El verdadero amor
EXPOSICIÓN
Cuando alguien te quiere de verdad es lento para perder
la paciencia contigo.
Toma las circunstancias de tu vida y las usa de una forma
constructiva para tu crecimiento.
Está de parte tuya; quiere verte madurar y desarrollarte
en el amor.
Cuando alguien te quiere de verdad es lento para perder la paciencia
contigo.
Toma las circunstancias de tu vida y las usa de una forma constructi
para tu crecimiento.
Está de parte tuya; quiere verte madurar y desarrollarte en el amor.
Le duele profundamente cuando pierdes el camino, pero te orienta
a seguir la senda correcta.
Sigue confiando en ti cuando a veces tú ni siquiera confías en ti
mismo.
Trabaja pacientemente contigo porque te ama y corrige de tal
manera que cuesta entender la profundidad del cuidado que tiene
por ti.
Nunca te abandona aunque muchos de tus amigos lo hagan.
Se queda a tu lado cuando llegas al fondo de la desesperación y
no te juzga sino que te ve con total justicia, hermosura y amor.
Se queda a tu lado cuando llegas al fondo de la desesperación y
no te juzga sino que te ve con total justicia, hermosura y amor.
ANÁLISIS
INTERIORIZACIÓN
¿Qué sería si no hubiera gente a la que querer, y sin la
esperanza de ser amados?
¿Qué sería de nosotros si no pudiéramos llamarnos
amigos, si no hubiera alguien a quien echar de menos a
veces?
 Ser amigo de alguien es el mejor regalo que
podemos dar y recibir
Oración de agradeciendo a Dios por el curso que termina
Señor, te damos gracias por el curso que concluye.
Gracias por los amigos y amigas con quienes hemos pasado
tantos trabajos, dificultades en tantos días.
Gracias por la amistad que ha brotado de los trabajos
compartidos, de las esperanzas, proyectos compartidos, juegos y
alegrías.
Gracias porque no he caminado solo.
Gracias porque he sentido el afecto de amigos, amigas y de mi
familia.
Gracias por los libros que he leído, por los profesores que me
han ayudado, por los trabajos que he hecho, por los esfuerzos
que me han enseñado la importancia del trabajo.
Gracias porque Tú me has acompañado
para enseñarme el camino que conduce al bien,
a la búsqueda del bien común y a la bondad.
Señor, hoy te pido que las cosas buenas
que hemos aprendido a lo largo de este curso
permanezcan siempre en todos nosotros.
¡Feliz verano! Que seas
repartidor de alegría allí por
donde vayas.
Descargar

Diapositiva 1