Evangelio de San Lucas 17, 11-19
Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y
Galilea. Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su
encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le
decían: "Jesús, maestro, ten compasión de nosotros."
Al verlos, les dijo: "Id a presentaros a los sacerdotes."
Y, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos,
viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes
gritos y se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias.
Éste era un samaritano.
Jesús tomó la palabra y dijo: "¿No han quedado limpios los
diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha vuelto más que
este extranjero para dar gloria a Dios?"
Y le dijo: "Levántate, vete; tu fe te ha salvado."
Palabra del Señor
¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?
Está claro que, para ser capaces de volver agradecidos a Jesús, hace
falta reconocer, en primer lugar, que Él no nos debe nada, que su
acción para con nosotros es totalmente gratuita. Y sólo quien es
capaz de descubrir este amor generoso y gratuito de Dios, puede
volver a Él agradecido, puede convertirse en discípulo suyo .
Nadie puede exigir para sí, la salvación de Dios. Pero nueve de
aquellos diez leprosos sí creían que Dios les debía aquel favor. Por
eso son incapaces de volver agradecidos. Uno sólo, el extranjero -el
samaritano, el rechazado de los judíos-, es capaz de descubrir que el
Señor le ha salvado. Y obra en consecuencia: retorna agradecido
hasta Jesús.
Quien ha reconocido a Jesús como el Señor, como el
Salvador, ya no puede construir su vida sin contar con
Él. No puede construir su vida sin darle a Él el papel
principal, el papel protagonista.
Encontrarse con Dios es el gran reto del hombre sobre
la tierra. Encontrarse con Dios es, sobre todo, el gran
reto para un cristiano.
¿Qué ha supuesto para ti encontrarte con Jesús?
¿Buscas un encuentro cada día, como un sediento
busca el agua?
¿Te ha hecho feliz ese encuentro?
El Señor
revela aa
laslas
naciones
su salvación
El Señor
revela
naciones
su salvación
Cantad
al unSeñor
un cántico
nuevo,
porque ha hecho
Cantad al Señor
cántico nuevo,
porque ha hecho
maravillas
maravillas
Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.
Los
la tierra
hantocad.
contemplado la victoria
Aclamaconfines
al Señor, tierrade
entera,
gritad, vitoread,
de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera, gritad, vitoread,
tocad.
Salmo 97
Descargar

Diapositiva 1