¿Existió Troya realmente?
Schliemann y la historia del
descubrimiento de Troya
Troya
• Todos sabemos ya que la acción de la Ilíada transcurre en la ciudad
de Troya.
• Troya estaba situada en Asia Menor (en la actual costa de Turquía)
¿Cómo era Troya?
• Según la descripción de Homero en la Ilíada, Troya era
una ciudad amurallada situada cerca de la costa.
• Siguiendo las referencias a la ciudad en la Ilíada, se
han hecho reconstrucciones virtuales de cómo pudo ser
esa ciudad:
Schliemann
• Heinrich Schliemann, el protagonista de la
película “El tesoro de Troya”, se
imaginaba esta ciudad mientras leía la
Ilíada de Homero
• Veamos ahora quién fue Schliemann y
qué es lo que logró
Schliemann
• Nacido el 6 de enero
de 1822 en Alemania
• Su padre le regaló la
Ilíada cuando era
muy pequeño, y él
quedó fascinado con
la historia de la
guerra entre griegos y
troyanos
Resumen de su vida
• Deja los estudios a los 14 años y
comienza a trabajar en un almacén
• Tras muchas dificultades y viajes por todo
el mundo, abre un negocio de reventa de
polvo de oro en 1851, con el que se hace
rico
• Al final de la decáda de los 50 se
establece en California, donde se hace
banquero e incrementa su fortuna.
Su visita a Pompeya
• En 1866 se establece en París, donde comienza a estudiar
Ciencias de la Antigüedad
• En esa época visita Pompeya, la ciudad romana que como
recordaréis, sepultó el Vesubio en el año 69 a.c.
• La visión de Pompeya le impresiona
muchísimo y le hace recordar sus lecturas
de la Ilíada.
• Es entonces cuando empieza a preguntarse si Troya
existió realmente.
Su primer viaje a Grecia
• En 1868 visita Grecia por primera vez.
• Allí conoce a Sofía Engastromenos, una
chica de 16 años con la que un amigo
suyo que vivía en Atenas le había
concertado matrimonio.
• Los requisitos que Schliemann había
puesto eran que fuera hermosa, que le
gustara la poesía de Homero y que
necesitara dinero.
Su relación con Sofía
• En el primer encuentro, Schliemann le hizo tres
preguntas:
• Si le gustaba viajar
• Si conocía la fecha en que el emperador
Adriano visitó Atenas
• Si podía recitar de memoria algún pasaje de
Homero.
• Sofía contestó las tres preguntas y, a su pesar,
quedó comprometida con el hombre al que
acabab de conocer.
El proyecto de Schliemann
• Se dice que lo
primero que
Schliemann
intentó fue
descubrir el
palacio de
Odiseo en Ítaca
El proyecto de Schliemann
• Pero sin duda lo que constituiría el proyecto de
su vida sería la excavación en la zona de
Hisarlik, en Turquía, un proyecto que años antes
había comenzado el inglés Frank Calvert y que
tuvo que abandonar por falta de dinero.
• Schliemann estaba convencido de que la Troya
de Homero había existido en realidad y, a pesar
de tener en contra a toda la comunidad
científica de la época, que lo calificaban de loco,
Schliemann comenzó las excavaciones.
Las excavaciones de Hisarlik
• En septiembre de 1871, 80 trabajadores
comienzan a excavar en Hisarlik guiados por un
hombre que confiaba ciegamente en las
palabras del poeta Homero para poder
encontrar la ciudad.
El descubrimiento del siglo
• Tras numerosos
problemas con las
autoridades griegas, y
después de desentaerrar
restos de otras ciudades
superpuestas, tras
desenterrar restos de
varias ciudades, aparece
una rodeada de muros
calcinados, y luego, el
llamado tesoro de
Príamo, el 14 de julio de
1873.
El tesoro de Príamo
• Pero estas piezas no tenían
nada que ver con el rey de
Troya. La enorme cantidad de
objetos preciosos (más de
10.000 piezas de oro) había
sido escondida unos 1.000
años antes de la historia
narradas por Homero.
• Pero Schliemann nunca lo
sabría, como no se daría
nunca cuenta de que su Troya
homérica no era la II ciudad,
sino la VII, apenas rozada por
él al inicio de las
excavaciones.
Principales estratos de Troya
¿Qué pasó con las joyas?
• Se cuentan muchas
historias acerca de
las valiosas joyas que
Schliemann y su
mujer encontraron.
• Entre otras, que
quisieron esconder
esas joyas para
quedárselas
Ésta es Sofía Engastromenos con las
“joyas de Helena de Troya”
La historia real
La llamada máscara de Agamenón
se puede ver en el Museo
Arqueológico Nacional de Atenas.
• La verdadera historia de las
joyas es la siguiente:
• Las autoridades turcas querían
evitar a toda costa que
Schliemann las sacara del
país.
• Schliemann y su esposa
trazaron un plan y
consiguieron llevárselas a
Grecia sin ser vistos.
• Turquía, al enterarse, puso
una multa a Schliemann. Junto
con el importe de la multa
devolvió algunas joyas del
tesoro.
Lo que pasó después
• El resto del tesoro, que eran la gran mayoría de
piezas, lo conservó Schliemann hasta el final de
su vida.
• Lo donó a Alemania, donde las piezas,
seleccionadas como las más valiosas se
guardaron en los sótanos del Museo de Berlín.
• Pero en la II Guerra Mundial estas joyas
desaparecieron y no se supo nada de ellas
hasta 50 años después.
• ¿Dónde estaban?
…estaban en Rusia
• Estas joyas fueron
trasladadas por Stalin en
secreto de Berlín a
Moscú nada más acabar
la II Guerra Mundial
• Falta saber ahora quién
se quedará con las joyas:
Rusia, Alemania o
Turquía, que lleva años
solicitándolas.
El primer arqueólogo moderno
A pesar de que usó
unos métodos muy
poco ortodoxos,
Schliemann ha
pasado a la historia
como “el primer
arqueólogo en
sentido moderno” y
sus detractores
tuvieron que rendirse
ante la evidencia.
Las excavaciones continúan
• El arqueólogo Wilhelm Dorpfeld siguió excavando en
Troya después de Schliemann.
• Fue él quien descubrió que la Troya de Homero
corresponde al nivel VI
• En la actualidad, un nuevo equipo de arqueólogos
alemanes está aún trabajando allí desde 1988.
Descargar

Schliemann y Troya