La
genialidad
de
Quino
Clic para avanzar
Joaquín Salvador Lavado, más conocido como Quino, nació en
Guaymallén (Mendoza, República Argentina)
el 17 de julio de 1932.
Es dueño de un estilo de dibujo y de narración insuperables.
Con su humor inteligente, ácido y algo cínico ha retratado los
grandes males de nuestra sociedad moderna, pero sin dejar de
lado la ternura y proclamando siempre la defensa de los
valores más deseables: la libertad, la democracia,
la igualdad, la justicia …
Gran observador de la realidad, supo plasmar en sus trabajos,
con una notable maestría, la cotidianeidad de la vida actual,
sus miserias y sus fracasos y describiendo, muchas veces con
un solo dibujo, las personalidades más complejas.
Es el padre de uno de los
personajes más queridos para
los argentinos y quizás, el más
representativo: Mafalda.
Pese al tiempo transcurrido
desde su aparición en 1964 y
desde que dejó de publicarse
en 1973, mantiene su
actualidad y su frescura.
Mafalda es una niña
inteligente, informada, que
odia la sopa, ama los
panqueques y retrata a la
sociedad argentina en
particular y a la humanidad
en general con una lucidez
y una claridad
impresionantes.
Se preocupa por la paz
mundial, por la seguridad
del planeta y el destino del
ser humano.
Nos ha dejado frases
y pensamientos que
no han perdido vigencia .
Si bien Mafalda ha sido su personaje más
exitoso, recordado y conocido en el mundo
entero, todos los trabajos de Quino nos
muestran el mismo humor genial, punzante y
de profundo conocimiento del ser humano, de
sus bajezas, de sus más íntimos pensamientos
y de esas actitudes y conductas que nos
avergüenzan como individuos y como
sociedad.
FIN
Texto: M. del C. J.
Descargar

Diapositiva 1