Antíoco IV, emperador sirio,
en el siglo II a.C.,se
consideraba a sí mismo
la encarnación de Zeus.
Por eso
se llamaba
a sí mismo “Epífanes”,
manifestación de Dios
Y exigía bajo pena de muerte
que todos adorasen
como divino a su poder,
cruel y absoluto
Diseño:
JL Caravias sj.
Siete jóvenes hermanos en unión con su
madre se opusieron a adorar a este
monstruo
Por eso
opresor.
los torturó
a todos
hasta
morir
“Él les devolverá en
su misericordia el aliento
y la vida, que ustedes
desprecian ahora
por su amor”
“Recibe la muerte
para que vuelva yo
a encontrarte con tus
hermanos en el
tiempo de la
misericordia”.
El Rey del
mundo nos
resucitará...
De Dios
espero
recobrar mis
miembros.
Mensaje:
No adorar
como
divino
a ningún
poder
absoluto.
El Imperio Romano masacró a los
cristianos por “ateos”,
por
no
aceptar
la
divinidad
de
los
poderosos
A lo largo de
la historia
muchísimos
jóvenes
han dado
heroicamente
su vida
en defensa
de su patria
y su fe.
Con su vida
se han opuesto
a las dictaduras
Pero su
sangre
no fue
derramada
en vano
a
a
Jesús venció al desprecio a la tortura y a la muerte
Descargar

Diapositiva 1