Carolina
bajó al
fondo del
pozo para
buscar una
puerta.
Ella grita a
Marcos,
«No puedo
ver nada.
Dame la
linterna».
Marcos
tiene la
linterna.
En vez de
darle la
linterna,
Marcos
baja con la
linterna.
Dejame
ver,
Carolina.
Cocodrilos
no hay,
pero
puerta
tampoco
Marcos
prende la
luz y mira
las paredes.
Mira, la piedra es diferente.
Creo que era la puerta, pero
alguien la tapió.
¿Qué está
al otro
lado?
No sé
La cuerda
se cae.
¡Oye!
¿Qué
haces?
Estamos
aquí.
Alguien
cubre el
pozo y
sale.
Carolina
grita y
llora,
pero
nadie
contesta
Descargar

mrpeto.files.wordpress.com