Una mujer va en coche por la
carretera.
Un hombre va conduciendo por
la misma carretera pero en
sentido contrario.
Cuando se cruzan, la mujer baja la
ventanilla y le grita: ¡BURRO!
El hombre inmediatamente le
responde: ¡VETE A LAVAR LOS
PLATOS!
Ambos continúan su camino, el
hombre especialmente satisfecho
de su agilidad en la réplica. Pero
en la primera curva de la
carretera …
Moraleja:
“Los hombres nunca
llegarán a entender lo
que las mujeres
quieren decir."
Descargar

Diapositiva 1