El
Jesús
de
Marcos
En busca del
auténtico
rostro de
Jesús
Diseño: José L. Caravias sj.
Roma, ciudad de tensas
diferencias sociales,
sobre los años 60.
Muchos esclavos,
creen en Jesús.
Pero confunden
sus creencias paganas
anteriores
con su nueva fe en Jesús.
Por eso se preguntan
con insistencia:
¿Quién es Jesús?
Corre ya entre los cristianos una versión
escrita sobre la pasión y muerte de Jesús,
que Marcos en buena parte recogió
en sus capítulos 14 y 15.
Pero para los
romanos un
crucificado es algo
totalmente
despreciable…
Por ello se impone
la necesidad de
explicar mejor quién era ese crucificado…
Después de copiar la pasión de Jesús, Marcos
narra una escena clave (16,1-8).
Un joven, junto al sepulcro, le dice a las tres
mujeres que van a embalsamar el cadáver:
No teman.
Ustedes buscan
a Jesús,
el Nazareno,
el Crucificado.
Ha sido resucitado.
No está acá; miren
el lugar donde lo pusieron.
Vayan y digan a
sus discípulos que lo verán en Galilea.
16,6s
Pretendían embalsamar un
pero a quien realmente
buscaban era a Jesús,
cadáver,
el Nazareno,
el Crucificado,
el realmente
encarnado en la
humanidad.
Lo mataron, pero Dios lo trae a la vida
para siempre. Por ello hay que moverse
para contarlo y encontrarlo de nuevo entre
su pueblo, donde él creció: en Galilea…
Había habido muchas opiniones diferentes sobre Jesús:
Los fariseos decían: Blasfema contra Dios; es un borracho y
un comilón; anda con pecadores; está poseído por el demonio.
Sus parientes: Está loco. Perdió el juicio.
Sus paisanos: ¿Dónde logró tanta sabiduría? ¿No es el
carpintero, hijo de María? ¿Cómo ahora se las da de doctor?
Los jefes del pueblo hacían todo lo que podían para desanimarlo
y desacreditarlo, apresarlo y eliminarlo.
El pueblo lo admiraba: Es Juan el Bautista que resucitó de
entre los muertos; es el profeta Elías... Nunca nadie obró así...
También en Roma mucha gente, al oír hablar de Jesús,
preguntaba: ¿Cómo es este Dios nuevo? ¿Cuál es su
especialidad? ¿En qué lugar realizan sacrificios para
él? ¿Dónde está su templo?
Lo confirman Juan y Dios:
Detrás de mí viene otro
mucho más grande que yo
1,7
Tú eres mi Hijo,
el Amado;
tú eres mi Elegido
1,11
¡Vino nuevo, en vasijas nuevas!... 2,22
Papá-Dios
está llegando
Acepten esta linda noticia:
Dios ofrece nuevas
posibilidades para el futuro
Cambien su corazón, sus actitudes y sus
relaciones para que puedan aceptar
esta oferta de Dios. 1,15
No vengo para que me sirvan,
sino para servir
y dar mi vida
por los demás...
Siempre
10,45
Se adapta a
la capacidad
de la gente...
humano,
alegre, sencillo,
cercano a todos.
4,33
Se mezcla con todos.
Se deja cuestionar.
Al paralítico: Levántate, toma tu
camilla y vete a tu casa
2,11
Al de la mano seca: Ponte de
pie, colócate en medio y
extiende tu mano 3,3.5
A la niña muerta: Niña, a ti
te lo digo, levántate
5,41
¿Todavía
no entienden?
8,21
¿Por qué son ustedes
tan miedosos?
¿Todavía no tienen fe?
4,40
Ánimo, no tengan
miedo, soy yo 6,50
¡Ábrete!
7,34
Los libera del fanatismo:
¡Cállate y sal de
este hombre! 1,26
Les hace oír y hablar: Espíritu
sordo
y mudo, te mando que salgas
y no entres más en él 9,25
Los hace cuerdos y tranquilos (5,19):
Vete a tu casa, con los tuyos,
y cuéntales lo que el Señor
ha hecho contigo.
Ordena a la
tempestad:
¡Cállate, cálmate!
4,39
Al marginado leproso:
¡Queda limpio! 1,41
Al despreciado Leví: Sígueme.
No he venido a llamar justos,
sino a pecadores 2,14.17
A los despreciados (la mujer enferma):
Hija, tu fe te ha salvado, vete en paz y queda sana 5,34
Ante los hambrientos: Denles de comer...
¿Cuántos panes tienen ustedes? 6,37s
Esta viuda pobre ha dado más que todos los ricos
12,43
Vamos aparte a un lugar tranquilo para descansar...
Pero sintió compasión al ver la multitud,
pues eran como ovejas sin pastor,
y se puso a enseñarles con calma
6,31.34
Dejen que los niños
vengan a mí.
¿Por qué se lo impiden?
El Reino de Dios es
para los que
se parecen a ellos.
Jesús los abrazaba
y los bendecía 10,14.16
Tengan fe en Dios.
Yo les aseguro que el
que diga a este cerro:
¡Levántate y arrójate
al mar!, si no duda en
su corazón, se le
concederá.
Todo lo que pidan en
la oración, crean que
ya lo han recibido
y lo obtendrán. 11,22-24
Dios no es un Dios de muertos sino de vivos
12,27
Los que se consideran jefes de
las naciones actúan como
dictadores, y los que ocupan
cargos abusan de su autoridad...
10, 42
Mi casa es casa de oración...
Pero ustedes la han convertido
en refugio de ladrones 11,17
Los maestros de la ley se tragan los bienes de las
viudas mientras se amparan con largas oraciones.
Pero serán juzgados con mucha severidad 12,40
Si alguno quiere seguirme,
que se niegue a sí mismo,
tome su cruz y sígame 8,34
El que quiera ser el primero,
que se haga el servidor de
todos 9,35; 10,43
Si tu mano es para ti ocasión
de pecado, córtatela 9,43
¿Pueden beber la copa que estoy bebiendo yo? 10,38
Cuando oren, si tienen algo contra alguien, perdónenlo 11,25
Vende todo lo que tienes
y dalo a los pobres...
Después, ven y sígueme
10,21
Qué difícilmente entrarán en el Reino de Dios
los que tienen riquezas 10,23
Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón...
Y a tu prójimo como a ti mismo.
No hay ningún mandamiento más importante que éstos
12,30s
El sábado ha sido hecho para el hombre,
y no el hombre para el sábado 2,27
Abran los ojos y
tengan cuidado de la
levadura de los fariseos
y de Herodes 8,15
Aparecerán
falsos
cristos y
falsos
profetas...
Estén
preparados..
Fíjense bien, que nadie
los engañe, porque
vendrán en mi lugar y
engañarán a muchos 13,6
Serán odiados por causa
de mi Nombre 13,13
. 13,22s
Uno de ustedes me va a entregar... 14,18
Esta noche me negarás tres veces... 14,30
Me matarán, pero
a los tres días resucitaré...
10,34
Un día verán a este Hombre sentado a la
derecha del Dios Todopoderoso viniendo en
medio de nubes
14,62
Fue llevado al cielo y
se sentó a la derecha
de Dios 16,19
Descargar

Quejas de Dios