¡Maranatha!
Cristo viene
http://restauraciondelapalabra.wordpress.com
Ante el sinnúmero de mensajes de alarma y confusión que hemos estado
recibiendo los cristianos, con motivo del terremoto del pasado 27 de febrero,
hemos querido compartir este estudio, fundamentado únicamente en las
Sagradas Escrituras, y no en alguna opinión humana o en declaraciones de
seudos y falsos profetas que han surgido como mala hierba luego de estos
acontecimientos. Bien podemos parafrasear el dicho “después de la guerra
todos son generales”, y decir “después de la tormenta, todos son profetas”.
Queremos llamarles a no tener miedo de estas profecías, ya que la Biblia anuncia
un tiempo de juicios que han de venir sobre el mundo, tiempo conocido como
“la gran tribulación”, por lo tanto, no es ningún nuevo anuncio que alguien diga
que va a venir tal o cual calamidad; estoy convencido de que muchos de estos
“profetas” sólo buscan notoriedad, y se están aprovechando del temor reinante
para hacerse ver como “espirituales”.
El propósito de este estudio es alentar al pueblo de Dios, y motivarles a
prepararse para la inminente venida de nuestro Señor Jesucristo.
Nuestra atención no debe estar en otro supuesto terremoto o tsunami que vaya
a venir, sino en Cristo el Salvador que sí va a venir.
Si desea más información sobre la doctrina de los últimos tiempos, puede solicitarla gratuitamente al correo electrónico dado abajo.
[email protected]
Jaime Quijada V.. Pastor.
http://restauraciondelapalabra.wordpress.com
“Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino;
y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.
Y todo esto será principio de dolores”.
Mateo 24:7-8
“Y muchos falsos profetas se levantarán
y engañarán a muchos”.
Mateo 24:11
“Y por haberse multiplicado la maldad,
el amor de muchos se enfriará”.
Mateo 24:12
Advertencia
Para el cristiano que lee constantemente su Biblia, ésta es como el periódico del día;
lo que vemos en la prensa no es otra cosa que el cumplimiento de las profecías
bíblicas. Por tanto, crea sólo a la Palabra de Dios; no permita que cualquiera
le atemorice; por lo demás, “si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos,
para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor
somos” (Romanos 14:8), y además, “sabemos que a los que aman a Dios, todas
las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son
llamados” (Romanos 8:28).
No obstante creemos que la Iglesia de Cristo será arrebatada antes de la
Gran Tribulación, sin embargo pensamos que sí verá lo que la Biblia llama
“los principios de dolores” (Mateo 24:8). Es decir, la Iglesia alcanzará a ver, y de
hecho ya está viendo, los comienzos de los horrores del gran día de la ira de Dios.
Por otro lado, la Palabra de Dios dice que “es tiempo de que el juicio comience
por la casa de Dios” (1ª Pedro 4:17).
No cabe duda que la Iglesia necesita una fuerte prueba para que la fe sea
purificada y el ánimo sea renovado.
Sólo nos cabe arrepentirnos de nuestra infidelidad y rogar a Dios que Su mano
no sea tan dura sobre nosotros.
La Biblia enseña con claridad que Jesús va a venir por segunda vez.
Esta Segunda venida en gloria, que será visible para todos,
será precedida por un evento que las Escrituras llaman
el arrebatamiento de la iglesia, también conocido como el rapto,
el ascenso, o el éxtasis.
El arrebatamiento marca el fin de la edad de la Iglesia, o de
la gracia, o del Espíritu Santo.
En este evento magnífico, la Iglesia será quitada de la tierra,
en una sucesión de hechos que se describen en la página siguiente,
dando inicio a una época terrible llamada “la gran tribulación”,
siete años de calamidades sin comparación, y juicios de Dios
sobre el mundo.
El Arrebatamiento de la Iglesia
Con el Arrebatamiento de la Iglesia, el período en el cual se anunciaba el evangelio de la gracia
y de la gloria de Dios, habrá llegado a su fin. Todos los que pertenezcan a la Iglesia, el
cuerpo de Cristo, vivos y muertos, serán quitados de la tierra.
Aquel Arrebatamiento acontecerá primero y debe ser distinguido, según las claras
enseñanzas de la Biblia, de la “venida del Señor en poder y gran gloria”, o manifestación
gloriosa (Mateo 24:30). Ésta última es la aparición de Cristo, visible y perceptible para todo
el mundo, con todos sus santos, y sus ángeles (2ª Tesalonicenses 1, Apocalipsis 1:7).
Una cuestión importante y que ha sido objeto de mucho debate en este último tiempo, es si
el Arrebatamiento ocurrirá antes, durante, o al fin de la Gran Tribulación; es decir, si la Iglesia
tendrá que pasar o no por aquel tiempo de juicios antes que empiece el Milenio, juicios que
han sido claramente profetizados por los profetas del Antiguo Testamento
y por Juan el Bautista, así como también por nuestro Señor Jesucristo mismo.
Estos enfoques son llamados rapto “pretribulacional” (antes de la tribulación), “miditribulacional”
(en la mitad de la tribulación), y “postribulacional” (al fin de la tribulación).
Creemos que la enseñanza clara de la Biblia es que la Iglesia será arrebatada antes que
comience la Gran Tribulación (1ª Tesalonicenses 1:10, 5:9; Romanos 5:9; Apocalipsis 3:10)
(Ver la diapositiva titulada “Los Eventos Finales”).
¿Es literal el Arrebatamiento?
Para un amplio grupo de creyentes y teólogos que no aceptan la interpretación literal de las
Escrituras, el Arrebatamiento tiene un significado simbólico. Algunos lo interpretan como un
despertar de los valores cristianos, producto de un avivamiento de la Iglesia en el mundo;
hay otras ideas, como “el significado de este arrebatamiento tiene relación con la expresión que da
cuenta del encuentro solemne de la Iglesia ascendida con la más alta persona del Universo: El Kyrios,
Jesucristo” (¿Entiende usted algo de esta interpretación?).
El problema que se presenta con la interpretación simbólica es que cada autor le da un sentido
diferente a las Escrituras, y así nos encontramos con que hay tantas interpretaciones como autores.
La Biblia debe ser interpretada literalmente; apartarse de esta regla significa abrirse a toda
clase de confusiones y, a veces, herejías. Cuando el sentido simple de la Escritura tiene sentido
común, no busque otro sentido, sino que tome cada palabra en su significado primario y literal
a menos que los hechos del contexto inmediato indiquen claramente otra cosa.
La palabra “arrebatamiento” viene de una traducción de la Vulgata latina, hecha en el S. IV d.C.,
que tradujo así el griego “harpadzo” (que se halla en 1ª Tesalonicenses 4:17), y que ha sido
adoptada por muchas versiones como la mejor palabra para expresar el hecho que describe:
harpadzo significa quitar súbita y violentamente algo de su lugar; puede ser traducida también
como “levantados”, “agarrados”, o “raptados”.
Pablo develó en 1ª Corintios 15:51-52 lo que él llamó “misterio”: que los cristianos “todos seremos
transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos …”. Enoc, en el Antiguo Testamento,
ilustra esta experiencia transformadora: “Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció,
porque le llevó Dios” (Génesis 5:24).
Sí, el Arrebatamiento de la Iglesia realmente ocurrirá, y pronto.
Los Eventos del
Arrebatamiento
Mateo 24:29-42
Juan 14:1-3
1ª Corintios 15:50-58
1ª Tesalonicenses 4:13-18
“La esperanza bienaventurada”: Tito 2:13.
Cristo desciende hasta las nubes.
El Arcángel toca la trompeta.
Los cristianos muertos resucitan primero.
Los vivos somos glorificados.
Juntos, somos arrebatados.
Nos reunimos con el Señor en las nubes.
Todo esto sucede en un abrir y cerrar de ojos.
(Para ver el arrebatamiento, haga clic aquí).
L O S E V E N T O S F IN A L E S
P a stor J a im e Q u ija da V . Ig le sia B a u tista . 2 0 0 5 .
E l T r ibu n a l de
C r isto
1 ª C or . 3 :1 0 -1 5
2 ª C or . 5 :1 0
R o m a n os 1 4 :1 0
L a s B o d a s de l
C or de r o
A p oc . 1 9 :7 -1 0
A r r e ba ta m ie n to de la Ig le sia :
E n fo q u e P r e tr ibu la c ion a l.
E n fo q u e M iditr ibu la c ion a l.
S e g u n da V e n ida de C r isto e n g lor ia
M a te o 2 4 :3 0
M a r c os 1 3 :2 6
L u c a s 2 1 :2 7
J u da s 1 4
A p oc . 1 9 :1 1 -2 1
H e c h os 1 :1 1
2 ª T e s. 1 :7
1 ª C or . 6 :2
E n fo q u e P o str ib u la c ion a l.
1 ª T e s. 4 :1 3 -1 8
1 ª C or . 1 5 :5 1 -5 3
V e n ida
de l E spír itu
S a n to:
P e n te c osté s
H e c h os 2 :1 -4
7 S e llos:
6 :1 -1 7
8 :1
J u ic ios de A p oc a lipsis:
7 T r o m pe ta s:
7 C o pa s:
8 :7 -1 3
1 6 :2 -1 7
9 :1 -6 ; 1 3 -1 5
1 1 :1 5 -1 7
L a e da d de la G r a c ia ,
de la Ig le sia ,
o de l E spír itu S a n to
E fe sios 3 :1 1 -1 2
R e su r r e cc ió n de los c r e y e n te s
de l A n tig u o T e sta m e n to
D a n iel 1 2 :2 a , 1 2 :1 3
R e su r r e cc ió n de los m á r tir e s de
la G r a n T r ibu la c ió n
A p oc . 2 0 :4
L a A b o m in a c ió n de sola d or a
D a n ie l 9 :2 7 ; 2 ª T e s. 2 :4
C ie los n u e v os y
T ie r r a n u e v a
2 ª P e dr o 3 :1 3
A p oc . 2 1 :1 -5
A p o c. 2 y 3
- 4
30
(7 0 , 1 9 4 8)
G o bie r n o de los die z r ey e s
¿?
A p oc . 1 7 :1 2 -1
N a cim ien to
d e C risto
C ru cifixió n y
(a p ro x.)
R esu rrec ció n d e
C risto (a p ro x).
J u a n 1 9 :1 7-1 8
J u a n 2 0 :1-1 0
G ob ie r n o de l a n tic r isto
A p oc . 1 3 :5
M ile n io
A p oc . 2 0 ; Isa ía s 6 5 :1 8 -2 5
L a G r a n T r ib u la c ió n
M a te o 2 4 :2 1
4 2 m e se s (3 ½ a ñ o s)
L a se m a n a 7 0 de D a n ie l. 7 a ñ o s.
D a n ie l 9 :2 7
-R e su r r e c ció n de los c r istia n o s
m u e r tos:
1 ª T e s. 4 :1 6 ; 1 ª C or . 1 5 :5 2
-G lor ific a c ió n de lo s c r istia n os
v iv os:
1 ª T e s. 4 :1 7 ; 1 ª C or . 1 5 :5 1 -5 3
-S a ta n á s e s a ta d o p or 1 .0 0 0 a ñ os:
A p oc . 2 0 :1 -2
-E l a n tic r isto (la be stia ) y e l fa lso
pr ofe ta son la n z a d o s a l in fie r n o:
A p oc . 1 9 :2 0
-S a ta n á s e s su e lto. L a ú ltim a
r e be lió n de la h u m a n ida d:
A p oc . 2 0 :7 -1 0
-S a ta n á s e s la n z a d o a l
in fie r n o: A p oc . 2 0 :1 0
-R e su r r e c ció n pa r a ju ic io:
D a n ie l 1 2 :2 b; J u a n 5 :2 9 b;
A p oc . 2 0 :1 3
-E l J u ic io F in a l:
A p oc . 2 0 :1 1 -1 5
Señales que se Cumplirán
Antes del Arrebatamiento
- Decaimiento del amor: Mateo 24:12.
- Decaimiento de la fe: Lucas 18:8.
- Comodidad e indiferencia: Apocalipsis 3:16-17.
- Falsas doctrinas: Mateo 24:11.
- Falsos cristos: Mateo 24:5.
- Fenómenos físicos, enfermedades, hambruna, caos económico: Mateo 24:7, Lucas 21:25-26.
- Guerras y rumores de guerras: Mateo 24:7.
- Señales satánicas: Mateo 24:24, Apocalipsis 12:12.
- Inicio del Ecumenismo (unión de todas las religiones): Ver Apocalipsis 13:11-15 y cap.17.
Profecías que se Cumplirán
Después del Arrebatamiento
- Culminación del Ecumenismo: Apocalipsis capítulo 17.
- Reconstrucción del Templo judío: 2ª Tesalonicenses 2:4, 11:1-2.
- Manifestación del Anticristo: Mateo 24:15, Apocalipsis 13:1-8, 2ª Tesalonicenses 2:4-12.
- Gobierno Mundial encabezado por el Anticristo: Apocalipsis 17:12-13.
- Marca de la Bestia (una señal de identificación. 666): Apocalipsis 13:16-18.
- Persecución contra los cristianos y los judíos: Apocalipsis 13:5-7, 20:4.
- Proclamación del Evangelio en todo el mundo: Mateo 24:14, Apocalipsis 14:6.
- La Gran Batalla de Armagedón (la 3ª Guerra Mundial): Apocalipsis 16:16, 19:11-21,
Daniel 11:36-45, Joel 3:12-14.
LA CRECIENTE APOSTASÍA
Y LA PREPARACIÓN PARA LA IGLESIA
ECUMÉNICA
Apocalipsis capítulo 17
La Iglesia Ecuménica, llamada por la
Biblia “la Gran Ramera”, es el resultado de la unión
de todas las religiones, bajo una sola autoridad que,
creemos, puede ser el Papa de Roma, que es llamado
la segunda bestia o el falso profeta. Esta gran iglesia
será utilizada por el Anticristo para llegar al control del
gobierno mundial, y luego será perseguida y destruida
por el propio Anticristo.
El Anticristo
Daniel 7:8-26; 9:26-27; 11:21-45; 2ª Tesalonicenses 2:3-12; Apocalipsis 6:2; 13:1-8, 18.
La Biblia nos habla de un personaje que aparecerá
en este tiempo de tribulación, después del rapto
de la Iglesia, denominado el Anticristo. Arriba
están mencionados los principales pasajes en que
se habla de él.
De Daniel 7 podemos extraer las
siguientes características:
- Hablará pomposa y arrogantemente.
- Perseguirá y “hará guerra” a los santos de Dios
por tres años y medio.
- Pretenderá cambiar los tiempos y la ley.
- Llegará la hora en que será derrotado y arrojado
a las llamas.
De Daniel 11 podemos concluir:
- Se engrandecerá sobre todo dios.
- Blasfemará del verdadero Dios.
- Será un secularista que depositará su plena
confianza en su gran fuerza militar.
- Será un conquistador brutal.
- Controlará las finanzas mundiales.
- Encontrará su fin “entre los mares y el monte
glorioso y santo” (esto es, Israel, verso 45).
Pablo nos dice otro poco más sobre este ser. Le llama
“el hombre de pecado”. Dice que se sentará en el
Templo de Dios y se hará proclamar dios. También
dice que la influencia demoníaca que instalará en el
poder al anticristo “ya está obrando”, aunque el
Espíritu Santo, que obra por medio de la Iglesia, la
mantiene controlada. Cuando ocurra el Arrebatamiento
(y el Espíritu Santo sea quitado del mundo), el
Anticristo se revelará plenamente. Luego empezará a
asombrar a todos por medio de “prodigios mentirosos”
y “señales” y “poder”, todo posibilitado por Satanás.
La mayor parte del mundo le seguirá y le adorará.
Finalmente, será destruido por el Señor en Su venida
en gloria al final de la Gran Tribulación.
Por su parte, Juan nos da muchos más detalles de él.
Se ganará al mundo por medio de la diplomacia, pero
luego muestra su verdadero carácter y lleva al mundo
a una espantosa tercera guerra mundial. Se sanará de
un herida mortal, perseguirá a los cristianos y a los
judíos, marcará a las personas, y finalmente querrá
hacer guerra contra Cristo, pero el Señor lo derrota
y es arrojado vivo, junto al falso profeta, al infierno.
Apocalipsis 13:16-18
La Marca de la Bestia
Una de las profecías mejor conocidas de la Tribulación es la de la “marca de la bestia”, el mítico 666.
En la segunda mitad de la Tribulación, el Anticristo tendrá un control total de la tierra, y nadie podrá comprar
ni vender, es decir, realizar transacción comercial alguna, si no tiene la marca. La marca será sin duda una
señal de identificación, tal vez un código de barras, puesto en la frente o en la mano derecha, y que
corresponderá al número del nombre del Anticristo, 666.
La Escritura deja muy claro que recibir la marca no es un accidente sino el resultado de una opción deliberada
hecha durante la tribulación. Un ángel advierte dos veces, en 14:9 y 14:11, que el que recibe la marca de la
bestia, recibirá el castigo de Dios, y será arrojado al infierno.
El Falso Profeta
Apocalipsis 13:11-16
Otra bestia aparece en la Tribulación, y es el sacerdote del Anticristo. Este falso profeta llevará al mundo
a adorar al Anticristo, y tendrá el poder de hacer “grandes señales”: traer fuego del cielo a la tierra, “infundir
aliento” a una imagen que se hará de la bestia, y obligar al mundo a adorarla.
Resulta interesante lo de hacer descender fuego del cielo, ya que ésa es una de las señales características
del profeta Elías, y la Escritura dice que Elías viene a preparar el camino al Señor, el Mesías. Como los
judíos no reconocieron a Jesús como el Mesías, y todavía lo esperan, creerán sin duda que el falso profeta es
Elías, y que aquél a quien éste anuncia, el Anticristo, es en realidad el Cristo, el Mesías. Así entendemos
cómo es que Israel permitirá que el Anticristo entre en el Templo y se proclame Dios (la abominación
desoladora, Mateo 24:15).
Mucho se ha especulado sobre la identidad de esta segunda bestia, pero lo más probable es que sea el líder
de la gran iglesia unida mundial, la gran ramera de que se habla en Apocalipsis 17. Este gran líder será
sin duda el Papa de Roma.
LOS EVENTOS DEL PERÍODO
DE LA TRIBULACIÓN
EL PRINCIPIO DE LA TRIBULACIÓN
LOS JUICIOS DE LA IRA DE DIOS
LOS 7 SELLOS
LAS 7 TROMPETAS
LAS 7 COPAS
ARMAGEDÓN
Los Siete Pecados Más
Sobresalientes de la Tribulación
Apocalipsis 9:20-21
1.Rebelión contra Dios.
2.Adoración de demonios.
3.Idolatría.
4.Asesinatos.
5.Hechicerías.
6.Inmoralidad sexual.
7.Robos y saqueos.
El principio
de la Tribulación
Israel
“De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está
tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.
Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced
que está cerca, a las puertas. De cierto os digo, que no pasará
esta generación hasta que todo esto acontezca”.
Mateo 24:32-34.
Israel es el reloj de Dios. Los cristianos debemos atentos a todo
cuanto acontezca en Israel; el regreso de los judíos a su tierra,
el desarrollo de esta nación, los conflictos y pactos con los países
vecinos, la situación religiosa, etc..
En la simbología bíblica, Israel es representado con la higuera, por
tanto, cuando ya la higuera esté madura (y creemos que ya lo está)
es el comienzo de los tiempos proféticos finales.
Los 7 sellos
El Caballo Blanco: El Anticristo
Apoc.
6:2
El Caballo Bermejo: la guerra
6:3
El Caballo Negro: el hambre
6:5
El Caballo Amarillo: la muerte
6:7
Las Almas de los Mártires
6:9
Un Gran Terremoto
6:12
Silencio en el Cielo
8:1
Las 7 trompetas
Fuego, granizo y sangre
Un monte ardiendo es arrojado al mar
Apoc.
8:7
8:8
Un ángel envenena las aguas
8:10
Se oscurece el cielo
8:12
Un ángel abre el pozo del abismo
9:1
Son desatados cuatro terribles ángeles
9:13
La adoración celestial
11:15
Las 7 copas
Una plaga sobre los marcados
Apoc.
16:2
El mar se convierte en sangre
16:3
Los ríos se convierten en sangre
16:4
El sol quema a los seres humanos
16:8
El mundo se cubre de tinieblas
16:10
Se seca el río Eufrates
Relámpagos, truenos, terremoto, granizo
16:12
16:17
Apocalipsis 16:16 y 19:11-21; Salmo 2:7-9; Daniel 11:36-45; Joel 3:12-14
Se denomina así a la gran guerra que tendrá lugar al fin del período de la gran
tribulación. El campo de batalla se extenderá desde el Valle de Meguido
en el norte (Zacarías 12:11, Apoc. 16:16), hasta Edom en el sur (Isaías 34:5,6, 63:1),
en una distancia de 1600 estadios, unos 320 km. de largo, y desde el mar
Mediterráneo en el oeste hasta los montes de Moab en el este, unos 160 km..
Comprenderá el Valle de Josafat y los llanos de Esdraelón.
En el centro de toda esta área está la ciudad de Jerusalén.
Allí confluirán los ejércitos del mundo, en un intento por destruir a Israel.
Sin embargo, la batalla tendrá un vuelco, y el Anticristo y
sus aliados querrán derrotar nada menos que al Señor Jesucristo.
La Segunda Venida de Cristo
en Gloria
Mateo 16:27, Apocalipsis 1:7, 19:11-21
La Segunda Venida de Cristo en forma visible se producirá
al fin de la gran tribulación, en el momento en que se estará librando
la batalla de Armagedón.
Cristo descenderá del cielo, con sus ángeles y la iglesia,
derrotará al anticristo y al falso profeta, los arrojará al infierno,
y comenzará el período llamado “el milenio”, los mil años
de gobierno terrenal del Señor.
Breves Palabras
Sobre la Profecía bíblica
No podemos terminar este estudio sin antes hacer un breve comentario sobre la profecía en sentido bíblico,
ya que en estos días se han levantado muchos pretendiendo ser profetas de Dios, y no han hecho más que
alarmar injustificadamente al pueblo cristiano y desviar la atención del mismo de lo verdaderamente
importante: NO es la intención del Espíritu Santo lograr que los cristianos estemos concentrados en un
nuevo terremoto o tsunami; eso es perder el objetivo de la vida espiritual. Lo que el Espíritu Santo quiere
lograr en ti es que tu atención esté fijada en Cristo, y en Su pronto regreso. Estos acontecimientos que hemos
vivido son señales de Su regreso, y una señal tiene por propósito llevar a Cristo. La señal no es un fin en sí
misma, es sólo un medio.
Para discernir a un profeta verdadero de uno falso, mencionaremos algunas características de los
profetas antiguotestamentarios, comparándolas con las motivaciones de muchos de los actuales “profetas”:
1º- El propósito primordial de los profetas era el de entregar mensajes de contenido moral y espiritual;
los actuales (falsos) profetas sólo están interesados en anunciar nuevas calamidades.
2º- Los profetas de Israel eran reformadores apasionados, puestos divinamente para llamar al orden a la
nación en sus períodos de declinación, por causa del pecado y la idolatría. Si bien algo de esto se ve en los
actuales “profetas”, falta el elemento de cambio, de llamado al arrepentimiento. Lo que la actual profecía ha
producido en muchos casos no es más que lograr que los cristianos huyan, y se encierren más en sus templos
y en sus casas.
3º- Las profecías con contenido predictivo (es decir, anuncios de hechos futuros, aunque debe aclararse
que la profecía no es sólo anuncios de sucesos futuros), generalmente tenían un contenido mesiánico, esto es,
llevaban al pueblo a fijar la atención en el Salvador que había de venir. En contraste, no he visto un solo
profeta actual que llame a los cristianos a prepararse para el retorno de Cristo.
El Estado Actual de la Iglesia
Según la interpretación profética del libro de Apocalipsis, que es la que compartimos,
la situación actual de la Iglesia es comparable a la Iglesia de Laodicea, descrita
en Apocalipsis 3:14-22:
“Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo
necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.
Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego (fe), para que
seas rico, y vestiduras blancas (santidad y consagración) para vestirte, y que no se
descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio (Espíritu Santo),
para que veas”.
Lo que le Espera a la Iglesia en Chile
La Iglesia es una institución divina, establecida por el Señor Jesucristo mismo.
No es un invento humano; no se le ocurrió ni a Juan el Bautista, ni a Pablo, ni a Pedro,
ni a ninguno de los apóstoles, sino a Jesús.
Por tanto, es Él quien la guía, la ordena, y dicta sus propósitos.
Cristo ha dicho que la Iglesia debe proclamar el Evangelio; ésa es su primera prioridad.
Desenfocarse de este objetivo es ignorar el mandato de Cristo.
Tengo la absoluta certeza de que los tiempos de bonanza para la Iglesia evangélica
en Chile están llegando a su fin; las puertas abiertas se están cerrando, la libertad
para predicar el evangelio en las calles, las plazas, etc., pronto cesará. La enseñanza
de la religión evangélica en los colegios seguirá dando paso a las clases de ética
y moral, no necesariamente inspiradas en la moral cristiana; los pastores ya no
podremos predicar “todo el consejo de Dios” desde los púlpitos (sólo a modo de
ejemplo, ya se está complicando hablar contra el homosexualismo); la idolatría de
nuestro pueblo pagano y del pueblo católico experimentará un despertar; habrá nuevas
y más duras leyes contra el culto evangélico y los “ruidos molestos”; muchos
pastores seguirán involucrándose en la política creyendo que en ella está la solución
a los males de la sociedad, olvidando su alto llamamiento divino.
La Primera Prioridad de la Iglesia
No obstante, aunque parezca paradójico, los mejores tiempos para la Iglesia
están todavía por venir; tiempos de avivamiento, de renovación, de proclamación,
de santidad, de poder. Es en la prueba que la Iglesia se purifica.
No es éste nuestro mejor tiempo; estos años en que hemos sido halagados por
el mundo, en que las leyes terrenales nos han beneficiado, en que el Estado nos
da su ayuda, son sólo el gran engaño del diablo para distraernos de nuestra verdadera
primera prioridad:
Evitar que la gente de Talcahuano, de Concepción, de Chile,
se vaya al infierno.
Que Dios les bendiga.
“Cuando estas cosas comiencen
a suceder,
erguíos y levantad vuestra cabeza,
porque vuestra redención está cerca”.
Lucas 21:28.
Descargar

Document