SENDAS ÉL HARÁ
Nº 72
UNA SEGUNDA
OPORTUNIDAD
JESÚS REGRESÓ A JERUSALÉN. AHÍ
ENSEÑABA EN EL TEMPLO, UNA MAÑANA
LOS LÍDERES RELIGIOSOS ARRASTRARON A
UNA MUJER HASTA EL. ELLA SOLLOZABA
DE MIEDO. LOS HOMBRES LA LANZARON A
LOS PIES DE JESÚS.
“MAESTRO”, LE DIJERON, “ESTA MUJER HA SIDO
SORPRENDIDA EN EL ACTO MISMO DE ADULTERIO
. LAS LEYES QUE MOISÉS NOS DIO DICEN QUE DEBEMOS
LANZARLE PIEDRAS HASTA QUE MUERA.
TÚ PUES ¿QUÉ DICES?
MÁS ESTO DECÍAN TENTÁNDOLE,
PARA PODER ACUSARLE.
JESÚS SE INCLINÓ Y ESCRIBIÓ EN EL POLVO. “¿Y
BIEN?”, LE PREGUNTARON LOS LIDERES RELIGIOSOS.
“¿QUÉ CREE QUE DEBERÍAMOS HACER CON ELLA?”
JESÚS SE PUSO DE PIE Y DIJO: “EL QUE DE VOSOTROS
ESTÉ SIN PECADO SEA EL PRIMERO EN ARROJAR LA
PIEDRA CONTRA ELLA.
E INCLINÁNDOSE DE NUEVO HACIA EL SUELO, SIGUIÓ
ESCRIBIENDO EN LA TIERRA.
LOS HOMBRES SE
VOLVIERON A VER
ENTRE SI. TODOS
SABÍAN QUE CADA
UNO HABÍA HECHO
ALGO MALO, DESPUÉS
DE TODO, NADIE ES
PERFECTO.
ENTONCES, UNO A
UNO, SE FUERON
ALEJANDO.
LOS MÁS VIEJOS SE ALEJARON PRIMERO. LUEGO SE
FUERON LOS JÓVENES. FINALMENTE, HASTA LOS LÍDERES
RELIGIOSOS SE VOLVIERON Y SE ALEJARON. NADIE DIJO NI
UNA PALABRA. AL FINAL JESÚS QUEDÓ A SOLAS CON LA
MUJER, ELLA SE ARRODILLÓ EN EL SUELO JUNTO A ÉL.
“MUJER”, LE DIJO JESÚS, ¿DÓNDE ESTÁN LOS
QUE TE ACUSABAN? ¿NINGUNO TE CONDENÓ?
ELLA DIJO: NINGUNO, SEÑOR.
ENTONCES JESÚS LE DIJO: NI YO TE CONDENO,
VETE Y NO PEQUES MÁS.
JUAN 8: 1-11
SE CONDENAN ASÍ
MISMOS LOS QUE JUZGAN
A LOS DEMÁS Y, SIN
EMBARGO, HACEN LO
MISMO.
TODOS LOS QUE DE
ALGUNA MANERA SON
LLAMADOS A CULPAR LAS
FALTAS DEL PRÓJIMO,
ESTÁ, ESPECIALMENTE
PREOCUPADOS DE
MIRARSE ASÍ MISMOS Y
MANTENERSE PUROS.
CRISTO NO VINO A DESTRUIR, SINO A LLEVAR
PECADORES AL ARREPENTIMIENTO PARA
SALVARLOS. ANTES DE JUZGAR A OTROS,
MIRÉMONOS COMO ESTAMOS NOSOTROS.
CADA MAÑANA AL DESPERTAR Y POR LA NOCHE AL
DESCANSAR, AGRADEZCO TUS BONDADES A MI VIDA,
POR TODO LO QUE ME PERMITES DISFRUTAR.
SEÑOR JESÚS, YO TE ACEPTO COMO MI ÚNICO Y
SUFICIENTE SALVADOR DE MI VIDA Y DE MI ALMA. SEÑOR
JESÚS, PERDÓNAME TODO LO QUE TE HE OFENDIDO DE
PENSAMIENTO, PALABRA Y OBRA; LÁVAME Y LÍMPIAME
CON TU PRECIOSA SANGRE; ESCRIBE MI NOMBRE EN EL
LIBRO DE LA VIDA. SÉLLAME CON TU ESPÍRITU SANTO.
GRACIAS SEÑOR; EN EL NOMBRE DE JESÚS, AMÉN.
“NO TE QUEDES EN SÓLO HABER OÍDO DE JESÚS,
ATRÉVETE A CONOCERLO A TRAVÉS DE LA LECTURA DE
LA BIBLIA”
Puedes ser feliz hoy ...
sábado, 03 de octubre de 2015
1:12:31 a.m.
Y vivir cada día… Es una decisión...
Descargar

Una segunda oportunidad