a visitar nosso site ou youtube
e desfrutar de outras mensagens como estas
Acesse o Endereço: http://www.buscandonovasaguas.com
https://www.youtube.com/user/MeuDomingo/videos
Descargar

Diapositiva 1 - Buscando Novas Aguas