Vete y No
Peques Más.
Hay dos actitudes
que se pueden
tomar cuando
alguien hace algo
equivocado.
1. Condenamos
o juzgamos
2. Perdonamos
¿Cuál de estas
tomamos nosotros?
Juan
8:1-11
El pasaje es parte de un
incidente donde los fariseos
orquestaron una trama
para poder acusar al Señor,
y en él encontramos
la forma en la que Jesús
trata con el pecador.
La gracia divina,
representada en la
persona de Jesús, le ofrece
al hombre pecador
un remedio para todos
sus males espirituales.
¿De qué forma
podemos demostrar
el remedio que Jesús
ofrece al pecador a
partir de este pasaje?
Lo narrado en el versículo
once nos muestra tres
pensamientos que nos
ayudan a visualizar
lo antes dicho.
“Ni yo te condeno”
A. Representada en
las palabras de Jesús
B. Representada en
el juicio emitido
Ante el pecado, Dios ofrece
Su bondad para el pecador
“Vete”
A. Para una mujer que se
dejó arrastrar por el placer
B. Para una mujer que
no se sentía valorada
Ante el pecado, Dios ofrece una
segunda oportunidad al pecador
“…y no peques más”
A. Para abandonar el pecado
B. Para volverse a Dios en
gratitud
El trato de Jesús para con
el pecador, sigue siendo el
mismo. Él está dispuesto a
perdonarle, si tan sólo
viene arrepentido y
deposita su fe en él.
Descargar

Diapositiva 1