FÁBULA 1:
EL BURRO Y LA MOSCA
En una ocasión un burro estaba pastando tranquilamente en
el prado, cuando de repente una mosca empieza a molestar
alrededor de él.
El burro utiliza su largo pene para intentar
espantarla, pero la mosca sigue molestando hasta
que se coloca en la punta de su nariz. El burro
aprovecha, y de un lengüetazo atrapa a la molesta
mosca.
“MORALEJA:
Lo que no puedas acabar con el pene, termínalo con la
lengua”
FABULA 2:
EL PAJARITO Y LA CUCARACHA
Había una vez una cucaracha que iba por el bosque, cuando
empieza a llover a cantaros.
Busca refugio y encuentra un árbol hueco, pero dentro había un
pajarito, así que le dice: ¡Pajarito, Pajarito! ¡déjame entrar en el
árbol que me estoy mojando!', y responde el Pajarito:
¡No te dejo, no hay espacio para los dos!
La cucaracha vuelve a insistir:
¡Por favor Pajarito!, ¡que voy a pescar una neumonía!
Y el Pajarito: ¡Te he dicho que no!
Llovía cada vez más, y la cucaracha estaba ya chorreando:
¡Por favor Pajarito, que tengo mucho frío! insistía la pobre
cucarachita. No te lo repito más: ¡si digo que no, es que no!
afirma el Pajarito.
“MORALEJA:
Cuanto más se moja la cucaracha, más duro se pone el pajarito”
FÁBULA 3:
LA RANITA Y EL TREN
Una vez una ranita paseaba por una vía para trenes,
y estaba tan contenta saltando de un riel al otro que no
vio que un tren se aproximaba a gran velocidad.
Lo vio pero fue demasiado tarde: ¡el tren le cortó la colita!
La ranita miró para atrás y gritó:
¡mi rabito! ¿dónde está mi rabito?', miró en los rieles, ahí
estaba su colita, y pensó ¡nooo! cómo voy a dejar mi
traserito ahí botado en las vías del tren! no puedo dejarlo
ahí! ¡ahora mismo voy y lo recojo!
Dicho y hecho, la ranita saltó de nuevo a los rieles a
rescatar su colita, y cuando la estaba recogiendo vino
otro tren y ¡ZAS le cortó la cabeza!
“MORALEJA: Nunca pierdas la cabeza por un culito”
Descargar

Diapositiva 1