Sí, Dios sigue llamando... Cristo
sigue contando con personas de
carne y hueso para implantar
su reino de amor, de justicia y
de paz insustituible. Hoy como
ayer, la Iglesia y el mundo
tiene necesidad de corazones
jóvenes, almas generosas que
sepan decir “SI” a Cristo, que
no tengan miedo a dejarlo todo
por El, porque ciertamente...
Descargar

Diapositiva 1