Tal vez Dios
quiera que conozcamos
algunas personas
equivocadas antes de
encontrar la persona
correcta, para que
sepamos
agradecer por
la bendición de
encontrarla.
Cuando la puerta de
la felicidad se cierra,
otra puerta se abre.
Sin embargo,
estamos
tan consternados por
aquella puerta
cerrada que
no somos capaces de
ver el nuevo camino
que se abrió.
El mejor amigo es aquel
con quien nos
sentamos por largas
horas, sin decir
palabra, y al
dejarlo, tenemos la
impresión de que fué la
mejor conversación que
hemos tenido.
Al darle a alguien todo nuestro amor nunca tenemos
la certeza de que seremos correspondidos.
No ames esperando algo a cambio, espera para que
este sentimento crezca en el corazón de aquel al que
tu amas.
Y si esto no ocurre, se feliz porque este
sentimento está creciendo en tu corazón.
En cuestión de segundos nos
apacionamos por alguien, pero llevamos una
vida entera para olvidar a alguien especial.
No busques buenas apariencias, ellas
pueden cambiar.
Sólo necesitamos una sonrisa
para transformar un mal día.
Encuentra aquella persona que haga sonreir
tu corazón.
Hay momentos en la vida en que
sentimos tanto la falta de alguien que
lo que más queremos es sacar
esa persona de nuestros sueños
y abrazarla.
Sueña con aquello que quieras, vé para donde quieras ir,
sé lo que quieras ser, porque tienes solamente una vida y
en ella, sólo tenemos una
chance de hacer aquello que queremos.
Ten bastante
felicidad
para hacer dulce
tu vida,
dificultades para
hacerla fuerte,
tristeza para
hacerla humana
y suficiente
esperanza para
hacerla feliz.
Las personas más felices
no son las que más tienen
sino las que
menos necesitan.
Ellas saben hacer lo mejor
en las oportunidades que
aparecen en sus
caminos.
La felicidad
llega para los que
lloran, para los
que se golpean,
para los que buscan e
intentan siempre y para
los que reconocen la
importancia de las
personas que pasan por
sus vidas.
El futuro más
brillante se
basa en un pasado
olvidado;
Sólo tendrás éxito en
la vida cuando
olvides los errores y
las decepciones del
pasado.
Cuando naciste,
estabas llorando y todas las
personas a tu alrededor estaban
sonriendo.
Vive de tal modo que, al morir, tu
seas el que sonrie mientras a tu
alrededor lloren tu partida.
Y lo más importante,
vive en la presencia de Dios
Aprovecha tu tiempo ahora
para conhecerlo y aprender
quien es Él, y
quien quiere Él que tú seas
mientras estés aquí.
Envía este mensaje para todos tu amigos,
para todos los que significan algo para tí
y que te hacen sonreir cuando lo necesitas.
Si no lo mandas, no te preocupes.
Nada te ocurrirá.
Solamente habrás perdido una oportunidad
de alegrarle el día a alguien.!
Descargar

Make my day - LaVega.com