Las Bienaventuranzas
3
¿Hay alguien que sea
limpio de corazón?
Con base en el libro
del Dr. Antonio Cruz
Conferencias Pastorales LOGOI 2009
“Bienaventurados los que tienen
hambre y sed de justicia,
porque ellos serán saciados”
Mateo 5:6
JUSTICIA en la Biblia
Justicia
atribuida a
Dios
Justicia del ser
humano en
sus relaciones
con las demás
personas o con
la divinidad
¿A cuál hace referencia Jesús en la cuarta
bienaventuranza?
A la justicia del ser humano (Mateo 5:20)
Practicar la justicia es adecuarse a la
voluntad del Padre tal como la
muestra Jesucristo.
La justicia a la que se refiere Jesús no es
solamente justicia social, sino mucho más.
Se trata de la nueva justicia
producida por el nuevo
nacimiento.
Una actitud que procede de
Dios y puede arraigar en la
persona por medio de la
gracia divina.
Entonces, tener
hambre y sed de
Justicia es desear
ardientemente vivir
según la voluntad
del Creador.
Es sentirse infeliz por el estado espiritual en que
uno se encuentra y aspirar a una vida diferente
que todavía no se disfruta.
El problema es que la tendencia
es estar hambrientos y sedientos
de felicidad. Aquello que
deseamos no es la justicia sino la
bienaventuranza.
Jesús enseña que :
Búsqueda
sincera e
intensiva de la
justicia
Es la clave
Felicidad,
satisfacción,
bienaventuranza
Primero la justicia después
todo lo demás (Mt. 6:33)
¿Por qué son bienaventurados?
Sencillamente, porque
van a recibir aquello
que desean. Los
creyentes que sienten
ese profundo anhelo y
esa hambre de Dios en
sus vidas serán
plenamente saciados
mediante el pan de
vida de Jesucristo.
Aplicaciones
“… ellos serán saciados”
• Busquemos la justicia en todas las áreas de la
vida.
•No nos cansemos de anhelar cada vez mayor
madurez en la justicia (Fil. 3:12-15).
•Echemos mano de los recursos espirituales que
Dios nos da para crecer en justicia (la Palabra, la
oración, la Cena del Señor, el compañerismo
cristiano, la obediencia, etc.)
“Bienaventurados los
misericordiosos, porque
ellos recibirán misericordia”
Mateo 5:7
Misericordiosos ¿Quiénes?
•No se trata simplemente de personas tranquilas y
benevolentes por naturaleza.
•Son los que abren su corazón ante el sufrimiento
de sus semejantes y procuran ayudarles a disminuir
sus males.
•Ser misericordioso es cruzar el umbral entre la
compasión y la acción.
•Se trata de hacer algo para aliviar el sufrimiento del
prójimo.
Ejemplos
Los misericordiosos
en Mateo 25:35-36
El perdón y
la parábola de los
dos deudores
Mateo 18:15-35
Jesús fue el hombre
misericordioso por
excelencia que nunca se
avergonzó de sus
seguidores sino que se
convirtió en hermano de
los pecadores y llevó sus
miserias hasta la cruz del
Calvario.
Los misericordiosos son
bienaventurados porque
tienen a Jesucristo como
Maestro y Señor, quien
es la misericordia
personificada.
Entendiendo la bienaventuranza
•Algunos interpretan equivocadamente esta
bienaventuranza y piensan que pueden “comprar” la
misericordia de Dios por medio de ser
misericordiosos. Piensan: “Si soy misericordioso,
entonces Dios me recompensará con su
misericordia”.
•Pero nadie jamás alcanzaría la salvación porque no
perdonamos ni somos misericordiosos siempre en
nuestras vidas.
•También tal interpretación pasa completamente por
alto la doctrina de la gracia divina.
Entendiendo la bienaventuranza
•Los que han experimentado la misericordia y
perdón de Dios saben que tales bendiciones se
deben exclusivamente al amor divino, a su gracia y
no a ningún mérito personal.
•Tal experiencia genuina de conversión personal
provocará en el creyente la necesidad de perdonar a
quienes lo ofendan y de ser misericordioso con
aquellos que lo necesiten.
•Podemos ser misericordiosos porque Dios en Cristo
ha sido misericordioso con nosotros.
Aplicaciones
“… ellos recibirán misericordia”
•Ayudemos a quienes nos necesitan.
•Mostremos compasión por los no creyentes pues son
esclavos del pecado y del poder del mal.
•Tengamos la misma actitud que Jesús tuvo ante sus
verdugos: “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”.
•Somos llamados a mostrar amor por los esclavos del pecado,
pero también a señalar firmemente el pecado en que viven.
•Si no somos misericordiosos con nuestros semejantes es
porque todavía no hemos comprendido lo que significa la
gracia y la misericordia de Dios en nuestras vidas.
“Bienaventurados los de
limpio corazón, porque
ellos verán a Dios”
Mateo 5:8
Dos conceptos importantes
Limpio
corazón
Evolución bíblica del
concepto de limpieza
Pentateuco
Profetas y Salmos
Nuevo Testamento
Limpieza como
una categoría
ritual
Limpieza como
pureza de carácter
moral y conducta
Limpieza como
honestidad moral
y sinceridad
interior
Jer 24:7; Ez 36:25-27
¿Qué es el corazón?
•En la cultura occidental el corazón ha llegado
representar la sede de los sentimientos.
•Pero en la mentalidad judía el corazón era el centro
de la personalidad de donde procedía todo lo
demás.
•No sólo era sede de sentimientos o emociones, sino
también de la mente que razona y la voluntad que
toma decisiones.
•El corazón se entiende bíblicamente como el ser
humano total.
Limpios de corazón
¿Quiénes?
•Son individuos auténticos, no solamente porque
son sinceros, sino sobre todo porque buscan
siempre tener unas relaciones rectas y verdaderas,
tanto con Dios como con sus semejantes.
•Personas con un corazón sincero, justo y honesto.
•Viven de acuerdo a lo que piensan, a lo que dicen y
a aquello que hacen.
•Es guardar por encima de todo el primer y mayor
de todos los mandamientos: “Amarás al Señor tu
Dios…”
Limpios de corazón
¿Quiénes?
•La limpieza de corazón no es sólo una cuestión
formal de apariencia exterior, sino algo que nace en
el centro de la persona, en su mismo corazón.
•Es ser como Jesucristo mismo, el cual no hizo
pecado ni se halló engaño en su boca, siempre fue
íntegro, perfecto, puro y sin mancha.
•La limpieza radical de corazón sólo la puede realizar
el sacrificio de Jesucristo.
La bienaventuranza es
que verán a Dios
•Pero el hombre no puede ver a Dios y vivir (Ex
19.21; Ex. 33:20; Is 6:5).
•Por eso no debe quedarnos duda que esto será
posible gracias a su generosa gracia.
•Esta felicidad se disfrutará cuando el reino que
Jesús trae haya quedado plenamente establecido.
•Se realizará plenamente en el mundo venidero,
pero no es exclusivamente futuro, sino que podemos
experimentar ahora la intimidad personal con Dios.
Aplicaciones
“… ellos verán a Dios”
• Seamos transparentes en nuestras relaciones con
Dios y con los demás.
•Aferrémonos a la esperanza de ver a Dios para
enfocar aun más nuestros corazones en él (1 Jn 3:23). La misma esperanza genera purificación.
•Despojémonos de todo aquello que se interpone
entre nosotros y Dios. Hagamos morir las obras de
la vieja naturaleza.
•Confiemos activamente en la obra santificadora del
Espíritu Santo en nosotros.
“Bienaventurados los que
hacen la paz, porque ellos
serán llamados hijos de Dios”
Mateo 5:9
Hacedores de paz
¿Quiénes?
•No se refiere a individuos que se compartan
tranquilamente y que nunca buscan pleitos.
•Son quienes se esfuerzan y comprometen por
reparar las relaciones deterioradas entre las
personas, creando paz donde antes había discordia
o enfrentamiento.
•No sólo buscan hacer la paz entre los individuos,
sino también entre los pueblos y naciones.
Hacedores de paz
¿Quiénes?
•Hacer la paz no es sólo mitigar el enfrentamiento o
posponer la guerra, sino llegar a la raíz del problema
y solucionarlo de tal manera que ambas partes
queden satisfechas.
•El que hace la paz está preocupado sobre todo
porque las personas se pongan en paz con Dios.
•Hacer la paz es no aferrarse a los derechos propios
sino renunciar a ellos por amor al ser humano y la
gloria de Dios.
¿Por qué hay guerra y
conflictos?
La Biblia enseña que el problema está en el
corazón del hombre y mientras éste no
cambie, no habrá verdadera paz en el mundo.
El corazón humano sin Cristo genera
pleitos, malos pensamientos, egoísmos,
homicidios, adulterios, fornicaciones,
celos, envidias, malicia, etc.
Es natural, entonces, que haya guerras
e injusticias porque los hombre no
tienen paz en su corazón.
La paz entre el Creador y los seres
humanos procede del sacrificio de
Cristo en la cruz (Co 1:18-20)
La paz
verdadera se
crea en la cruz
Para hacer la paz hay que tenerla primero. La paz
habita en los corazones de los creyentes por medio
de Cristo y se materializa en el ejercicio del amor
(Co 3:14-15)
Aplicaciones
“… ellos serán llamados hijos de Dios”
• Esforcémonos por reconciliar a las personas.
•Tomemos la iniciativa en el restablecimiento de las
relaciones incluso aunque no seamos responsables
del conflicto interpersonal (Mt 5:23-24).
•Respondamos ante los enemigos con gestos
positivos y por medio del lenguaje del amor (Mt
5:38-48)
•Enseñemos a la gente a vivir en paz. Este es uno
de los mejores servicios que podemos proveer.
Aplicaciones
“… ellos serán llamados hijos de Dios”
• Frenemos nuestra boca. Es algo importante para
crear la paz.
•Paguemos bien por mal. (Ro 12:17-20)
•No miremos cada uno por lo nuestro, acabemos
con el yo egoísta y miremos también por lo de los
demás.
•Recordemos que cuando hacemos la paz es cuando
más nos parecemos al Padre Celestial y damos
gloria a su nombre.
“Bienaventurados los que son
perseguidos por causa de
la justicia, porque de ellos es el
reino de los cielos”
Mateo 5:10
Perseguidos por causa
de la justicia ¿Quiénes?
•No es persecución provocada por actividades
torpes e irresponsables llevadas a cabo por los
creyentes.
•No es sufrir por actitudes nuestras equivocadas,
reprensibles o necias (1 Pe 4:15)
•Es sufrir por causa de nuestra fidelidad o
compromiso personal con Cristo.
•Es ser perseguidos por ser justos, por ser como fue
Jesús.
Perseguidos por causa
de la justicia ¿Quiénes?
•Los que son como Cristo siempre padecen la
persecución de los hombres (Jn 15:18-20).
•La Biblia y la historia de la fe están repletas de
bienaventurados que fueron perseguidos por ser
justos.
•David, Elías, Jeremías Daniel, etc. Todos ellos
fueron acosados no porque lo merecieran o por
defender una causa personal o política, sino
simplemente por ser justos.
El Precio de la diferencia
Los justos son perseguidos porque son diferentes.
Jesucristo fue acosado por los escribas y fariseos de
su tiempo porque continuamente denunciaba su
estilo de vida hipócrita.
Si somos de Cristo somos diferentes y seremos
inevitablemente perseguidos.
Gozo en el sufrimiento
Gozo porque la persecución por causa de Cristo
de alguna manera es una confirmación de nuestro
propio cristianismo y de que somos ciudadanos del
reino de los cielos. (Fil 1:29)
Gozo porque la
persecución revela lo que
somos ya aquí en la tierra.
Revela que somos hijos de
Dios porque el enemigo está
en nuestra contra como lo
estuvo contra los profetas
del Antiguo Testamento.
Gozo en el sufrimiento
Gozo porque la persecución revela hacia dónde
nos dirigimos y qué nos espera. La mayor
recompensa que puede recibir el ser humano es
estar eternamente al lado de Dios. Esta es la
felicidad que espera, por la gracia de Dios, a los
perseguidos por causa de la justicia.
2 Co 4:17-18
Aplicaciones
“… de ellos es el reino de los cielos”
•Alegrémonos al ser perseguidos por causa de Cristo.
•Recordemos que sufrir por Cristo es nuestro privilegio
en la tierra (Fil. 1:29)
•Vivamos en la justicia de Cristo sea cual sea la
circunstancia. Somos ciudadanos del reino de los
cielos.
•Creamos las promesas del reino para no
desanimarnos en medio del sufrimiento por la justicia.
En Cristo,
somos
bienaventurados,
felices,
dichosos.
Fin
Descargar

Bienaventuranzas III - W. Madera