Esta presentación es solo para su recreación, en mi interés de llevar un mensaje de paz,
amor y alegría a través de la música y los fotomontajes que creo.
NO debe utilizarse comercialmente,
así como tampoco debería ser alterado o modificado. Gracias, Sylvette
Trato de dar el debido crédito a autor/es cuando los puedo identificar. También dar créditos por las imágenes que utilizó
para hacer los fotomontajes. Cualquier omisión es sin intención, agradezco cualquier aportación o aclaración al respecto.
DISCLAIMER:
In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, any
copyrighted work in this message is distributed under
fair use without profit or payment for non-profit
research and educational or criticism purposes only.
http://www.law.cornell.edu/uscode/17/107.shtml
**Se preparan presentaciones personales.
Para información favor escribirme a mi
correo electrónico.
*NO COPYRIGHT INFRINGEMENT DONE HERE*
[email protected]
Website: www.sylvetterivera.com
Presiona para comenzar
Promenade - Final Fantasy
Las personas son regalos que la vida
me ha dado y como todos los regalos
llegan envueltas.
Algunas vienen envueltas en forma muy bella,
otras de una manera menos atractiva
y otras cerradas con gran rigidez.
Algunas llegan
maltratadas
pero otras llegan como
"Entrega Especial"
Pero la envoltura no es el regalo
y es importante darse cuenta de esto,
ya que es muy fácil equivocarse
y juzgar el contenido por el estuche.
A veces el regalo se
abre con facilidad;
otras veces se
necesita la ayuda de
otras personas.
Tal vez porque tienen miedo,
quizá antes fueron heridas
y no quieren ser lastimadas de nuevo.
Pudo ser que alguna
vez se abrieron
y fueron desechadas.
Quizá ahora se sienten más
bien como "cosas"
que como seres humanos.
Yo soy una persona
y como todas las
demás personas
también soy un regalo.
Poseo una bondad
que es sólo mía y sin embargo
algunas veces tengo miedo
de mirar dentro de mi envoltura.
Tal vez temo decepcionarme,
quizá no confío en lo que llevo dentro
o puede ser que en realidad nunca
he aceptado el regalo que soy.
Cada encuentro y
comunicación
entre personas es un
intercambio de regalos.
Mi regalo soy yo,
tú eres tu regalo.
Somos obsequios de
Dios, unos para otros.
Es difícil pensar que aquel
que me ha lastimado
es también un regalo de Dios.
Pero si vemos la ofensa como una envoltura
maltratada y no nos quedamos con ella
seguramente encontraremos un hermoso regalo,
pues de cada suceso Dios nos tiene una enseñanza
para crecer en su amor y en nuestra fe.
Nosotros mismos podemos
tener una envoltura
maltratada por el tiempo
o las circunstancias,
pero lo que llevamos dentro
siempre será hermoso
pues quien lo puso
ahí es nuestro Creador.
Sólo tenemos
que ver hacia
adentro y estar
listos para darnos.
"Descubre en tu interior todos los dones con
los que El Señor te conformó y sé el digno
regalo para los que te necesitamos.
Fin
Descargar

Diapositiva 1