Había una vez, una niña que se llamaba Laura.
El día antes le habían regalado un gatito que se llamaba Din.
Y cuando llego al día siguiente, Laura no encontraba Din.
Le buscaba por su habitación porque por la noche le había dejado
al lado de la cama con un cojín. Pero allí no estaba!!! Laura y su
madre bajaron a la cocina para ir a desayunar, y se llevaron un
gran susto. Porque en la cocina y había un desastre!!!
Toda la comida estaba tirada por el suelo!!!
Laura se fue de la cocina y se fue a su habitación.
Allí jugo con Din, y le dijo:
-Esto no lo vuelves hacer nunca más, por favor.
Din parecía que lo entendía ponía su cara como si le pedía perdón.
Y ellos continuaban jugando, pero su madre entró en la habitación y dijo:
-Laura, hoy tenemos que ir a casa de tus primos.
Laura dijo:
-¿Puede venir Din?
Y su madre dijo:
-Si puede venir pero has de vigilar de que no haga nada malo.
Descargar

Diapositiva 1