Mateo 20:1-16
¿cuánto me pagarán...?
Mateo 20:1-16
Mat 19:30 Pero muchos primeros serán últimos, y los últimos, primeros. Mateo 20:1 Porque el
Reino de los Cielos es semejante al dueño de una empresa que el día 1º del mes contrató
empleados para su empresa. (2) Y habiendo convenido en 1.000 euros al mes, los puso a
trabajar.
(3) Y salió la semana siguiente, y vio parados en el INEM a otros que estaban sin trabajo; (4) y
a éstos les dijo: "Id también vosotros a mi empresa, y os daré lo que sea justo." Y ellos fueron. (5)
Volvió a salir la segunda semana y la tercera, e hizo lo mismo.
(6) Y saliendo el día 27º del mes, encontró a otros parados, y les dijo*: "¿Por qué habéis estado
aquí parados todo el mes sin trabajar?" (7) Ellos le dijeron*: "el país está muy mal y no hay
trabajo ." El les dijo*: "Id también vosotros a mi empresa."
(8) Y al llegar el día 30 el dueño de la empresa dijo* al gerente: "Llama a los empleados y
págales la nómina comenzando por los últimos hasta los primeros." (9) Cuando llegaron los que
habían sido contratados el día 27º, cada uno recibió 1.000 euros. (10) Y cuando llegaron los que
fueron contratados primero, pensaban que recibirían más; pero ellos también recibieron 1.000
euros cada uno.
(11) Y al recibirlo, murmuraban contra el propietario, (12) diciendo: "Estos últimos han trabajado
apenas 3 días, pero los has hecho iguales a nosotros que hemos soportado el peso y la fatiga de
todo un mes."
(13) Pero respondiendo él, dijo a uno de ellos: "Amigo, no te hago ninguna injusticia; ¿no
conviniste conmigo en 1.000? (14) "Toma lo que es tuyo, y vete; pero yo quiero darle a este último
lo mismo que a ti. (15) "¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo que es mío? ¿O es tu ojo malo
porque yo soy bueno?" (16) Así, los últimos serán primeros, y los primeros, últimos.
2
Una lógica diferente, en la que…
Mateo 20:1 Porque la experiencia cristiana (en la que Dios controla nuestra vida) es semejante
al dueño de una empresa que el día 1º del mes contrató empleados para su empresa. (2) Y
habiendo convenido en 1.000 euros al mes, los puso a trabajar.
1.- las
son
mássin
importante
3) Y salió la semana siguiente, y vio parados
en elobras
INEM ano
otros
que lo
estaban
trabajo; (4) y a
éstos les dijo: "Id también vosotros a mi empresa, y os daré lo que sea justo." Y ellos fueron. (5)
Volvió a salir la segunda semana y la tercera, e hizo lo mismo.
(6) Y saliendo el día 27º del mes, encontró a otros parados, y les dijo*: "¿Por qué habéis estado
aquí parados todo el mes sin trabajar?" (7) Ellos le dijeron*: "el país está muy mal y no hay
trabajo ." El les dijo*: "Id también vosotros a mi empresa."
2. los últimos son los primeros
(8) Y al llegar el día 30 el dueño de la empresa dijo* al gerente: "Llama a los empleados y
págales la nómina comenzando por los últimos hasta los primeros." (9) Cuando llegaron los que
habían sido contratados el día 27º, cada uno recibió 1.000 euros. (10) Y cuando llegaron los que
fueron contratados primero, pensaban que recibirían más; pero ellos también recibieron 1.000
euros cada uno.
3.- menos puede ser más
(11) Y al recibirlo, murmuraban contra el propietario, (12) diciendo: "Estos últimos han trabajado
apenas 3 días, pero los has hecho iguales a nosotros que hemos soportado el peso y la fatiga de
todo un mes."
(13) Pero respondiendo él, dijo a uno de ellos: "Amigo, no te hago ninguna injusticia; ¿no
conviniste conmigo en 1.000? (14) "Toma lo que es tuyo, y vete; pero yo quiero darle a este último
lo mismo que a ti. (15) "¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo que es mío? ¿O es tu ojo malo
porque yo soy bueno?" (16) Así, los últimos serán primeros, y los primeros, últimos.
3
1. Los judíos: confiados en sus obras
Rom 9:30-32 ¿Qué diremos entonces? Que los gentiles, que no iban tras la justicia,
alcanzaron justicia, es decir, la justicia que es por fe; Rom 9:31 pero Israel, que iba tras
una ley de justicia, no alcanzó esa ley. Rom 9:32 ¿Por qué? Porque no iban tras ella por
fe, sino como por obras. Tropezaron en la piedra de tropiezo,
Lucas 13:27-30 y El dirá: "Os digo que no sé de dónde sois; APARTAOS DE MI, TODOS
LOS QUE HACEIS INIQUIDAD." (28) Allí será el llanto y el crujir de dientes cuando veáis
a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, pero vosotros
echados fuera. (29) Y vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se
sentarán a la mesa en el reino de Dios. (30) Y he aquí, hay últimos que serán
primeros, y hay primeros que serán últimos.
Mateo 8: 11-12 Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán a
la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los cielos. (12) Pero los hijos del reino
serán arrojados a las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes.
4
2. Los primeros son los últimos
Mat 19:27-30 Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos
seguido; ¿qué,
pues, recibiremos?
(28)
Y Jesús les dijo: En verdad os digo que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del
Hombre se siente en el trono de su gloria, os sentaréis también sobre doce tronos para juzgar a las doce tribus de
Israel. (29) Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras por mi
nombre, recibirá cien veces
últimos, y los últimos, primeros.
más, y heredará la vida eterna.
19:30 Pero muchos primeros serán
20:1 Porque el reino de los cielos es semejante a un hacendado que salió muy de mañana para contratar obreros
para su viña. (2) Y habiendo convenido con los obreros en un denario al día, los envió a su viña. (3) Y salió
como a la hora tercera, y vio parados en la plaza a otros que estaban sin trabajo; (4) y a éstos les dijo: "Id
también vosotros a la viña, y os daré lo que sea justo." Y ellos fueron. (5) Volvió a salir como a la hora sexta y a la
novena, e hizo lo mismo. (6) Y saliendo como a la hora undécima, encontró a otros parados, y les dijo*: "¿Por qué
habéis estado aquí parados todo el día sin trabajar?" (7) Ellos le dijeron*: "Porque nadie nos contrató." El les dijo*:
"Id también vosotros a la viña." (8) Y al atardecer, el señor de la viña dijo* a su mayordomo: "Llama a los obreros
y págales su jornal, comenzando por los últimos hasta los primeros." (9) Cuando llegaron los que habían sido
contratados como a la hora undécima, cada uno recibió un denario. (10) Y cuando llegaron los que fueron
contratados primero, pensaban que recibirían más; pero ellos también recibieron un denario cada
uno. (11) Y al recibirlo, murmuraban contra el hacendado, (12) diciendo: "Estos últimos han trabajado sólo una
hora, pero los has hecho iguales a nosotros que hemos soportado el peso y el calor abrasador del día." (13) Pero
respondiendo él, dijo a uno de ellos: "Amigo, no te hago ninguna injusticia; ¿no conviniste conmigo en un denario?
(14) "Toma lo que es tuyo, y vete; pero yo quiero darle a este último lo mismo que a ti. (15) "¿No me es lícito
hacer lo que quiero con lo que es mío? ¿O es tu ojo malo porque yo soy bueno?" (16) Así, los últimos serán
primeros, y los primeros, últimos.
5
2. Los primeros son los últimos
Marcos 9:33-37 Y llegaron a Capernaúm; y estando ya en la casa, les preguntaba: ¿Qué
discutíais por el camino? (34) Pero ellos guardaron silencio, porque en el camino habían
discutido entre sí quién de ellos era el mayor. (35) Sentándose, llamó a los doce y les dijo*:
Si alguno desea ser el primero, será el último de todos y el servidor de todos.
Marcos 10:35-45 Y se le acercaron* Jacobo y Juan, los dos hijos de Zebedeo, diciéndole:
Maestro, queremos que hagas por nosotros lo que te pidamos. (36) Y El les dijo: ¿Qué queréis
que haga por vosotros? (37) Ellos le dijeron: Concédenos que en tu gloria nos sentemos uno
a tu derecha y el otro a tu izquierda. (38) Pero Jesús les dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis
beber la copa que yo bebo, o ser bautizados con el bautismo con que soy bautizado? (39) Y ellos
le dijeron: Podemos. Y Jesús les dijo: La copa que yo bebo, beberéis; y seréis bautizados con el
bautismo con que yo soy bautizado, (40) pero el que os sentéis a mi derecha o a mi izquierda, no
es mío el concederlo, sino que es para quienes ha sido preparado. (41) Al oír esto, los diez
comenzaron a indignarse contra Jacobo y Juan. (42) Y llamándolos junto a sí, Jesús les dijo*:
Sabéis que los que son reconocidos como gobernantes de los gentiles se enseñorean de
ellos, y que sus grandes ejercen autoridad sobre ellos. (43) Pero entre vosotros no es así,
sino que cualquiera de vosotros que desee llegar a ser grande será vuestro servidor, (44) y
cualquiera de vosotros que desee ser el primero será siervo de todos. (45) Porque ni aun el Hijo
del Hombre vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
6
3. Menos puede ser más
Lc 7:41-47 (41) Cierto prestamista tenía dos deudores; uno le debía quinientos
denarios y el otro cincuenta; (42) y no teniendo ellos con qué pagar, perdonó
generosamente a los dos. ¿Cuál de ellos, entonces, le amará más? (43) Simón
respondió, y dijo: Supongo que aquel a quien le perdonó más. Y Jesús le dijo: Has
juzgado correctamente. (44) Y volviéndose hacia la mujer, le dijo a Simón: ¿Ves
esta mujer? Yo entré a tu casa y no me diste agua para los pies, pero ella ha
regado mis pies con sus lágrimas y los ha secado con sus cabellos. (45)
No me diste beso, pero ella, desde que entré, no ha cesado de besar mis
pies. (46) No ungiste mi cabeza con aceite, pero ella ungió mis pies con
perfume. (47) Por lo cual te digo que sus pecados, que son muchos, han sido
perdonados, porque amó mucho; pero a quien poco se le perdona, poco
ama.
Lucas 21:1-4 Levantando Jesús la vista, vio a los ricos que echaban sus
ofrendas en el arca del tesoro. (2) Y vio también a una viuda pobre que echaba
allí dos pequeñas monedas de cobre; (3) y dijo: En verdad os digo, que esta
viuda tan pobre echó más que todos ellos; (4) porque todos ellos echaron en
la ofrenda de lo que les sobraba, pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía
para vivir.
7
Como iglesia de Chamartín

La parábola nos invita a romper con nuestra lógica y a abrir los ojos a la lógica del
Reino. A transformar nuestra mente según la mente de Cristo: cuando nos pegan, nos
llevan a juicio…

Tenemos la tendencia a justificarnos por nuestras obras y a olvidarnos de la gracia. Nos
acostumbramos a las rutinas y a las normas; y descansamos en ellas. ¿Vives una fe
basada en normas y rutinas?

Nos gusta que nos premien y recompensen. Nos gusta que nos bendigan. Nos gusta
ser los primeros. El Reino se basa en todo lo contrario: más bienaventurado es dar que
recibir, bendecir que ser bendecido, ser último que primero.

¿Sientes envidia cuando a alguien le va todo muy bien? ¿Piensas que tú deberías
recibir más?

Trabajar más no implica que nuestro servicio sea útil. Lo que importa es tu corazón.
¿Te sientes perdonado? ¿Amado? ¿Sirves con ese gozo o te sientes trabajando en el
calor y la fatiga?
8
Descargar

None