En un articulo muy interesante, de Paulo
Angelim, que es arquitecto, posgraduado en
marketing, decía más o menos lo siguiente …
Estamos acostumbrados a escuchar la palabra
muerte solo como la ausencia de vida y eso es un
error
existen otros tipos de muerte
y precisamos morir todos los días
la muerte es solo nada más algo pasajero, una
transformación.
No existe planta sin la muerte de la semilla, no
existe el embrión sin la muerte del óvulo
y del esperma, no existe mariposa
sin la muerte de la oruga, eso es obvio
la muerte no es más que el punto de partida para el
inicio de algo nuevo
la frontera
entre el pasado y el futuro.
Sí quieres ser buena universitaria, mata dentro de tí
a la adolescente que creé que tiene todo el tiempo
por delante.
¿Quieres ser una buena profesional?
entonces mata dentro de tí a la universitaria
descomprometida que piensa que la vida se resume
en estudiar solo lo suficiente para hacer los
exámenes.
¿Quieres tener unas buenas relaciones?
entonces mata dentro de tí a la mujer insegura,
celosa, amargada, exigente, inmadura, egoísta e
individualista que piensa que puede hacer planes
sola, sin tener que dividir espacios, proyectos y
tiempo con alguien más.
¿Quieres tener buenas amistades?
entonces mata dentro de tí a la persona insatisfecha
y descomprometida, que solo piensa en sí misma.
mata la voluntad de manipular a las personas de
acuerdo a tú conveniencia. Respeta a tus amigos,
colegas de trabajo y vecinos.
En fin todo proceso de evolución exige que
matemos al nuestro “yo" pasado, inferior.
¿Y cual es el riesgo de no actuar así?
el riesgo está en intentar ser dos personas al mismo
tiempo, perdiendo la identidad, comprometiendo tú
productividad y, finalmente perjudicando tú éxito.
Muchas personas no evolucionan porque se
quedan atoradas en lo que eran, no se
proyectan para lo que serán o desean ser
ellas quieren una nueva etapa, sin cambiar la
forma en como piensan o actúan
acaban transformándose en proyectos
inacabados, híbridos, adultos infantilizados
podemos aún actuar, a veces, como cachorros,
de tal forma que nos mantenemos con las
virtudes de un niño que también son
necesarias en los años de adultos, como:
jugueteos, sonrisas fáciles, vitalidad,
creatividad, tolerancia, etc.
Más, sí quisiéramos ser adultos, debemos
necesariamente matar algunas actitudes
infantiles, para pasar a actuar como adultos
querer ser alguien (líder, profesional, padre o
madre, ciudadano o ciudadana, amigo o amiga)
mejor y evolucionado
entonces, lo que precisas matar en sí, todavía
hoy, es el "egoísmo" y el "egocentrismo", para
que nazca el ser que tanto desees ser
piensa en eso y muere.
Más, no olvides de nacer mejor después
el valor de las cosas no está en el tiempo en
que estas duran, más sí en la intensidad
con que acontecen
por eso existen momentos inolvidables, cosas
inexplicables y personas incomparables.
Descargar

Diapositiva 1