JESÚS, SENTIDO DE LA VIDA
Tú me dices: “a ti
te llamo amigo y
no siervo”,
porque me
conoces y me
quieres;
para ti no soy uno más,
yo soy único,
tu mejor criatura, tu
elegido, tu amigo.
Soy más
importante que
mis problemas,
valgo más que mi
trabajo,
más que mis
penas y mis
dolencias.
Para ti yo soy lo
importante,
pero para mí no
es así. A veces la
vida me agobia.
Cura mi corazón para que
sepa encontrar en ti
el sentido de la vida, el
camino para superarme,
la verdad que me dé
seguridad.
Tú, que me entiendes, no me dejes.
Te lo pide tu criatura preferida, tu
elegido.
Gracias, Señor.
Descargar

Diapositiva 1