EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL NUEVO
TESTAMENTO
 Los autores del N.T. usan la idea del “Dia de Jehová” del
A.T. y la aplican a eventos escatológicos todavía por
cumplirse.
 SU NATURALEZA – igual que el DDJ, el DDS tiene un
significado dual de juicio seguido por restauración.
 Juicio = lo identificamos con “La Gran Tribulación”.
 Restauración = lo identificamos con el Milenio.
 SU ALCANCE – el DDS es dirigido a Israel y a los Gentiles,
pero no a la Iglesia!
 SU TIEMPO – El DDS es el cumplimiento escatológico
(lejano) del DDJ del A.T.
 NO ES UN DIA LITERAL – Empieza después del
arrebatamiento, hasta el fin del Milenio.
178
EL “DIA DEL SEÑOR JESUS” EN EL N.T.
1 Corintios 1:7-8 7 de tal manera que nada os falta en ningún don,
esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; 8 el cual también os
confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro
Señor Jesucristo.
1 Corintios 5:5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne,
a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.
2 Corintios 1:14 como también en parte habéis entendido que somos
vuestra gloria, así como también vosotros la nuestra, para el día del Señor
Jesús.
Filipenses 1 6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros
la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;
Filipenses 1 10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e
irreprensibles para el día de Cristo,
Filipenses 2 16 asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo
yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.
178
(revisado)
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL
N.T.
1 Tesalonicenses 5:2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el
día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;
2 Tesalonicenses 2:2 que no os dejéis mover fácilmente de vuestro
modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por
carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor
está cerca.
2 Pedro 3:10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche;
en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos
ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay
serán quemadas.
178
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL
N.T.
1 Corintios 5:1-5
1 De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal
fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que
alguno tiene la mujer de su padre.2 Y vosotros estáis
envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para
que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal
acción? 3 Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero
presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal
cosa ha hecho. 4 En el nombre de nuestro Señor Jesucristo,
reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor
Jesucristo, 5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de
la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor
Jesús.
178
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL
N.T.
2 Corintios 1:12-14
12 Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra
conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con
sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos
conducido en el mundo, y mucho más con vosotros. 13 Porque
no os escribimos otras cosas de las que leéis, o también
entendéis; y espero que hasta el fin las entenderéis;
14 como también en parte habéis entendido que somos vuestra
gloria, así como también vosotros la nuestra, para el día del
Señor Jesús.
178
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL N.T.
1 Tesalonicenses 4:13-5:11
13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen,
para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 14
Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con
Jesús a los que durmieron en él. 15 Por lo cual os decimos esto en palabra del
Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del
Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Porque el Señor mismo con
voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del
cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que
vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos
en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el
Señor. 18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.
51 Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad,
hermanos, de que yo os escriba. 2 Porque vosotros sabéis perfectamente que
el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; 3 que cuando digan: Paz
y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los
dolores a la mujer encinta, y no escaparán. 4 Mas vosotros, hermanos, no
estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. 5 Porque
todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las
tinieblas.
El “Arrebatamiento”
La “Segunda Venida” de Cristo
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL N.T.
1 Tesalonicenses 4:13-5:11
6 Por
tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios.
7 Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche
se embriagan. 8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios,
habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de
salvación como yelmo. 9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para
alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, 10 quien murió por
nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente
con él. 11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como
lo hacéis.
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL N.T.
2 Tesalonicenses 1:6-2:10
6 Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, 7
y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se
manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, 8 en
llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni
obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; 9 los cuales sufrirán pena
de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su
poder, 10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser
admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido
creído entre vosotros). 11 Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros,
para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo
propósito de bondad y toda obra de fe con su poder, 12 para que el nombre de
nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la
gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.
2 1 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra
reunión con él, os rogamos, hermanos, 2 que no os dejéis mover fácilmente de
vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por
carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. 3
Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la
apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,
La “Segunda Venida” de Cristo
El “Arrebatamiento”
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL N.T.
2 Tesalonicenses 1:6-2:10
4 el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de
culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar
por Dios. 5 ¿No os acordáis que cuando yo estaba todavía con vosotros, os
decía esto? 6 Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su
debido tiempo se manifieste. 7 Porque ya está en acción el misterio de la
iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea
quitado de en medio. 8 Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el
Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su
venida; 9 inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y
señales y prodigios mentirosos, 10 y con todo engaño de iniquidad para los que
se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL N.T.
2 Pedro 3:1-14
1 Amados, esta es la segunda carta que os escribo, y en ambas despierto con
2 para que tengáis memoria de las
exhortación vuestro limpio
“2da.entendimiento,
venida”
palabras que antes han sido dichas por los santos profetas, y del
mandamiento del Señor y Salvador dado por vuestros apóstoles;
3 sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores,
andando según sus propias concupiscencias, 4 y diciendo: ¿Dónde está la
promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres
durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la
creación. 5 Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron
hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del
agua y por el agua subsiste, 6 por lo cual el mundo de entonces pereció
anegado en agua; 7 pero los cielos y la tierra que existen ahora, están
reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio
y de la perdición de los hombres impíos. 8 Mas, oh amados, no ignoréis esto:
que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.
9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino
que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino
que todos procedan al arrepentimiento.
178
EL “DIA DEL SEÑOR” EN EL N.T.
2 Pedro 3:1-14
10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos
pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y
la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. 11 Puesto que todas
estas cosas han de ser deshechas, !!cómo no debéis vosotros andar en santa
y piadosa manera de vivir,
12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los
cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados,
se fundirán! 13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos
y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. 14 Por lo cual, oh amados,
estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él
sin mancha e irreprensibles, en paz.
178
USO DE “VENIDA” EN EL N.T.
Uso de “venida” para referirse al “Arrebatamiento”
1 Corintios 15:23 Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias;
luego los que son de Cristo, en su venida.
1 Tesalonicenses 4:15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor:
que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del
Señor, no precederemos a los que durmieron.
1 Tesalonicenses 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por
completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado
irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.
2 Tesalonicenses 2:1 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor
Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os
dejéis mover facilmente de vuestro modo de pensar…
USO DE “VENIDA” EN EL N.T.
Uso de “venida” para referirse a la “Segunda Venida de Cristo”
Mateo 24:3, 27, 37, 39 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos
se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal
habrá de tu venida, y del fin del siglo? … Porque como el relámpago que sale del
oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del
Hombre… Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre…y
no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la
venida del Hijo del Hombre.
1 Tesalonicenses 3:13 para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles
en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo
con todos sus santos.
2 Tesalonicenses 2:8 Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor
matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;
2 Pedro 3:12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual
los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se
fundirán!
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
1.Falsos profetas & Cristos
“2da. venida”
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
178
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
2. Guerras y conflictos
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
3. Calamidades y catástrofes
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
4. Persecución y martirio
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
5. Apostasía general, enfriamiento
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
6. Proclamación mundial del evangelio del Reino
Mateo 24:3-44
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron
aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu
venida, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os
engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y
a muchos engañarán. 6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no
os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá
pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será
principio de dolores. 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y
seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos
tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se
aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a
muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se
enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será
predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas
las naciones; y entonces vendrá el fin.
Acto 1: “Principio de Dolores”
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Acto 2: La“Abominación Desoladora” (Dan. 9)
Mateo 24:3-44
15 Por
tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que
habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en
Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para
tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar
su capa. 19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos
días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de
reposo;21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el
principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen
acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días
serán acortados. 23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o
mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos
profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si
fuere posible, aun a los escogidos. 25 Ya os lo he dicho antes. 26 Así que, si os
dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos,
no lo creáis. 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra
hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque
dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
15 Por
Acto 3: La“Gran Tribulación”
tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que
habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en
Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para
tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar
su capa. 19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos
días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de
reposo;21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el
principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen
acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días
23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o
serán acortados. 1.
Persecución
intensificada
de
Israel.
mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos
profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si
fuere posible, aun a los escogidos. 25 Ya os lo he dicho antes. 26 Así que, si os
dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos,
no lo creáis. 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra
hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque
dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
15 Por
Acto 3: La“Gran Tribulación”
tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que
habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en
Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para
tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar
su capa. 19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos
días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de
reposo;21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el
principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen
acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días
23 Entonces,
2. El Anticristo
y si
elalguno
falsoosProfeta
serán acortados.
dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o
mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos
profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si
fuere posible, aun a los escogidos. 25 Ya os lo he dicho antes. 26 Así que, si os
dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos,
no lo creáis. 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra
hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque
dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
15 Por
Acto 3: La“Gran Tribulación”
tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que
habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en
Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para
tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar
su capa. 19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos
días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de
reposo;21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el
principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen
acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días
serán acortados. 23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o
mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos
“2da.
venida”
profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal
manera
que engañarán, si
fuere posible, aun a los escogidos. 25 Ya os lo he dicho antes. 26 Así que, si os
dijeren:3.
Mirad,
está endando
el desierto,
no salgáis;
o mirad, de
está cadáveres
en los aposentos,
Aguilas
vuelta
alrededor
no lo creáis. 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra
hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque
dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
Acto 3: La“Gran Tribulación”
29 E
inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se
oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y
las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal
del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la
tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder
y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a
sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan
las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando
veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 34 De cierto os
digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. 35 El cielo
y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
3. Fenómenos cósmicos cataclísmicos
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Como será la Segunda Venida de Cristo?
Mateo 24:3-44
1. Será como un relámpago.
15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que
habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en
Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para
tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar
su capa. 19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos
días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de
reposo;21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el
principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen
acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días
serán acortados. 23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o
mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos
profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si
fuere posible, aun a los escogidos. 25 Ya os lo he dicho antes. 26 Así que, si os
dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos,
no lo creáis. 27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra
hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque
dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
29 E
inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se
oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y
las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal
del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la
tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder
y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a
sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan
las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando
veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 34 De cierto os
digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. 35 El cielo
y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
Como será la Segunda Venida de Cristo?
2. Efectivamente, habrá una señal visible.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
29 E
inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se
oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y
las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal
del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la
tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder
y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a
sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan
las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando
veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 34 De cierto os
digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. 35 El cielo
y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
Como será la Segunda Venida de Cristo?
3. Tendrá señales lejanas, cercanas, y la “inminente”.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
29 E
inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se
oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y
las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal
del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la
tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder
y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a
sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan
las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando
veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 34 De cierto os
digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. 35 El cielo
y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
Como será la Segunda Venida de Cristo?
4. Será “visible”.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
29 E
inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se
oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y
las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal
del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la
tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder
y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a
sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan
las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando
veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 34 De cierto os
digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. 35 El cielo
y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
Como será la Segunda Venida de Cristo?
5. Será visible a nivel mundial.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
29 E
inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se
oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y
las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal
del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la
tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder
y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a
sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan
las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando
veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 34 De cierto os
digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. 35 El cielo
y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
Como será la Segunda Venida de Cristo?
6. Será en “gloria”.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
29 E
inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se
oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y
las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal
del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la
tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder
y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a
sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan
las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando
veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 34 De cierto os
digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. 35 El cielo
y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
Como será la Segunda Venida de Cristo?
7. Participarán activamente los ángeles.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
Mateo 24:3-44
29 E
inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se
oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y
las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal
del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la
tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder
y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a
sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan
las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando
veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 34 De cierto os
digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. 35 El cielo
y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
Como será la Segunda Venida de Cristo?
8. Habrá un gran elemento audible, una trompeta.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
“2da. venida”
“2da. venida”
Mateo 24:3-44
36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo
mi Padre. 37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del
Hombre. 38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y
bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en
el arca, 39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos,
así será también la venida del Hijo del Hombre. 40 Entonces estarán dos en el
campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. 41 Dos mujeres estarán
moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.
42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.
43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón
habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa.
44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre
vendrá a la hora que no pensáis.
Como será la Segunda Venida de Cristo?
9. Será como los “días de Noé”.
EL “DISCURSO DEL MONTE DE LOS OLIVOS”
“2da. venida”
“2da. venida”
Mateo 24:3-44
36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo
mi Padre. 37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del
Hombre. 38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y
bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en
el arca, 39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos,
así será también la venida del Hijo del Hombre. 40 Entonces estarán dos en el
campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. 41 Dos mujeres estarán
moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.
42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.
43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón
habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa.
44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre
vendrá a la hora que no pensáis.
Como será la Segunda Venida de Cristo?
10. Será como “ladrón en la noche”.
EL MODELO DE LOS “DIAS DE NOE” DE
Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun
MATEO 24
los ángeles de los cielos, sino sólo mi
36
Padre. 37 Mas como en los días de Noé, así
será la venida del Hijo del Hombre. 38
Porque como en los días antes del diluvio
estaban comiendo y bebiendo, casándose y
dando en casamiento, hasta el día en que
Noé entró en el arca, 39 y no entendieron
hasta que vino el diluvio y se los llevó a
todos, así será también la venida del Hijo
del Hombre.
40 Entonces estarán dos en el campo; el
uno será tomado, y el otro será dejado.
41 Dos mujeres estarán moliendo en un
molino; la una será tomada, y la otra será
dejada. 42 Velad, pues, porque no sabéis a
qué hora ha de venir vuestro Señor. 43 Pero
sabed esto, que si el padre de familia
supiese a qué hora el ladrón habría de
venir, velaría, y no dejaría minar su casa. 44
Por tanto, también vosotros estad
preparados; porque el Hijo del Hombre
vendrá a la hora que no pensáis.
Noe y su familia
fueron “dejados”
El resto de la
gente fue
“llevada”
Juicio
Restauracion
EL MODELO DE LOS “DIAS DE NOE” DE
MATEO 24
Noe y su familia
fueron “dejados”
Para salvación
Para juicio
El resto de la gente fue “llevada”
EL MODELO DE LOS “DIAS DE NOE” DE
MATEO 24
Un hombre será “dejado”
Para salvación
Para juicio
El otro será “tomado”
EL MODELO DE LOS “DIAS DE NOE” DE
MATEO 24
Una mujer será “dejada”
Para salvación
Para juicio
La otra será “tomada”
LA FRASE “COMO LADRON EN LA NOCHE”
Mateo 24:42-44
1 Tes. 5: 1-5
2 Pedro 3:1-14
42 Velad, pues,
1 Pero acerca de los tiem10 Pero el día del
porque no sabéis a
pos y de las ocasiones, no
Señor vendrá como
qué hora ha de venir
tenéis necesidad, hermanos, ladrón en la noche; en
vuestro Señor.
de que yo os escriba. 2
el cual los cielos
43 Pero sabed esto,
Porque vosotros sabéis
pasarán con grande
que si el padre de
perfectamente que el día del estruendo, y los
familia supiese a qué Señor vendrá así como
elementos ardiendo
hora el ladrón habría
ladrón en la noche; 3 que
serán deshechos, y la
de venir, velaría, y no cuando digan: Paz y
tierra y las obras que
dejaría minar su
seguridad, entonces vendrá en ella hay serán
casa.
sobre ellos destrucción
quemadas. 11 Puesto
44 Por tanto, también
repentina, como los dolores
que todas estas cosas
vosotros estad
a la mujer encinta, y no
han de ser
4 Mas vosotros,
preparados;
porque
el
escaparán.
deshechas, !!cómo no
Jesucristo dice en Apocalipsis:
Hijo
del Hombrepues, de lohermanos,
no estáis
eny guárdalo,
debéis
vosotros Pues
andar
3:3 -Acuérdate,
que has recibido
y oído;
y arrepiéntete.
vendrá
a la vendré
hora que
parayque
aquel adía
en santa
piadosa
si no velas,
sobre titinieblas,
como ladrón,
no sabrás
qué hora
vendréy sobre
ti.
no pensáis.
os sorprenda como ladrón
manera de vivir...
16:15 -He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus
ropas, para que no ande desnudo, y vean su verguenza.
180
Los
Profetas
J
U
I
C
I
O
722 586
A.C. A.C.
R
E
S
T
A
U
R
A
C
I
O
N
J
U
I
C
I
O
La Iglesia
“EL DIA DE JEHOVA”
J
U
I
C
I
O
R
R
E
E
S
S
T
T
A
A
U
U
“EL R
DIA RDEL
SEÑOR”
A
A
C
C
I
I
Trib. El Milenio Eternidad
O O
N
N
?
EL “DIA DE JEHOVA” EN
EL ANTIGUO TESTAMENTO
Referencia
del Profeta
Cumplimiento
cercano, parcial
Corto
tiempo
Varias
referencias
Cumplimiento
final, completo
Largo
tiempo
Juicios + restauraciones que siguen
Gran Tribulación + Milenio
179
INTRODUCCION A SOFONIAS
 Descendiente directo del Rey Ezequias.
 El nombre significa “Jehová esconde”.
 Ministró durante el reino de Josías.
 Descubrimiento del rollo: 622 A.C.
 Propósito: anunciar el “Dia de Jehová” y exhortar a
Judá a arrepentirse
99
CRONOLOGIA DE SOFONIAS
931
722
SIRIA
586
ASIRIA
Israel
(Reino del Norte)
BABILONIA
MEDO - PERSIA
Jonás
Amos Oseas
Abdías
Joel
Sofonías
Habacuc
Miqueas
Isaías
Nahum
Judá (Reino del Sur)
Reino
Unido
950 AC 900
Reino Dividido
850
800
Reino Solitario
750
700
650
Exilio
600
550
Reino
Restaurado
500
99
450
1 1 Palabra de Jehová que vino a Sofonías hijo de Cusi, hijo de Gedalías, hijo de Amarías, hijo de
Ezequías, en días de Josías hijo de Amón, rey de Judá. 2 Destruiré por completo todas las cosas
de sobre la faz de la tierra, dice Jehová. 3 Destruiré los hombres y las bestias; destruiré las aves
del cielo y los peces del mar, y cortaré a los impíos; y raeré a los hombres de sobre la faz de la
tierra, dice Jehová. 4 Extenderé mi mano sobre Judá, y sobre todos los habitantes de Jerusalén, y
exterminaré de este lugar los restos de Baal, y el nombre de los ministros idólatras con sus
sacerdotes; 5 y a los que sobre los terrados se postran al ejército del cielo, y a los que se postran
jurando por Jehová y jurando por Milcom; 6 y a los que se apartan de en pos de Jehová, y a los
que no buscaron a Jehová, ni le consultaron. 7 Calla en la presencia de Jehová el Señor, porque el
día de Jehová está cercano; porque Jehová ha preparado sacrificio, y ha dispuesto a sus
convidados. 8 Y en el día del sacrificio de Jehová castigaré a los príncipes, y a los hijos del rey, y a
todos los que visten vestido extranjero. 9 Asimismo castigaré en aquel día a todos los que saltan la
puerta, los que llenan las casas de sus señores de robo y de engaño. 10 Y habrá en aquel día, dice
Jehová, voz de clamor desde la puerta del Pescado, y aullido desde la segunda puerta, y gran
quebrantamiento desde los collados. 11 Aullad, habitantes de Mactes, porque todo el pueblo
mercader es destruido; destruidos son todos los que traían dinero. 12 Acontecerá en aquel tiempo
que yo escudriñaré a Jerusalén con linterna, y castigaré a los hombres que reposan tranquilos
como el vino asentado, los cuales dicen en su corazón: Jehová ni hará bien ni hará mal. 13 Por
tanto, serán saqueados sus bienes, y sus casas asoladas; edificarán casas, mas no las habitarán,
y plantarán viñas, mas no beberán el vino de ellas. 14 Cercano está el día grande de Jehová,
cercano y muy próximo; es amarga la voz del día de Jehová; gritará allí el valiente. 15 Día de ira
aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de
oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento, 16 día de trompeta y de algazara sobre las
ciudades fortificadas, y sobre las altas torres. 17 Y atribularé a los hombres, y andarán como
ciegos, porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne
como estiércol. 18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la
tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada
hará de todos los habitantes de la tierra.
100
2 1 Congregaos y meditad, oh nación sin pudor, 2 antes que tenga efecto el decreto, y el día
se pase como el tamo; antes que venga sobre vosotros el furor de la ira de Jehová, antes que
el día de la ira de Jehová venga sobre vosotros. 3 Buscad a Jehová todos los humildes de la
tierra, los que pusisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre; quizás
seréis guardados en el día del enojo de Jehová. 4 Porque Gaza será desamparada, y
Ascalón asolada; saquearán a Asdod en pleno día, y Ecrón será desarraigada. 5 ¡Ay de los
que moran en la costa del mar, del pueblo de los cereteos! La palabra de Jehová es contra
vosotros, oh Canaán, tierra de los filisteos, y te haré destruir hasta no dejar morador. 6 Y será
la costa del mar praderas para pastores, y corrales de ovejas. 7 Será aquel lugar para el
remanente de la casa de Judá; allí apacentarán; en las casas de Ascalón dormirán de noche;
porque Jehová su Dios los visitará, y levantará su cautiverio. 8 Yo he oído las afrentas de
Moab, y los denuestos de los hijos de Amón con que deshonraron a mi pueblo, y se
engrandecieron sobre su territorio. 9 Por tanto, vivo yo, dice Jehová de los ejércitos, Dios de
Israel, que Moab será como Sodoma, y los hijos de Amón como Gomorra; campo de ortigas,
y mina de sal, y asolamiento perpetuo; el remanente de mi pueblo los saqueará, y el
remanente de mi pueblo los heredará. 10 Esto les vendrá por su soberbia, porque afrentaron
y se engrandecieron contra el pueblo de Jehová de los ejércitos. 11 Terrible será Jehová
contra ellos, porque destruirá a todos los dioses de la tierra, y desde sus lugares se inclinarán
a él todas las tierras de las naciones. 12 También vosotros los de Etiopía seréis muertos con
mi espada. 13 Y extenderá su mano sobre el norte, y destruirá a Asiria, y convertirá a Nínive
en asolamiento y en sequedal como un desierto. 14 Rebaños de ganado harán en ella
majada, todas las bestias del campo; el pelícano también y el erizo dormirán en sus dinteles;
su voz cantará en las ventanas; habrá desolación en las puertas, porque su enmaderamiento
de cedro será descubierto. 15 Esta es la ciudad alegre que estaba confiada, la que decía en
su corazón: Yo, y no más. ¡Cómo fue asolada, hecha guarida de fieras! Cualquiera que
pasare junto a ella, se burlará y sacudirá su mano.
3 1 ¡Ay de la ciudad rebelde y contaminada y opresora! 2 No escuchó la voz, ni recibió la corrección;
no confió en Jehová, no se acercó a su Dios. 3 Sus príncipes en medio de ella son leones rugientes;
sus jueces, lobos nocturnos que no dejan hueso para la mañana. 4 Sus profetas son livianos, hombres
prevaricadores; sus sacerdotes contaminaron el santuario, falsearon la ley. 5 Jehová en medio de ella
es justo, no hará iniquidad; de mañana sacará a luz su juicio, nunca faltará; pero el perverso no conoce
la vergüenza. 6 Hice destruir naciones; sus habitaciones están asoladas; hice desiertas sus calles,
hasta no quedar quien pase; sus ciudades están asoladas hasta no quedar hombre, hasta no quedar
habitante. 7 Dije: Ciertamente me temerá; recibirá corrección, y no será destruida su morada según
todo aquello por lo cual la castigué. Mas ellos se apresuraron a corromper todos sus hechos. 8 Por
tanto, esperadme, dice Jehová, hasta el día que me levante para juzgaros; porque mi determinación es
reunir las naciones, juntar los reinos, para derramar sobre ellos mi enojo, todo el ardor de mi ira; por el
fuego de mi celo será consumida toda la tierra. 9 En aquel tiempo devolveré yo a los pueblos pureza
de labios, para que todos invoquen el nombre de Jehová, para que le sirvan de común consentimiento.
10 De la región más allá de los ríos de Etiopía me suplicarán; la hija de mis esparcidos traerá mi
ofrenda. 11 En aquel día no serás avergonzada por ninguna de tus obras con que te rebelaste contra
mí; porque entonces quitaré de en medio de ti a los que se alegran en tu soberbia, y nunca más te
ensoberbecerás en mi santo monte. 12 Y dejaré en medio de ti un pueblo humilde y pobre, el cual
confiará en el nombre de Jehová. 13 El remanente de Israel no hará injusticia ni dirá mentira, ni en
boca de ellos se hallará lengua engañosa; porque ellos serán apacentados, y dormirán, y no habrá
quien los atemorice. 14 Canta, oh hija de Sion; da voces de júbilo, oh Israel; gózate y regocíjate de
todo corazón, hija de Jerusalén. 15 Jehová ha apartado tus juicios, ha echado fuera tus enemigos;
Jehová es Rey de Israel en medio de ti; nunca más verás el mal. 16 En aquel tiempo se dirá a
Jerusalén: No temas; Sion, no se debiliten tus manos. 17 Jehová está en medio de ti, poderoso, él
salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos. 18 Reuniré
a los fastidiados por causa del largo tiempo; tuyos fueron, para quienes el oprobio de ella era una
carga. 19 He aquí, en aquel tiempo yo apremiaré a todos tus opresores; y salvaré a la que cojea, y
recogeré la descarriada; y os pondré por alabanza y por renombre en toda la tierra. 20 En aquel tiempo
yo os traeré, en aquel tiempo os reuniré yo; pues os pondré para renombre y para alabanza entre
todos los pueblos de la tierra, cuando levante vuestro cautiverio delante de vuestros ojos, dice Jehová.
JEREMIAS
 Nombre significa “Jehová establece”.
 Hijo de Hilcías, sacerdote levítico.
 De Anatot, 5 km al norte deJerusalén.
 Probablemente de la línea sacerdotal de Abiatar (ver 1
Reyes 2:26)
 No tuvo esposa ni hijos (16:1-4)
 Tenía recursos financieros (Baruc, propiedades).
 Ministerio: desde el año 13 del Reino de Josías hasta el
cautiverio (1:2-3).
 Jeremías 40-44 después de 586 AC (582 AC).
 Propósito: Anunciar el inminente juicio a Judá, anunciar
la supervivencia de un “remanente”, y asegurar al pueblo
la restauración futura de la nación.
101
JEREMIAS
 Es el libro más largo de los Profetas (más largo que





los 12 Profetas Menores juntos).
Jeremías fue testigo de la caída de Jerusalén.
Jeremías es el autor del libro de Lamentaciones.
Fecha de ministerio: desde el 627 A.C. hasta por lo
menos el 582 A.C.
Jeremías se refiere a si mismo como un “niño” (1:6)
en el año 627 A.C., asi que probablemente nació
cerca del año 640 A.C.
Versículo clave: Jeremías 1:10.
101
CRONOLOGIA DE JEREMIAS
931
722
SIRIA
586
ASIRIA
Israel
(Reino del Norte)
BABILONIA
MEDO - PERSIA
Jonás
Amos Oseas
Abdías
Joel
Sofonías
Habacuc
Miqueas
Isaías
Nahum
Judá (Reino del Sur)
Reino
Unido
950 AC 900
Jeremías
Reino Dividido
850
800
Reino Solitario
750
700
650
Exilio
600
550
Reino
Restaurado
500
102
450
LA OPOSICION A JEREMIAS
 Su pueblo le rechazó y trataron de matarlo.
 Fue traicionado por sus parientes.
 El sacerdote Pasur le mandó se golpeado y
torturado.
 Fue acusado de blasfemia.
 Fue acusado de ser un traidor.
 El Rey Joaquim tiró su rollo del libro al fuego.
 Fue puesto en la cárcel.
 Fue puesto en una cisterna en la tierra por
mucho tiempo.
103
Pasajes importantes
 Cap. 1 = Llamado de Jeremías
 Caps. 18 al 20 = Casa del alfarero
 Cap. 25:11-12, 29 = 70 años de Cautiverio
 Comparar con II Cron. 36:21, Daniel 9:2
 Caps. 30 al 33 = Futura restauración de Judá
 Cap. 35 = Obediencia de los recabitas
 Cap. 39 = Caída de Jerusalén
 Cap. 43 = La emigración a Egipto
 Cap. 44 = Jeremías en Egipto
 Caps. 46 al 51 = Profecías contra pueblos
103
BOSQUEJO DEL LIBRO
 Introducción: Cap. 1
 Profecías contra Judá: Caps. 2-45
 Profecías contra otras naciones: Caps. 46-51
 Apéndice histórico: Cap. 52
104
CRITICAS LITERARIAS AL LIBRO
 El texto Masorético de Jeremías tiene




diferencias con la versión de la Septuaginta
(los rollos del Mar Muerto contienen las dos
versiones en Hebreo).
La versión Septuaginta de Jeremías es 1/8
más corta que la versión del texto Masorético
( 6,000 palabras menos)
Las Biblias modernas (Español e Inglés) por lo
general siguen al texto Masorético.
El libro no está en orden cronológico.
El libro no tiene una estructura definida.
104
EL “DIA DE JEHOVA” EN JEREMIAS
Jeremías 4:9 En aquel día, dice Jehová, desfallecerá el corazón del rey y el
corazón de los príncipes, y los sacerdotes estarán atónitos, y se maravillarán
los profetas.
Jeremías 23:7 Por tanto, he aquí que vienen días, dice Jehová, en que no
dirán más: Vive Jehová que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra de
Egipto,
Jeremías 30:8 En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, yo quebraré su
yugo de tu cuello, y romperé tus coyundas, y extranjeros no lo volverán más a
poner en servidumbre,
Jeremías 46:10 Mas ese día será para Jehová Dios de los ejércitos día de
retribución, para vengarse de sus enemigos; y la espada devorará y se saciará,
y se embriagará de la sangre de ellos; porque sacrificio será para Jehová Dios
de los ejércitos, en tierra del norte junto al río Eufrates.
Jeremías 39:17 Pero en aquel día yo te libraré, dice Jehová, y no serás
entregado en manos de aquellos a quienes tú temes.
174
LLAMADO DE JEREMIAS – CAPITULO 1
1
Las palabras de Jeremías hijo de Hilcías, de los sacerdotes que estuvieron
en Anatot, en tierra de Benjamín. 2 Palabra de Jehová que le vino en los días
de Josías hijo de Amón, rey de Judá, en el año decimotercero de su reinado.
3 Le vino también en días de Joacim hijo de Josías, rey de Judá, hasta el fin
del año undécimo de Sedequías hijo de Josías, rey de Judá, hasta la
cautividad de Jerusalén en el mes quinto. 4 Vino, pues, palabra de Jehová a
mí, diciendo: 5 Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que
nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones. 6 Y yo dije: !!Ah! !!ah,
Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño. 7 Y me dijo Jehová: No
digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te
mande. 8 No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice
Jehová. 9 Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He
aquí he puesto mis palabras en tu boca. 10 Mira que te he puesto en este día
sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y
para derribar, para edificar y para plantar. 11 La palabra de Jehová vino a mí,
diciendo: ¿Qué ves tú, Jeremías? Y dije: Veo una vara de almendro. 12 Y me
dijo Jehová: Bien has visto; porque yo apresuro mi palabra para ponerla por
obra. 13 Vino a mí la palabra de Jehová por segunda vez, diciendo: ¿Qué ves
tú? Y dije: Veo una olla que hierve; y su faz está hacia el norte.
LLAMADO DE JEREMIAS – CAPITULO 1
14 Me
dijo Jehová: Del norte se soltará el mal sobre todos los moradores de
esta tierra. 15 Porque he aquí que yo convoco a todas las familias de los
reinos del norte, dice Jehová; y vendrán, y pondrá cada uno su campamento
a la entrada de las puertas de Jerusalén, y junto a todos sus muros en
derredor, y contra todas las ciudades de Judá. 16 Y a causa de toda su
maldad, proferiré mis juicios contra los que me dejaron, e incensaron a dioses
extraños, y la obra de sus manos adoraron. 17 Tú, pues, ciñe tus lomos,
levántate, y háblales todo cuanto te mande; no temas delante de ellos, para
que no te haga yo quebrantar delante de ellos. 18 Porque he aquí que yo te he
puesto en este día como ciudad fortificada, como columna de hierro, y como
muro de bronce contra toda esta tierra, contra los reyes de Judá, sus
príncipes, sus sacerdotes, y el pueblo de la tierra. 19 Y pelearán contra ti, pero
no te vencerán; porque yo estoy contigo, dice Jehová, para librarte.
EN LA CASA DEL ALFARERO – CAPITULOS 18-19
1
Palabra de Jehová que vino a Jeremías, diciendo: 2 Levántate y vete a casa
del alfarero, y allí te haré oír mis palabras. 3 Y descendí a casa del alfarero, y
he aquí que él trabajaba sobre la rueda. 4 Y la vasija de barro que él hacía se
echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció
mejor hacerla. 5 Entonces vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 6 ¿No podré
yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He
aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano,
oh casa de Israel. 7 En un instante hablaré contra pueblos y contra reinos,
para arrancar, y derribar, y destruir. 8 Pero si esos pueblos se convirtieren de
su maldad contra la cual hablé, yo me arrepentiré del mal que había pensado
hacerles, 9 y en un instante hablaré de la gente y del reino, para edificar y
para plantar. 10 Pero si hiciere lo malo delante de mis ojos, no oyendo mi voz,
me arrepentiré del bien que había determinado hacerle. 11 Ahora, pues, habla
luego a todo hombre de Judá y a los moradores de Jerusalén, diciendo: Así
ha dicho Jehová: He aquí que yo dispongo mal contra vosotros, y trazo contra
vosotros designios; conviértase ahora cada uno de su mal camino, y mejore
sus caminos y sus obras. 12 Y dijeron: Es en vano; porque en pos de nuestros
ídolos iremos, y haremos cada uno el pensamiento de nuestro malvado
corazón. 13 Por tanto, así dijo Jehová: Preguntad ahora a las naciones, quién
ha oído cosa semejante. Gran fealdad ha hecho la virgen de Israel.
EN LA CASA DEL ALFARERO – CAPITULOS 18-19
14 ¿Faltará
la nieve del Líbano de la piedra del campo? ¿Faltarán las aguas
frías que corren de lejanas tierras? 15 Porque mi pueblo me ha olvidado,
incensando a lo que es vanidad, y ha tropezado en sus caminos, en las
sendas antiguas, para que camine por sendas y no por camino transitado,
16 para poner su tierra en desolación, objeto de burla perpetua; todo aquel que
pasare por ella se asombrará, y meneará la cabeza. 17 Como viento solano
los esparciré delante del enemigo; les mostraré las espaldas y no el rostro, en
el día de su perdición. 18 Y dijeron: Venid y maquinemos contra Jeremías;
porque la ley no faltará al sacerdote, ni el consejo al sabio, ni la palabra al
profeta. Venid e hirámoslo de lengua, y no atendamos a ninguna de sus
palabras. 19 Oh Jehová, mira por mí, y oye la voz de los que contienden
conmigo. 20 ¿Se da mal por bien, para que hayan cavado hoyo a mi alma?
Acuérdate que me puse delante de ti para hablar bien por ellos, para apartar
de ellos tu ira. 21 Por tanto, entrega sus hijos a hambre, dispérsalos por medio
de la espada, y queden sus mujeres sin hijos, y viudas; y sus maridos sean
puestos a muerte, y sus jóvenes heridos a espada en la guerra. 22 Oigase
clamor de sus casas, cuando traigas sobre ellos ejército de repente; porque
cavaron hoyo para prenderme, y a mis pies han escondido lazos. 23 Pero tú,
oh Jehová, conoces todo su consejo contra mí para muerte; no perdones su
maldad, ni borres su pecado de delante de tu rostro; y tropiecen delante de ti;
haz así con ellos en el tiempo de tu enojo.
Jeremías 22:24-23:8
24 Vivo yo, dice Jehová, que si Conías hijo de Joacim rey de Judá fuera anillo
en mi mano derecha, aun de allí te arrancaría. 25 Te entregaré en mano de los
que buscan tu vida, y en mano de aquellos cuya vista temes; sí, en mano de
Nabucodonosor rey de Babilonia, y en mano de los caldeos. 26 Te haré llevar
cautivo a ti y a tu madre que te dio a luz, a tierra ajena en que no nacisteis; y
allá moriréis. 27 Y a la tierra a la cual ellos con toda el alma anhelan volver,
allá no volverán. 28 ¿Es este hombre Conías una vasija despreciada y
quebrada? ¿Es un trasto que nadie estima? ¿Por qué fueron arrojados él y su
generación, y echados a tierra que no habían conocido?
29 !!Tierra, tierra, tierra! oye palabra de Jehová. 30 Así ha dicho Jehová:
Escribid lo que sucederá a este hombre privado de descendencia, hombre a
quien nada próspero sucederá en todos los días de su vida; porque ninguno
de su descendencia logrará sentarse sobre el trono de David, ni reinar sobre
Judá.
Jeremías 22:24-23:8
1 !!Ay de los pastores que destruyen y dispersan las ovejas de mi rebaño! dice
Jehová. 2 Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de Israel a los pastores que
apacientan mi pueblo: Vosotros dispersasteis mis ovejas, y las espantasteis, y
no las habéis cuidado. He aquí que yo castigo la maldad de vuestras obras,
dice Jehová. 3 Y yo mismo recogeré el remanente de mis ovejas de todas las
tierras adonde las eché, y las haré volver a sus moradas; y crecerán y se
multiplicarán. 4 Y pondré sobre ellas pastores que las apacienten; y no
temerán más, ni se amedrentarán, ni serán menoscabadas, dice Jehová.
5 He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo
justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la
tierra. 6 En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su
nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra.
7 Por tanto, he aquí que vienen días, dice Jehová, en que no dirán más: Vive
Jehová que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra de Egipto,
8 sino: Vive Jehová que hizo subir y trajo la descendencia de la casa de Israel
de tierra del norte, y de todas las tierras adonde yo los había echado; y
habitarán en su tierra.
Jeremías 24
La señal de los higos buenos y malos
1 Después de haber transportado Nabucodonosor rey de Babilonia a Jeconías hijo de
Joacim, rey de Judá, a los príncipes de Judá y los artesanos y herreros de Jerusalén,
y haberlos llevado a Babilonia, me mostró Jehová dos cestas de higos puestas delante
del templo de Jehová. 2 Una cesta tenía higos muy buenos, como brevas; y la otra
cesta tenía higos muy malos, que de malos no se podían comer. 3 Y me dijo Jehová:
¿Qué ves tú, Jeremías? Y dije: Higos; higos buenos, muy buenos; y malos, muy
malos, que de malos no se pueden comer. 4 Y vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
5 Así ha dicho Jehová Dios de Israel: Como a estos higos buenos, así miraré a los
transportados de Judá, a los cuales eché de este lugar a la tierra de los caldeos, para
bien. 6 Porque pondré mis ojos sobre ellos para bien, y los volveré a esta tierra, y los
edificaré, y no los destruiré; los plantaré y no los arrancaré.
7 Y les daré corazón para que me conozcan que yo soy Jehová; y me serán por
pueblo, y yo les seré a ellos por Dios; porque se volverán a mí de todo su corazón.
8 Y como los higos malos, que de malos no se pueden comer, así ha dicho Jehová,
pondré a Sedequías rey de Judá, a sus príncipes y al resto de Jerusalén que quedó en
esta tierra, y a los que moran en la tierra de Egipto.
9 Y los daré por escarnio y por mal a todos los reinos de la tierra; por infamia, por
ejemplo, por refrán y por maldición a todos los lugares adonde yo los arroje.
10 Y enviaré sobre ellos espada, hambre y pestilencia, hasta que sean exterminados
de la tierra que les di a ellos y a sus padres.
Jeremías 25:1-14
1 Palabra que vino a Jeremías acerca de todo el pueblo de Judá en el año cuarto de Joacim hijo
de Josías, rey de Judá, el cual era el año primero de Nabucodonosor rey de Babilonia; 2 la cual
habló el profeta Jeremías a todo el pueblo de Judá y a todos los moradores de Jerusalén,
diciendo: 3 Desde el año trece de Josías hijo de Amón, rey de Judá, hasta este día, que son
veintitrés años, ha venido a mí palabra de Jehová, y he hablado desde temprano y sin cesar;
pero no oísteis. 4 Y envió Jehová a vosotros todos sus siervos los profetas, enviándoles desde
temprano y sin cesar; pero no oísteis, ni inclinasteis vuestro oído para escuchar 5 cuando decían:
Volveos ahora de vuestro mal camino y de la maldad de vuestras obras, y moraréis en la tierra
que os dio Jehová a vosotros y a vuestros padres para siempre; 6 y no vayáis en pos de dioses
ajenos, sirviéndoles y adorándoles, ni me provoquéis a ira con la obra de vuestras manos; y no
os haré mal. 7 Pero no me habéis oído, dice Jehová, para provocarme a ira con la obra de
vuestras manos para mal vuestro. 8 Por tanto, así ha dicho Jehová de los ejércitos: Por cuanto no
habéis oído mis palabras, 9 he aquí enviaré y tomaré a todas las tribus del norte, dice Jehová, y a
Nabucodonosor rey de Babilonia, mi siervo, y los traeré contra esta tierra y contra sus
moradores, y contra todas estas naciones en derredor; y los destruiré, y los pondré por escarnio
y por burla y en desolación perpetua. 10 Y haré que desaparezca de entre ellos la voz de gozo y
la voz de alegría, la voz de desposado y la voz de desposada, ruido de molino y luz de lámpara.11
Toda esta tierra será puesta en ruinas y en espanto; y servirán estas naciones al rey de Babilonia
setenta años. 12 Y cuando sean cumplidos los setenta años, castigaré al rey de Babilonia y a
aquella nación por su maldad, ha dicho Jehová, y a la tierra de los caldeos; y la convertiré en
desiertos para siempre. 13 Y traeré sobre aquella tierra todas mis palabras que he hablado contra
ella, con todo lo que está escrito en este libro, profetizado por Jeremías contra todas las
naciones. 14 Porque también ellas serán sojuzgadas por muchas naciones y grandes reyes; y yo
les pagaré conforme a sus hechos, y conforme a la obra de sus manos.
Jeremías 29:1-19
1 Estas son las palabras de la carta que el profeta Jeremías envió de Jerusalén a los
ancianos que habían quedado de los que fueron transportados, y a los sacerdotes y
profetas y a todo el pueblo que Nabucodonosor llevó cautivo de Jerusalén a Babilonia
2 (después que salió el rey Jeconías, la reina, los del palacio, los príncipes de Judá y
de Jerusalén, los artífices y los ingenieros de Jerusalén),
3 por mano de Elasa hijo de Safán y de Gemarías hijo de Hilcías, a quienes envió
Sedequías rey de Judá a Babilonia, a Nabucodonosor rey de Babilonia. Decía:
4 Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, a todos los de la cautividad que
hice transportar de Jerusalén a Babilonia: 5 Edificad casas, y habitadlas; y plantad
huertos, y comed del fruto de ellos. 6 Casaos, y engendrad hijos e hijas; dad mujeres a
vuestros hijos, y dad maridos a vuestras hijas, para que tengan hijos e hijas; y
multiplicaos ahí, y no os disminuyáis. 7 Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice
transportar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz.
8 Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: No os engañen vuestros
profetas que están entre vosotros, ni vuestros adivinos; ni atendáis a los sueños que
soñáis. 9 Porque falsamente os profetizan ellos en mi nombre; no los envié, ha dicho
Jehová. 10 Porque así dijo Jehová: Cuando en Babilonia se cumplan los setenta años,
yo os visitaré, y despertaré sobre vosotros mi buena palabra, para haceros volver a
este lugar. 11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice
Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.
12 Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; 13 y me buscaréis y
me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.
Jeremías 29:1-19
14 Y seré hallado por vosotros, dice Jehová, y haré volver vuestra cautividad, y os
reuniré de todas las naciones y de todos los lugares adonde os arrojé, dice Jehová; y
os haré volver al lugar de donde os hice llevar. 15 Mas habéis dicho: Jehová nos ha
levantado profetas en Babilonia. 16 Pero así ha dicho Jehová acerca del rey que está
sentado sobre el trono de David, y de todo el pueblo que mora en esta ciudad, de
vuestros hermanos que no salieron con vosotros en cautiverio; 17 así ha dicho Jehová
de los ejércitos: He aquí envío yo contra ellos espada, hambre y pestilencia, y los
pondré como los higos malos, que de tan malos no se pueden comer.
18 Los perseguiré con espada, con hambre y con pestilencia, y los daré por escarnio a
todos los reinos de la tierra, por maldición y por espanto, y por burla y por afrenta para
todas las naciones entre las cuales los he arrojado; 19 por cuanto no oyeron mis
palabras, dice Jehová, que les envié por mis siervos los profetas, desde temprano y
sin cesar; y no habéis escuchado, dice Jehová.
LOS 70 AÑOS DE CAUTIVERIO
Jeremías 25:11
11 Toda esta tierra será puesta en ruinas y en espanto; y servirán estas
naciones al rey de Babilonia setenta años. 12 Y cuando sean cumplidos los
setenta años, castigaré al rey de Babilonia y a aquella nación por su maldad,
ha dicho Jehová, y a la tierra de los caldeos; y la convertiré en desiertos para
siempre.
Jeremías 29:10
9 Porque falsamente os profetizan ellos en mi nombre; no los envié, ha dicho
Jehová. 10 Porque así dijo Jehová: Cuando en Babilonia se cumplan los
setenta años, yo os visitaré, y despertaré sobre vosotros mi buena palabra,
para haceros volver a este lugar.
Daniel 9:1-3 (Año 539 A.C.)
1 En el año primero de Darío hijo de Asuero, de la nación de los medos, que
vino a ser rey sobre el reino de los caldeos, 2 en el año primero de su
reinado, yo Daniel miré atentamente en los libros el número de los años de
que habló Jehová al profeta Jeremías, que habían de cumplirse las
desolaciones de Jerusalén en setenta años. 3 Y volví mi rostro a Dios el
106
Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza.
LOS 70 AÑOS DE CAUTIVERIO
Zacarías 1: 12
11 Y
ellos hablaron a aquel ángel de Jehová que estaba entre los mirtos, y
dijeron: Hemos recorrido la tierra, y he aquí toda la tierra está reposada y
quieta. 12 Respondió el ángel de Jehová y dijo: Oh Jehová de los ejércitos,
¿hasta cuándo no tendrás piedad de Jerusalén, y de las ciudades de
Judá, con las cuales has estado airado por espacio de setenta años?
Esdras 1:1-3
1 En el primer año de Ciro rey de Persia, para que se cumpliese la palabra de
Jehová por boca de Jeremías, despertó Jehová el espíritu de Ciro rey de
Persia, el cual hizo pregonar de palabra y también por escrito por todo su
reino, diciendo: 2 Así ha dicho Ciro rey de Persia: Jehová el Dios de los cielos
me ha dado todos los reinos de la tierra, y me ha mandado que le edifique
casa en Jerusalén, que está en Judá. 3 Quien haya entre vosotros de su
pueblo, sea Dios con él, y suba a Jerusalén que está en Judá, y edifique la
casa a Jehová Dios de Israel (él es el Dios), la cual está en Jerusalén.
106
CUMPLIMIENTO DE LA PROFECÍA DE LOS 70 AÑOS DE EXILIO
600 AC 590
580
570
560
550
540
530
520
510
500
538
Edicto de Ciro
Esdras 1:1-4
537
Sacrificios reanudados
Esdras 3:6
70 años, incluyendo 605 y 536 A.C.
536
Templo reanudado
Esdras 3:8
DEPORTACIONES
70 años, excluyendo 515 A.C.
515
1
2
Templo completado
Esdras 6:15
3
605 597
586
Templo destruído
II Reyes 25:1-7
600 AC 590
580
570
560
550
540
530
520
510
500
108
Jeremías 30
1 Palabra de Jehová que vino a Jeremías, diciendo: 2 Así habló Jehová Dios de Israel,
diciendo: Escríbete en un libro todas las palabras que te he hablado. 3 Porque he aquí
que vienen días, dice Jehová, en que haré volver a los cautivos de mi pueblo Israel y
Judá, ha dicho Jehová, y los traeré a la tierra que di a sus padres, y la disfrutarán. 4
Estas, pues, son las palabras que habló Jehová acerca de Israel y de Judá. 5 Porque
así ha dicho Jehová: Hemos oído voz de temblor; de espanto, y no de paz. 6 Inquirid
ahora, y mirad si el varón da a luz; porque he visto que todo hombre tenía las manos
sobre sus lomos, como mujer que está de parto, y se han vuelto pálidos todos los
rostros. 7 !!Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo
de angustia para Jacob; pero de ella será librado. 8 En aquel día, dice Jehová de los
ejércitos, yo quebraré su yugo de tu cuello, y romperé tus coyundas, y extranjeros no
lo volverán más a poner en servidumbre, 9 sino que servirán a Jehová su Dios y a
David su rey, a quien yo les levantaré. 10 Tú, pues, siervo mío Jacob, no temas, dice
Jehová, ni te atemorices, Israel; porque he aquí que yo soy el que te salvo de lejos a ti
y a tu descendencia de la tierra de cautividad; y Jacob volverá, descansará y vivirá
tranquilo, y no habrá quien le espante. 11 Porque yo estoy contigo para salvarte, dice
Jehová, y destruiré a todas las naciones entre las cuales te esparcí; pero a ti no te
destruiré, sino que te castigaré con justicia; de ninguna manera te dejaré sin castigo.
12 Porque así ha dicho Jehová: Incurable es tu quebrantamiento, y dolorosa tu llaga.
13 No hay quien juzgue tu causa para sanarte; no hay para ti medicamentos eficaces.
14 Todos tus enamorados te olvidaron; no te buscan; porque como hiere un enemigo te
herí, con azote de adversario cruel, a causa de la magnitud de tu maldad y de la
multitud de tus pecados.
Jeremías 30
15 ¿Por qué gritas a causa de tu quebrantamiento? Incurable es tu dolor, porque por la
grandeza de tu iniquidad y por tus muchos pecados te he hecho esto. 16 Pero serán
consumidos todos los que te consumen; y todos tus adversarios, todos irán en
cautiverio; hollados serán los que te hollaron, y a todos los que hicieron presa de ti
daré en presa. 17 Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová;
porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sion, de la que nadie se acuerda. 18
Así ha dicho Jehová: He aquí yo hago volver los cautivos de las tiendas de Jacob, y
de sus tiendas tendré misericordia, y la ciudad será edificada sobre su colina, y el
templo será asentado según su forma. 19 Y saldrá de ellos acción de gracias, y voz de
nación que está en regocijo, y los multiplicaré, y no serán disminuidos; los multiplicaré,
y no serán menoscabados. 20 Y serán sus hijos como antes, y su congregación
delante de mí será confirmada; y castigaré a todos sus opresores. 21 De ella saldrá su
príncipe, y de en medio de ella saldrá su señoreador; y le haré llegar cerca, y él se
acercará a mí; porque ¿quién es aquel que se atreve a acercarse a mí? dice Jehová.
22 Y me seréis por pueblo, y yo seré vuestro Dios. 23 He aquí, la tempestad de Jehová
sale con furor; la tempestad que se prepara, sobre la cabeza de los impíos reposará.
24 No se calmará el ardor de la ira de Jehová, hasta que haya hecho y cumplido los
pensamientos de su corazón; en el fin de los días entenderéis esto.
PASAJE CLAVE – Jeremías 31:27-34
27 He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la
casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. 28 Y así como
tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir,
tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová. 29 En aquellos
días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los
hijos tienen la dentera, 30 sino que cada cual morirá por su propia maldad; los
dientes de todo hombre que comiere las uvas agrias, tendrán la dentera. 31 He
aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa
de Israel y con la casa de Judá. 32 No como el pacto que hice con sus padres
el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos
invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. 33 Pero
este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice
Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos
por Dios, y ellos me serán por pueblo. 34 Y no enseñará más ninguno a su
prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos
me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice
Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su
pecado.
Jeremías 32: 1- 35
1
Palabra de Jehová que vino a Jeremías, el año décimo de Sedequías rey
de Judá, que fue el año decimoctavo de Nabucodonosor. 2 Entonces el
ejército del rey de Babilonia tenía sitiada a Jerusalén, y el profeta Jeremías
estaba preso en el patio de la cárcel que estaba en la casa del rey de Judá.
3 Porque Sedequías rey de Judá lo había puesto preso, diciendo: ¿Por qué
profetizas tú diciendo: Así ha dicho Jehová: He aquí yo entrego esta ciudad
en mano del rey de Babilonia, y la tomará; 4 y Sedequías rey de Judá no
escapará de la mano de los caldeos, sino que de cierto será entregado en
mano del rey de Babilonia, y hablará con él boca a boca, y sus ojos verán
sus ojos, 5 y hará llevar a Sedequías a Babilonia, y allá estará hasta que yo le
visite; y si peleareis contra los caldeos, no os irá bien, dice Jehová?
6 Dijo Jeremías: Palabra de Jehová vino a mí, diciendo: 7 He aquí que
Hanameel hijo de Salum tu tío viene a ti, diciendo: Cómprame mi heredad
que está en Anatot; porque tú tienes derecho a ella para comprarla.
8 Y vino a mí Hanameel hijo de mi tío, conforme a la palabra de Jehová, al
patio de la cárcel, y me dijo: Compra ahora mi heredad, que está en Anatot
en tierra de Benjamín, porque tuyo es el derecho de la herencia, y a ti
corresponde el rescate; cómprala para ti. Entonces conocí que era palabra
de Jehová.
Jeremías 32: 1- 35
9Y
compré la heredad de Hanameel, hijo de mi tío, la cual estaba en Anatot,
y le pesé el dinero; diecisiete siclos de plata. 10 Y escribí la carta y la sellé, y
la hice certificar con testigos, y pesé el dinero en balanza. 11 Tomé luego la
carta de venta, sellada según el derecho y costumbre, y la copia abierta.
12 Y di la carta de venta a Baruc hijo de Nerías, hijo de Maasías, delante de
Hanameel el hijo de mi tío, y delante de los testigos que habían suscrito la
carta de venta, delante de todos los judíos que estaban en el patio de la
cárcel. 13 Y di orden a Baruc delante de ellos, diciendo: 14 Así ha dicho
Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: Toma estas cartas, esta carta de
venta sellada, y esta carta abierta, y ponlas en una vasija de barro, para que
se conserven muchos días. 15 Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos,
Dios de Israel: Aún se comprarán casas, heredades y viñas en esta tierra.
16 Y después que di la carta de venta a Baruc hijo de Nerías, oré a Jehová,
diciendo: 17 !!Oh Señor Jehová! he aquí que tú hiciste el cielo y la tierra con tu
gran poder, y con tu brazo extendido, ni hay nada que sea difícil para ti;
18 que haces misericordia a millares, y castigas la maldad de los padres en
sus hijos después de ellos; Dios grande, poderoso, Jehová de los ejércitos
es su nombre;
Jeremías 32: 1- 35
19 grande
en consejo, y magnífico en hechos; porque tus ojos están abiertos
sobre todos los caminos de los hijos de los hombres, para dar a cada uno
según sus caminos, y según el fruto de sus obras. 20 Tú hiciste señales y
portentos en tierra de Egipto hasta este día, y en Israel, y entre los hombres;
y te has hecho nombre, como se ve en el día de hoy. 21 Y sacaste a tu pueblo
Israel de la tierra de Egipto con señales y portentos, con mano fuerte y brazo
extendido, y con terror grande; 22 y les diste esta tierra, de la cual juraste a
sus padres que se la darías, la tierra que fluye leche y miel; 23 y entraron, y la
disfrutaron; pero no oyeron tu voz, ni anduvieron en tu ley; nada hicieron de
lo que les mandaste hacer; por tanto, has hecho venir sobre ellos todo este
mal. 24 He aquí que con arietes han acometido la ciudad para tomarla, y la
ciudad va a ser entregada en mano de los caldeos que pelean contra ella, a
causa de la espada, del hambre y de la pestilencia; ha venido, pues, a
suceder lo que tú dijiste, y he aquí lo estás viendo. 25 !!Oh Señor Jehová! ¿y
tú me has dicho: Cómprate la heredad por dinero, y pon testigos; aunque la
ciudad sea entregada en manos de los caldeos?
26 Y vino palabra de Jehová a Jeremías, diciendo: 27 He aquí que yo soy
Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?
Jeremías 32: 1- 35
28 Por
tanto, así ha dicho Jehová: He aquí voy a entregar esta ciudad en
mano de los caldeos, y en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, y la
tomará. 29 Y vendrán los caldeos que atacan esta ciudad, y la pondrán a
fuego y la quemarán, asimismo las casas sobre cuyas azoteas ofrecieron
incienso a Baal y derramaron libaciones a dioses ajenos, para provocarme a
ira. 30 Porque los hijos de Israel y los hijos de Judá no han hecho sino lo malo
delante de mis ojos desde su juventud; porque los hijos de Israel no han
hecho más que provocarme a ira con la obra de sus manos, dice Jehová.
31 De tal manera que para enojo mío y para ira mía me ha sido esta ciudad
desde el día que la edificaron hasta hoy, para que la haga quitar de mi
presencia, 32 por toda la maldad de los hijos de Israel y de los hijos de Judá,
que han hecho para enojarme, ellos, sus reyes, sus príncipes, sus
sacerdotes y sus profetas, y los varones de Judá y los moradores de
Jerusalén. 33 Y me volvieron la cerviz, y no el rostro; y cuando los enseñaba
desde temprano y sin cesar, no escucharon para recibir corrección.
34 Antes pusieron sus abominaciones en la casa en la cual es invocado mi
nombre, contaminándola. 35 Y edificaron lugares altos a Baal, los cuales
están en el valle del hijo de Hinom, para hacer pasar por el fuego sus hijos y
sus hijas a Moloc; lo cual no les mandé, ni me vino al pensamiento que
hiciesen esta abominación, para hacer pecar a Judá.
PASAJE CLAVE – Jeremías 32: 36-44
36 Y
con todo, ahora así dice Jehová Dios de Israel a esta ciudad, de la cual
decís vosotros: Entregada será en mano del rey de Babilonia a espada, a
hambre y a pestilencia: 37 He aquí que yo los reuniré de todas las tierras a las
cuales los eché con mi furor, y con mi enojo e indignación grande; y los haré
volver a este lugar, y los haré habitar seguramente; 38 y me serán por pueblo,
y yo seré a ellos por Dios. 39 Y les daré un corazón, y un camino, para que me
teman perpetuamente, para que tengan bien ellos, y sus hijos después de
ellos. 40 Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles
bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí.
41 Y me alegraré con ellos haciéndoles bien, y los plantaré en esta tierra en
verdad, de todo mi corazón y de toda mi alma. 42 Porque así ha dicho Jehová:
Como traje sobre este pueblo todo este gran mal, así traeré sobre ellos todo el
bien que acerca de ellos hablo. 43 Y poseerán heredad en esta tierra de la cual
vosotros decís: Está desierta, sin hombres y sin animales, es entregada en
manos de los caldeos. 44 Heredades comprarán por dinero, y harán escritura y
la sellarán y pondrán testigos, en tierra de Benjamín y en los contornos de
Jerusalén, y en las ciudades de Judá; y en las ciudades de las montañas, y en
las ciudades de la Sefela, y en las ciudades del Neguev; porque yo haré
regresar sus cautivos, dice Jehová.
“EL NUEVO PACTO”
 Es un pacto nuevo que Dios promete que hará con
la nación de Israel en el futuro.
 Este pacto es en contraposición al “Antiguo Pacto”
ó pacto Mosaico (instrumentado por la Ley).
 El “Nuevo Pacto” abroga ó reemplaza al “Antiguo
Pacto” ya que éste último no fue guardado por
Israel.
 Se debe considerar al “Nuevo Pacto” como parte
integral del “Pacto Abrahámico” (la “bendición” a
181
todas las familias de la Tierra).
18
… Deuteronomio 28…
58 Si no cuidares de poner por obra todas las palabras de esta ley que están escritas en
este libro, temiendo este nombre glorioso y temible: JEHOVÁ TU DIOS, 59 entonces
Jehová aumentará maravillosamente tus plagas y las plagas de tu descendencia, plagas
grandes y permanentes, y enfermedades malignas y duraderas; 60 y traerá sobre ti
todos los males de Egipto, delante de los cuales temiste, y no te dejarán. 61 Asimismo
toda enfermedad y toda plaga que no está escrita en el libro de esta ley, Jehová la
enviará sobre ti, hasta que seas destruido. 62 Y quedaréis pocos en número, en lugar
de haber sido como las estrellas del cielo en multitud, por cuanto no obedecisteis a la
voz de Jehová tu Dios. 63 Así como Jehová se gozaba en haceros bien y en
multiplicaros, así se gozará Jehová en arruinaros y en destruiros; y seréis arrancados
de sobre la tierra a la cual entráis para tomar posesión de ella. 64 Y Jehová te esparcirá
por todos los pueblos, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo; y allí servirás
a dioses ajenos que no conociste tú ni tus padres, al leño y a la piedra. 65 Y ni aun
entre estas naciones descansarás, ni la planta de tu pie tendrá reposo; pues allí te dará
Jehová corazón temeroso, y desfallecimiento de ojos, y tristeza de alma; 66 y tendrás tu
vida como algo que pende delante de ti, y estarás temeroso de noche y de día, y no
tendrás seguridad de tu vida. 67 Por la mañana dirás: ¡Quién diera que fuese la tarde! y
a la tarde dirás: ¡Quién diera que fuese la mañana! por el miedo de tu corazón con que
estarás amedrentado, y por lo que verán tus ojos. 68 Y Jehová te hará volver a Egipto
en naves, por el camino del cual te ha dicho: Nunca más volverás; y allí seréis vendidos
a vuestros enemigos por esclavos y por esclavas, y no habrá quien os compre.
PASAJE CLAVE – Deuteronomio 30
1
Sucederá que cuando hubieren venido sobre ti todas estas
cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y
te arrepintieres en medio de todas las naciones adonde te
hubiere arrojado Jehová tu Dios, 2 y te convirtieres a Jehová tu
Dios, y obedecieres a su voz conforme a todo lo que yo te
mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu
alma, 3 entonces Jehová hará volver a tus cautivos, y tendrá
misericordia de ti, y volverá a recogerte de entre todos los
pueblos adonde te hubiere esparcido Jehová tu Dios. 4 Aun
cuando tus desterrados estuvieren en las partes más lejanas que
hay debajo del cielo, de allí te recogerá Jehová tu Dios, y de allá
te tomará; 5 y te hará volver Jehová tu Dios a la tierra que
heredaron tus padres, y será tuya; y te hará bien, y te
multiplicará más que a tus padres.
182
PASAJE CLAVE – Deuteronomio 30
6Y
circuncidará Jehová tu Dios tu corazón, y el corazón de tu
descendencia, para que ames a Jehová tu Dios con todo tu
corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas. 7 Y pondrá Jehová
tu Dios todas estas maldiciones sobre tus enemigos, y sobre tus
aborrecedores que te persiguieron. 8 Y tú volverás, y oirás la voz
de Jehová, y pondrás por obra todos sus mandamientos que yo
te ordeno hoy. 9 Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra
de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y
en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a
gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus
padres, 10 cuando obedecieres a la voz de Jehová tu Dios, para
guardar sus mandamientos y sus estatutos escritos en este libro
de la ley; cuando te convirtieres a Jehová tu Dios con todo tu
corazón y con toda tu alma.
182
CARACTERISTICAS DEL“NUEVO PACTO”
 Porqué se necesita un “Nuevo Pacto”?
 Los israelitas “invalidaron” el Antiguo Pacto.
 Cuales son las estipulaciones del “Nuevo Pacto”?
 Es un pacto futuro (v.31).
 Es con “la casa de Israel y la casa de Judá” (v.31).
 Es incondicional.
 Envuelve una internalización de la ley de Dios. (v.33)
 Envuelve la obra del Espíritu Santo dentro del corazón.
 Incluye la provisión por el pecado (Jesucristo, mediador).
 El resultado es un conocimiento completo de Dios.
182
PASAJE CLAVE – Jeremías 31:27-34
27 He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la
casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. 28 Y así como
tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir,
tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová. 29 En aquellos
días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los
hijos tienen la dentera, 30 sino que cada cual morirá por su propia maldad; los
dientes de todo hombre que comiere las uvas agrias, tendrán la dentera. 31 He
aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa
de Israel y con la casa de Judá. 32 No como el pacto que hice con sus padres
el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos
invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. 33 Pero
este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice
Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos
por Dios, y ellos me serán por pueblo. 34 Y no enseñará más ninguno a su
prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos
me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice
Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su
pecado.
1. Es un pacto futuro 181
PASAJE CLAVE – Jeremías 31:27-34
27 He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la
casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. 28 Y así como
tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir,
tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová. 29 En aquellos
días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los
hijos tienen la dentera, 30 sino que cada cual morirá por su propia maldad; los
dientes de todo hombre que comiere las uvas agrias, tendrán la dentera. 31 He
aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa
de Israel y con la casa de Judá. 32 No como el pacto que hice con sus padres
el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos
invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. 33 Pero
este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice
Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos
por Dios, y ellos me serán por pueblo. 34 Y no enseñará más ninguno a su
prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos
me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice
Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su
pecado.
2. Es con la casa de Israel y la casa de Judá
PASAJE CLAVE – Jeremías 31:27-34
27 He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la
casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. 28 Y así como
tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir,
tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová. 29 En aquellos
días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los
hijos tienen la dentera, 30 sino que cada cual morirá por su propia maldad; los
dientes de todo hombre que comiere las uvas agrias, tendrán la dentera. 31 He
aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa
de Israel y con la casa de Judá. 32 No como el pacto que hice con sus padres
el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos
invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. 33 Pero
este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice
Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos
por Dios, y ellos me serán por pueblo. 34 Y no enseñará más ninguno a su
prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos
me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice
Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su
pecado.
3. Es incondicional
181
PASAJE CLAVE – Jeremías 31:27-34
27 He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la
casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. 28 Y así como
tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir,
tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová. 29 En aquellos
días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los
hijos tienen la dentera, 30 sino que cada cual morirá por su propia maldad; los
dientes de todo hombre que comiere las uvas agrias, tendrán la dentera. 31 He
aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa
de Israel y con la casa de Judá. 32 No como el pacto que hice con sus padres
el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos
invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. 33 Pero
este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice
Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos
por Dios, y ellos me serán por pueblo. 34 Y no enseñará más ninguno a su
prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos
me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice
Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su
pecado.
4. Es “interno”
181
PASAJE CLAVE – Jeremías 31:27-34
27 He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la
casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. 28 Y así como
tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir,
tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová. 29 En aquellos
días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los
hijos tienen la dentera, 30 sino que cada cual morirá por su propia maldad; los
dientes de todo hombre que comiere las uvas agrias, tendrán la dentera. 31 He
aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa
de Israel y con la casa de Judá. 32 No como el pacto que hice con sus padres
el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos
invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. 33 Pero
este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice
Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos
por Dios, y ellos me serán por pueblo. 34 Y no enseñará más ninguno a su
prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos
me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice
Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su
pecado.
5.Incluye el perdón de pecados
181
PASAJE CLAVE – Jeremías 31:27-34
27 He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la
casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. 28 Y así como
tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir,
tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová. 29 En aquellos
días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los
hijos tienen la dentera, 30 sino que cada cual morirá por su propia maldad; los
dientes de todo hombre que comiere las uvas agrias, tendrán la dentera. 31 He
aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa
de Israel y con la casa de Judá. 32 No como el pacto que hice con sus padres
el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos
invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. 33 Pero
este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice
Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos
por Dios, y ellos me serán por pueblo. 34 Y no enseñará más ninguno a su
prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos
me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice
Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su
pecado.
6. El resultado es un conocimiento completo de Dios
PASAJE CLAVE – Ezequiel 36: 22-28
22 Por tanto, di a la casa de Israel: Así ha dicho Jehová el Señor: No lo
hago por vosotros, oh casa de Israel, sino por causa de mi santo
nombre, el cual profanasteis vosotros entre las naciones adonde
habéis llegado. 23 Y santificaré mi grande nombre, profanado entre las
naciones, el cual profanasteis vosotros en medio de ellas; y sabrán las
naciones que yo soy Jehová, dice Jehová el Señor, cuando sea
santificado en vosotros delante de sus ojos. 24 Y yo os tomaré de las
naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país.
25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas
vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. 26 Os
daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y
quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de
carne. 27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis
en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. 28
Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis
por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios.
7. Tiene que ver con la obra del Espíritu Santo
183
OTROS PASAJES IMPORTANTES
Joel 2:28-32
28 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne,
y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros
ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.
29 Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré
mi Espíritu en aquellos días. 30 Y daré prodigios en el cielo y
en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. 31 El sol se
convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga
el día grande y espantoso de Jehová. 32 Y todo aquel que
invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte
de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho
Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.
OTROS PASAJES IMPORTANTES
Isaías 42:6-9
6 Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te
guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones,7 para que
abras los ojos de los ciegos, para que saques de la cárcel a los presos, y de
casas de prisión a los que moran en tinieblas. 8 Yo Jehová; este es mi
nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas. 9 He aquí se
cumplieron las cosas primeras, y yo anuncio cosas nuevas; antes que
salgan a luz, yo os las haré notorias.
Isaías 44:3
3 Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida;
mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus
renuevos;
Isaías 49:8-9
8 Así dijo Jehová: En tiempo aceptable te oí, y en el día de salvación te
ayudé; y te guardaré, y te daré por pacto al pueblo, para que restaures la
tierra, para que heredes asoladas heredades; 9 para que digas a los presos:
Salid; y a los que están en tinieblas: Mostraos. En los caminos serán
apacentados, y en todas las alturas tendrán sus pastos.
OTROS PASAJES IMPORTANTES
Isaías 55:1-3
1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid,
comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.
2 ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que
no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma
con grosura. 3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma;
y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David.
Isaías 59:20-21
20 Y vendrá el Redentor a Sion, y a los que se volvieren de la iniquidad en
Jacob, dice Jehová. 21 Y este será mi pacto con ellos, dijo Jehová: El
Espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no
faltarán de tu boca, ni de la boca de tus hijos, ni de la boca de los hijos de
tus hijos, dijo Jehová, desde ahora y para siempre.
Isaías 61:8-9
8 Porque yo Jehová soy amante del derecho, aborrecedor del latrocinio
para holocausto; por tanto, afirmaré en verdad su obra, y haré con ellos
pacto perpetuo. 9 Y la descendencia de ellos será conocida entre las
naciones, y sus renuevos en medio de los pueblos; todos los que los
vieren, reconocerán que son linaje bendito de Jehová.
Descargar

LOS LIBROS DE REYES