CONDUJO A SU PUEBLO POR
EL DESIERTO
Texto:
José Fernández MORATIEL
Condujo a su pueblo por el desierto
En el silencio como en el desierto puede haber
de todo: cansancio, dolor, alegría,
aburrimiento, hay lo que hay en la vida.
Condujo a su pueblo por el desierto
La vida a la que podemos ver y acoger.
Condujo a su pueblo por el desierto
Es la vida y por eso no hay que calificarla de
buena o mala y la vida merece la pena ser
vivida.
El silencio es nuestra vida.
Condujo a su pueblo por el desierto
Un silencio tan grande que no admite ninguna
calificación. Una vida tan bella que no tiene
por qué calificarse de ninguna manera.
Condujo a su pueblo por el desierto
Es la vida y basta.
CONDUJO A SU PUEBLO POR
EL DESIERTO
José Fernández MORATIEL
Escuela del silencio
www.dominicos.org/manresa/silencio
Descargar

CONDUJO A SU PUEBLO POR EL DESIERTO