La PROMESA
del
“Dios de Israel”
dada a
Abraham,
Isaac,
Jacob
y los
Israelitas
Montes
de Ararat
Abraham,
Isaac y
Jacob,
como todos
los demás,
descienden de
Noé.
Son
“semitas”,
es decir, de
la línea de
Sem.
Génesis 9-10.
Donde Todo Comenzó:
En Génesis 11
(el capítulo de la
Torre de Babel)
Dios despacha a la mayor
parte de la humanidad:
¡qué se esparza por el
mundo entero, fraccionada en grupos según sus
lenguas!
Es allá mismo donde
Dios halla a Abram.
Él también debe
salir.
“Vete de tu tierra y de tu
parentela, y de la casa de
tu padre, a la tierra que
te mostraré. Y haré de ti
una nación grande, y te
bendeciré, y engrandeceré
tu nombre, y serás
bendición. Bendeciré a
los que te bendijeren, y a
los que te maldijeren
maldeciré; y serán
benditas en ti todas las
familias de la tierra.”
Y se fue Abram, como el
SEÑOR le dijo…
Hebrón
Génesis 12
Y lo llevó fuera, y le dijo: “Mira ahora los cielos,
y cuenta las estrellas, si las puedes contar”. Y le dijo:
“Así será tu descendencia”. Y creyó al SEÑOR... Y le
dijo: “Yo soy el SEÑOR, que te saqué de Ur de los
caldeos, para darte a heredar esta tierra”...
Entonces el SEÑOR dijo a Abram: “Ten por
cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y
será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años.
Mas también a la nación a la cual servirán, juzgaré yo;
y después de esto saldrán con gran riqueza...”
En aquel día hizo el SEÑOR un pacto con
Abram, diciendo: “A tu descendencia daré esta tierra,
desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates; la tierra de los ceneos, los cenezeos, los cadmoneos,
los heteos, los ferezeos, los refaítas, los amorreos, los
cananeos, los gergeseos y los jebuseos”.
Genesís 15
“No se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu
nombre Abraham… y estableceré mi pacto entre mí y
ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones,
por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia
después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de
Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos.”
Génesis 17
Mar de Galilea
Se fue Isaac a… Gerar.
Y se le apareció el SEÑOR, y le
dijo: “No desciendas a Egipto;
habita en la tierra que yo te diré.
Habita como forastero en esta tierra,
y estaré contigo, y te bendeciré;
porque a ti y a tu descendencia
daré todas estas tierras, y
confirmaré el juramento que hice a
Abraham tu padre. Multiplicaré tu
descendencia como las estrellas
del cielo, y daré a tu descendencia
todas estas tierras; y todas las
naciones de la tierra serán
benditas en tu simiente, por cuanto
oyó Abraham mi voz, y guardó mi
precepto, mis mandamientos, mis
estatutos y mis leyes.”
Génesis 26
“Yo soy el SEÑOR, el Dios
de Abraham tu padre, y el
Dios de Isaac; la tierra en
que estás acostado te la
daré a ti y a tu
descendencia. Será tu
descendencia como el
polvo de la tierra, y te
extenderás al occidente, al
oriente, al norte y al sur;
y todas las familias de la
tierra serán benditas en ti
y en tu simiente. He aquí,
yo estoy contigo, y te
guardaré por dondequiera
que fueres...”
Y despertó Jacob de su
sueño, y… llamó el nombre de aquel lugar Betel.
Egipto
Génesis 28
“Tu nombre es Jacob; no se llamará más tu
nombre Jacob, sino Israel será tu nombre”;
y llamó su nombre Israel.
También le dijo Dios:
“Yo soy el Dios omnipotente: crece
y multiplícate; una nación y
conjunto de naciones procederán
de ti, y reyes saldrán de tus lomos.
La tierra que he dado a Abraham
y a Isaac, la daré a ti, y a tu
descendencia después de ti daré la
tierra.”
Génesis 35
ISRAEL, la Nación
“Pero a
vosotros os
he dicho:
…poseeréis
la tierra de
ellos, y yo os
la daré para
que la
poseáis por
heredad,
tierra que
fluye leche y
miel. Yo el
SEÑOR
vuestro Dios,
que os he
apartado de
los pueblos.”
Levítico 20
“¡La
tierra por
donde
pasamos
para
reconocerla, es
tierra en
gran
manera
buena...;
tierra que
fluye
leche y
miel!”
Números 14
La extensión que Dios promete a Josué
“Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de
vuestro pie. Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Eufrates, toda la tierra de
los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio.”
Josué 1
La promesa repetida a David a través del profeta Natán:
“Yo fijaré lugar a mi pueblo Israel y lo plantaré, para que habite en su lugar y
nunca más sea removido, ni los inicuos le aflijan más, como al principio…”
2º Samuel 7
Río Jordán
Una nueva época comienza, la del Nuevo Testamento. El apóstol Pedro proclama:
“Varones israelitas…
El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha
glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de
Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad.
Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un
homicida, y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los
muertos, de lo cual nosotros somos testigos…
Pero Dios ha cumplido así lo que había antes anunciado por boca de todos sus
profetas, que su Cristo había de padecer. Así que, arrepentíos y convertíos, para
que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor
tiempos de refrigerio, y él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien
de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de
todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido
desde tiempo antiguo…
Y todos los profetas desde Samuel en adelante, cuantos han hablado, también han
anunciado estos días. Vosotros sois los hijos de
los profetas, y del pacto que Dios hizo con
nuestros padres, diciendo a Abraham: ‘En tu
simiente serán benditas todas las familias de la
tierra’. A vosotros primeramente, Dios, habiendo levantado a su Hijo, lo envió para que
os bendijese, a fin de que cada uno se
convierta de su maldad.”
Hechos 3
“Este es pueblo saqueado y
pisoteado, todos ellos atrapados
en cavernas y escondidos en
cárceles; son puestos para
despojo, y no hay quien libre;
despojados, y no hay quien
diga: Restituid... ¿Quién dio a
Jacob en botín, y entregó a
Israel a saqueadores? ¿No fue el
SEÑOR, contra quien pecamos?
No quisieron andar en sus
caminos, ni oyeron su ley. Por
tanto, derramó sobre él el ardor
de su ira, y fuerza de guerra; le
puso fuego por todas partes,
pero no entendió; y le consumió,
mas no hizo caso.”
Isaías 42
“Sucederá que cuando… te arrepintieres en medio de todas las naciones adonde te
hubiere arrojado el SEÑOR tu Dios, y te convirtieres al SEÑOR tu Dios, y
obedecieres a su voz…, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma,
entonces el SEÑOR hará volver a tus cautivos, y tendrá misericordia de ti, y volverá
a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido el SEÑOR tu
Dios.
Aun cuando tus desterrados
estuvieren en las partes más
lejanas que hay debajo del
cielo, de allí te recogerá el
SEÑOR tu Dios, y de allá
te tomará; y te hará volver
el SEÑOR tu Dios a la
tierra que heredaron tus
padres, y será tuya; y te hará
bien, y te multiplicará más
que a tus padres.”
Deuteronomio 30
Alabad al SEÑOR, porque él es bueno; porque para
siempre es su misericordia. Díganlo los redimidos del
SEÑOR, los que ha redimido del poder del enemigo, y
los ha congregado de las tierras, del oriente y del
occidente, del norte y del sur.
Anduvieron perdidos por el desierto, por la soledad sin
camino, sin hallar ciudad en donde vivir. Hambrientos y
sedientos, su alma desfallecía en ellos…
Algunos moraban en tinieblas y sombra de muerte,
aprisionados en aflicción y en hierros, por cuanto fueron
rebeldes a las palabras del SEÑOR, y aborrecieron el consejo
del Altísimo. Por eso quebrantó con el trabajo sus corazones;
cayeron, y no hubo quien los ayudase…
Fueron afligidos los insensatos, a causa del camino de su
rebelión y a causa de sus maldades; su alma abominó todo
alimento, y llegaron hasta las puertas de la muerte…
Luego son menoscabados y abatidos a causa de tiranía, de
males y congojas. El esparce menosprecio sobre los príncipes, y
les hace andar perdidos, vagabundos y sin camino...
Salmo 107
4
5
6
2
3
1
10
7
Algunos judíos (hijos de Israel)
famosos de nuestros tiempos:
1. Theodor Herzl – Fundador del
Zionismo;
12
2. Albert Einstein;
3. Benjamín Disraeli;
4. Bob Dylan;
5. Félix Mendelsohn-Bartholdi;
6. George Gerswin;
7. Henry Kissinger;
8. Karl Marx;
9. Leon Trotsky;
10. Levi Strauss;
11. Nicolás Sarkozy;
12. Sigmund Freud;
13. Steven Spielberg.
8
11
9
“¡No me avergüenzo del
evangelio, porque es
poder de Dios para
salvación a todo aquel que cree;
al judío primeramente, y
también al griego!”
Romanos 1
13
La Nación, dispersa por todo el mundo por muchos siglos, vuelve a disponer de
una tierra propia. Nace como ‘Estado’ en 1948 y millones de judíos empiezan a
volver a la tierra de Abraham, Isaac y Jacob.
“He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda
Del barrio judío de Nueva York
Cuando el SEÑOR hiciere volver la cautividad
de Sion, seremos como los
que sueñan. Entonces
nuestra boca se llenará de
risa, y nuestra lengua de
alabanza; entonces dirán
entre las naciones:
‘¡Grandes cosas ha hecho
el SEÑOR con éstos!’
Salmo 126
Así como de todo el mundo
Un enanito está rodeado de gigantes, todos del ISLAM.
¿Qué es lo que quieren de Israel? “Borrarlo del mapa”.
“Oh Dios, no guardes silencio; no
calles, oh Dios, ni te estés quieto.
Porque he aquí que rugen tus
enemigos, y los que te aborrecen
alzan cabeza. Contra tu pueblo han
consultado astuta y secretamente y
han entrado en consejo contra tus
protegidos. Han dicho:
‘Venid, y destruyámoslos para que
no sean nación, y no haya más
memoria del nombre de Israel’.
Porque se confabulan de corazón a
una, contra ti han hecho alianza las
tiendas de los edomitas y de los
ismaelitas, Moab y los agarenos;
Gebal, Amón y Amalec, los filisteos
y los habitantes de Tiro. También
el asirio se ha juntado con ellos;
sirven de brazo a los hijos de Lot…
Conozcan que tu nombre es el
SEÑOR; tú solo Altísimo sobre
toda la tierra.”
Salmo 83
Entre las diez naciones, vecinas y enemigas, de Israel, están los palestinos de
hoy. Son nombrados como ‘edomitas’,
como ‘Moab y Amón’, como ‘los hijos de
Lot’, como ‘Amalec’ y quizás otros.
‘El asirio’ figura en representación de
una nación grande y fuerte al norte, como
Irán. Los que no son palestinos “sirven de
brazo” a los que, sí, lo son.
El “DIOS DE ISRAEL”, nombrado
así 203x en la Biblia, ¡tendrá la
última palabra!
“Sálvanos, SEÑOR Dios nuestro, y recógenos de entre las naciones, para que
alabemos tu santo nombre,
para que nos gloriemos en
tus alabanzas.
Bendito el SEÑOR Dios
de Israel, desde la eternidad
y hasta la eternidad; y diga
todo el pueblo, ¡Amén!
¡Aleluya!”
Salmo 106
Nunca más…
“Y nunca más será(n) a la casa de Israel espina
desgarradora, ni aguijón que le dé dolor, en medio de
cuantos la rodean y la menosprecian; y sabrán que YO
soy el SEÑOR.
Así ha dicho el SOBERANO Señor: Cuando recoja a
la casa de Israel de los pueblos entre los cuales está
esparcida, entonces me santificaré en ellos ante los ojos
de las naciones, y habitarán en su tierra, la cual di a mi
siervo Jacob. Y habitarán en ella seguros, y edificarán
casas, y plantarán viñas, y vivirán confiadamente,
cuando yo haga juicios en todos los que los despojan en
sus alrededores; y sabrán que YO soy el SEÑOR su
Dios.”
Ezequiel 28:24-26
“No
temas,
porque yo
estoy contigo; del
oriente
traeré tu
generación, y del occidente te recogeré. Diré al norte: Da acá; y al sur:
No detengas; trae de lejos mis hijos,
y mis hijas de los confines de la
tierra, todos los llamados de mi
nombre; para gloria mía los he
creado, los formé y los hice.
No os acordéis de las cosas pasadas, ni
traigáis a memoria las cosas antiguas.
He aquí que yo hago cosa nueva;
pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis?
Otra vez abriré camino en el desierto,
y ríos en la soledad… para que beba mi
pueblo, mi escogido.
Este pueblo he creado para mí; mis
alabanzas publicará. Y no me invocaste
a mí, oh Jacob, sino que de mí te
cansaste, oh Israel…
Yo, yo soy el que borro tus rebeliones
por amor de mí mismo, y no me
acordaré de tus pecados.”
Isaías 43
“No habrá siempre oscuridad para la que está ahora en
angustia… El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los
que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció
sobre ellos. Multiplicaste la gente, y aumentaste la alegría…
Porque tú quebraste su pesado yugo, y la vara de su hombro, y el
cetro de su opresor… Porque todo calzado que lleva el guerrero
en el tumulto de la batalla, y todo manto revolcado en sangre,
serán quemados, pasto del fuego.”
“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de
su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y
sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en
justicia desde ahora y para siempre. El celo del SEÑOR de los
ejércitos hará esto!”
Isaías 9
Preguntas y Respuestas
de un Apóstol sobre ISRAEL:
“Digo, pues: ¿Ha desechado Dios
a su pueblo?
En ninguna manera… No ha
desechado Dios a su pueblo, al
cual desde antes conoció…
Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen?
En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a
los gentiles, para provocarles a celos. Y si su transgresión es la
riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles,
¿cuánto más su plena restauración? …
Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será
su admisión, sino vida de entre los muertos? …”
Romanos 11
Ignorancia y Arrogancia Van de la Mano:
¡No Seas Ignorante!
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros
mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en
parte, HASTA que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito:
“Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la
impiedad. Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite
sus pecados”…
Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de
Dios…
¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de
la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e
inescrutables sus caminos!
Romanos 11
En AQUEL Tiempo…
“En aquel día no serás avergonzada
por ninguna de tus obras con que te
rebelaste contra mí; porque entonces
quitaré de en medio de ti a los que se
alegran en tu soberbia, y nunca más
te ensoberbecerás en mi santo monte.
Y dejaré en medio de ti un pueblo
humilde y pobre, el cual confiará en
el nombre del SEÑOR. El remanente
de Israel no hará injusticia ni dirá
mentira, ni en boca de ellos se hallará
lengua engañosa; porque ellos serán
apacentados, y dormirán, y no habrá
quien los atemorice.
Canta, oh hija de Sion; da voces de
júbilo, oh Israel; gózate y regocíjate
de todo corazón, hija de Jerusalén. El
SEÑOR ha apartado tus juicios, ha
echado fuera tus enemigos; el
SEÑOR es Rey de Israel en medio de
ti; nunca más verás el mal.
En aquel tiempo se dirá a Jerusalén:
No temas; Sion, no se debiliten tus
manos. El SEÑOR está en medio de
ti, poderoso, él salvará; se gozará
sobre ti con alegría, callará de amor,
se regocijará sobre ti con cánticos.
Reuniré a los fastidiados por causa
del largo tiempo; tuyos fueron, para
quienes el oprobio de ella era una
carga. He aquí, en aquel tiempo yo
apremiaré a todos tus opresores; y
salvaré a la que cojea, y recogeré la
descarriada; y os pondré por
alabanza y por renombre en toda la
tierra. En aquel tiempo yo os traeré,
en aquel tiempo os reuniré yo; pues
os pondré para renombre y para
alabanza entre todos los pueblos de
la tierra, cuando levante vuestro
cautiverio delante de vuestros ojos,
dice el SEÑOR.”
Sofonías 3
Asimismo acontecerá en aquel tiempo, que el
SEÑOR alzará otra vez su mano para recobrar el
remanente de su pueblo que aún quede en Asiria,
Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las
costas del mar. Y levantará pendón a las naciones, y
juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.
Isaías 11
Se alegrarán el desierto y la soledad; el yermo se
gozará y florecerá como la rosa… Y los redimidos del
SEÑOR volverán, y vendrán a Sion con
alegría; y gozo perpetuo será sobre sus
cabezas; y tendrán gozo y alegría, y
huirán la tristeza y el gemido.
Isaías 35
Porque muchos días estarán los hijos de Israel sin rey, sin
príncipe, sin sacrificio, sin estatua, sin efod y sin terafines.
Después volverán los hijos de Israel, y buscarán al SEÑOR su
Dios, y a David su rey; y temerán al SEÑOR y a su bondad en el
fin de los días.
Oseas 3
Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi
ira se apartó de ellos. Yo seré a Israel como rocío; él florecerá
como lirio, y extenderá sus raíces como el Líbano. Se extenderán
sus ramas, y será su gloria como la del olivo, y perfumará como
el Líbano. Volverán y se sentarán bajo su sombra; serán
vivificados como trigo, y florecerán como la vid; su olor será
como de vino del Líbano.
Oseas 14
Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de
Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a
quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito,
afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito. En
aquel día habrá gran llanto en Jerusalén…
Zacarías 12
JESÚS dijo una parábola:
“Mirad la higuera y todos los
árboles. Cuando ya brotan,
viéndolo, sabéis por vosotros
mismos que el verano está ya
cerca. Así también vosotros,
cuando veáis que suceden estas
cosas, sabed que está cerca el
reino de Dios.
De cierto os digo, que no pasará
esta generación hasta que todo
esto acontezca. El cielo y la
tierra pasarán, pero mis
palabras no pasarán.” Lucas 21
“Esta generación” no significa aquí “la generación
contemporánea”. Más bien es una referencia a ‘género’,
‘linaje’, ‘dinastía’ o ‘descendencia’; en otras palabras,
Jesús está indicando que lo ‘generado’ por Jacob/Israel (es
decir: “los Hijos de Israel” o “La Nación de Israel”), a
pesar de los severos juicios de Dios, jamás pasará, igual
como tampoco pueden “pasar” sus palabras.
La higuera simboliza a Israel (p.e. en
Lucas 13). Israel, como nación, como
estado y como país, lleva tiempo
‘brotando’. Las naciones vecinas
(“todos los árboles”) también están
ahora ‘brotando’, pero violentamente.
Jesús nos alerta y dice:
“¡Mirad!”,
“¡Sabed!”,
“¡Está cerca!”
He aquí que vienen días, dice el SEÑOR,
en que levantaré a David renuevo justo, y
reinará como Rey, el cual será dichoso, y
hará juicio y justicia en la tierra. En sus días será salvo
Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre
con el cual le llamarán: el SEÑOR, justicia nuestra.
Jeremías 23
Tus ojos verán al Rey en su hermosura; verán la
tierra que está lejos… Mira a Sion.., tus ojos verán a
Jerusalén, morada de quietud… Porque ciertamente
allí será el SEÑOR para con nosotros fuerte… Porque
el SEÑOR es nuestro juez, el SEÑOR
es nuestro legislador, el SEÑOR es
nuestro Rey; él mismo nos salvará.
Isaías 33
¿Puedes tú discernir el futuro de este mundo?
¡Imposible! ¡A menos que estés pendiente del “reloj” divino! Por los
tratos de Dios con su amado pueblo ISRAEL, a través de los siglos,
estamos enterados de “la hora”. La presente actualidad de Israel
nos comunica que ¡la hora es muy avanzada! La PROMESA, hecha
a Abraham, Isaac y Jacob, ¡está por cumplirse en su totalidad!
“¡Aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará”
(Habacuc 2; Hebreos 10; Romanos 13) !
Te invitamos a reenviar este pps a todas tus
amistades; ¡no las prives de lo que es de extrema
actualidad e importancia!
Para más información escribe a:
[email protected]
Para más material, pincha en:
www.ntmu.net/espamenu.htm
Fin
Descargar

Slide 1