Reflexiones
del
Atardecer
llegando a cierta edad,
se pone uno a pensar
que…
“Contemplación
es la capacidad,
mejor dicho, el
don de
descubrir a Dios
en todo y en
todos.”
(por Aureliano Brambila de la Mora, Hermano Marista)
“La oración es más
escuchar que hablar.
Cuando hablamos,
nuestra religión puede
ser sólo ilusión.
Cuando escuchamos
estamos obligados a
convertirnos. La
oración es más cuestión
de oídos que de
lengua.”
(por Aureliano Brambila de la Mora, Hermano Marista)
“La oración es
necesaria para
nuestra afectividad,
no sólo porque nos
atrae gracias, sino
sobre todo porque
nos permite la
intimidad. Un
diálogo yo-tú, en
profundidad.”
(por Aureliano Brambila de la Mora, Hermano Marista)
“La oración
mantiene
viva en
nosotros la
conciencia
de deuda.”
(por Aureliano Brambila de la Mora, Hermano Marista)
“La piedad
popular es la
expresión de la
sed de Dios que
tiene el fondo
del alma
humana.”
(por Aureliano Brambila de la Mora, Hermano Marista)
“¿Puede una
oración cristiana
no ser encarnada?
Ciertamente no, en
la medida en que es
verdaderamente
cristiana.”
(por Aureliano Brambila de la Mora, Hermano Marista)
“Los músculos
sólo se
desarrollan ante
el esfuerzo. La
personalidad no
se robustece sino
ante las
dificultades.”
(por Aureliano Brambila de la Mora, Hermano Marista)
“Mi Padre
Dios no me
compara con
nadie. Para él
yo soy único,
irrepetible”
(por Aureliano Brambila de la Mora, Hermano Marista)
“Amigo mío, lo
que pienses o
digas de mí no
me inmuta, pues
en nada puede
eso alterar lo que
Dios piensa de
mí.”
(por Aureliano Brambila de la Mora, Hermano Marista)
“El amor a los
pobres es una
consecuencia
irrecusable del
amor a Dios,
no su
sustituto.”
(por Aureliano Brambila de la Mora, Hermano Marista)
El correr de los años sólo me da vejez,
pero el reflexionar sobre ese paso…
Descargar

Pedazos de Amistad