I. Como Cristo esta viendo a la novia: Es el
modelo de como debemos ver a la mujer.
Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su
estima sobrepasa largamente a la de las piedras
preciosas. Proverbios 31:10
¿Quién podría ver el verdadero valor de su
esposa? Cristo puede, porque puede ver a su
novia en la forma más inmadura, con manchas y
arrugas.
Hay una mujer tan valiosa en la tierra hoy en día,
y su nombre es, la novia de Cristo. En muchas
ocasiones criticamos al cuerpo de Cristo porque lo
vemos por medio de ojos naturales. Ella es débil y
con mucha inmadurez, pero de todos modos, el
valor que tiene su novia esta basado en como Él la
esta viendo.
Cristo aprecia mucho a Su novia por lo tanto,
hará todo lo posible para limpiarla y sacudirla de
lo que le estorbe para Su gloria. El ve el poder
que hay en el aprecio de ella, mientras que la
transforma para que sea una pareja mas intima y
adecuada por su novio.
Maridos, amad a vuestras mujeres, así como
Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por
ella, 26Para santificarla, habiéndola purificado en
el lavamiento del agua por la palabra, 27A fin de
presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que
no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante,
sino que fuese santa y sin mancha. 28Así también
los maridos deben amar a sus mujeres como a sus
mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí
mismo se ama. 29Porque nadie aborreció jamás a
su propia carne, sino que la sustenta y la cuida,
como también Cristo a la iglesia. Efesios 5:25-29
Uno de los temas principales del libro de
Cantares es el aprecio y cariño que tiene Cristo
por la novia. El Señor nos nombre conforme las
virtudes que El esta viendo en nuestro corazón.
(Cantares 4:1-5 y Jueces 6:12) El Señor esta
fijándose en el clamor de nuestro espíritu para
dedicarnos a El mucho más antes que podremos
andar así maduramente.
(Como está escrito: Te he puesto por padre de muchas
gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida
a los muertos, y llama las cosas que no son, como si
fuesen. 18El creyó en esperanza contra esperanza,
para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a
lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. 19Y
no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que
estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la
esterilidad de la matriz de Sara. 20Tampoco dudó, por
incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se
fortaleció en fe, dando gloria a Dios. 21Plenamente
convencido de que era también poderoso para hacer
todo lo que había prometido; 22por lo cual también
su fe le fue contada por justicia. Romanos 4:17-22
Dios quiere que el esposo piense así de su
esposa. Es importante que nos preguntemos
como estamos viendo a nuestra esposa
individualmente y ver la verdad de como es ella.
Pídele a Dios que te muestre como estas viendo
a tu esposa. Es tu responsabilidad llamar a tu
esposa como Cristo la ve.
Ella debe escuchar la voz de Dios afirmándose a
través de su esposo. Los hombres tienen la
misma responsabilidad para con sus hijos,
amigos y compañeros de trabajo. Nos
equivocamos cuando limitamos a la gente
conforme a sus debilidades carnales.
De manera que nosotros de aquí en adelante a
nadie conocemos según la carne; y aun si a
Cristo conocimos según la carne, ya no lo
conocemos así. 17De modo que si alguno está
en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas
pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
2 Corintios 5:16-17
La naturaleza humana es tanta, que quiere
acusar a los demás por sus fallas y faltas, sin ver
o prestar atención a uno mismo. Esta es la
naturaleza de satanás.
Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía:
Ahora ha venido la salvación, el poder, y el
reino de nuestro Dios, y la autoridad de su
Cristo; porque ha sido lanzado fuera el
acusador de nuestros hermanos, el que los
acusaba delante de nuestro Dios día y noche.
Apocalipsis 12:10
Honramos a los que amamos cuando ganamos
revelación de como son delante de Dios. Cuando
los entendemos conforme a sus pasiones y
llamamientos celestiales, tenemos menos
conflictos con ellos naturalmente.
II. Ganando Entendimiento, Dando Honor: El
Poder Que Hay En La Oración
Vosotros, maridos, igualmente, vivid con
ellas sabiamente, dando honor a la mujer
como a vaso más frágil, y como a
coherederas de la gracia de la vida, para que
vuestras oraciones no tengan estorbo.
1 Pedro 3:7
Cristo quiere que el marido entienda el corazón y
el destino de su esposa. Requiere tiempo y
mucho enfoque. Esto sucederá en tiempos
íntimos con Dios, no viene naturalmente.
Dando la honra a su esposa es algo que tenemos
que aplicar diario. Honrándola causara que el
huerto del corazón produzca cariño y compasión.
Cuando detenemos la honra, entonces el huerto
se muere como una flor en el desierto.
Nuestra familia llegaría solamente al nivel en que
la honramos. Para honrar a la familia, todo inicia
con la cultivación de la relación de parte del
marido con la esposa, luego se pasa a los demás.
Una meta principal de cada marido seria honrar y
coronar a su esposa.
Cuando el marido la honra entonces recibe
honra y obediencia de parte de sus hijos y no
tiene que gritar ni levantar la voz a ellos. Los
niños honraran a su mamá al nivel que el padre
la honre. Los niños que aprendan a honrar,
criarán a sus hijos de la misma manera.
Los diáconos sean maridos de una sola mujer, y
que gobiernen bien sus hijos y sus casas.
1 Timoteo 3:12
El hombre tiene que guiar a su esposa con un
enfoque que honra a Dios. El llamado del
hombre es ser un líder para su familia,
honrándola siendo responsable de tomar la
iniciativa en humildad y resolviendo problemas
que hay en la familia. Debe ser el primero en
humillarse a si mismo y tomar la
responsabilidad de ver a su familia sana.
III. Creado el ambiente para que salga la Mujer
virtuosa. La mujer virtuosa no sale de la
nada. Hay una tierra buena de donde debe
salir y ser nutrida.
Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo
por venir. 28Se levantan sus hijos y la llaman
bienaventurada; Y su marido también la alaba.
Proverbios 31:25 y 28
Habla de la mujer que hace cosas honrosas. Las
personas viven más honrosamente cuando son
honradas. Esta vestida de honra cuando por
medio de su marido recibe honra. (v.28)
Porque el marido es la cabeza de la familia, y se
requiere de parte de la cabeza una dedicación
para honrar a su esposa y apreciarla como
Cristo aprecia a la iglesia. Si usted no ha estado
honrándola como debía hacerlo, Dios hoy le da
una oportunidad nueva para hacerlo.
Descargar

El Valor de Una Mujer