Jesús ofrece una forma de vivir que no está determinada
por el dinero ni el poder,
sino por el proyecto de aliviar el sufrimiento,
por el respeto a la dignidad y derechos de [email protected],
por el empeño en hacer felices a quienes nos rodean.
Jesús nos presenta siempre un proyecto de felicidad y de humanidad.
Texto: Marcos 6, 7-13. 15 Tiempo Ordinario –BComentarios y presentación: Asun Gutiérrez.
Música: Jauregui. Tú me conoces.
Llamó a los doce y comenzó a enviarlos de dos en dos,
dándoles poder sobre los espíritus inmundos.
7
Jesús no quiere que caminemos [email protected] “ Ir de dos en dos” supone poder dar
y recibir ayuda, intercambiar proyectos, experiencias, trabajos...
[email protected] somos [email protected] e [email protected] a eliminar los espíritus inmundos,
propios y ajenos, del cansancio, crispaciones, desánimo, tristezas,
cobardías…, todo lo que impide una vida plena y feliz.
Mostrando que la felicidad y el “poder” es estar [email protected] en Jesús,
en su Palabra, en su Vida.
Las instrucciones de Jesús son muy claras.
Llama la atención su recomendación de ir tan ligeros de equipaje,
teniendo en cuenta que era habitual en la época preparar
minuciosamente el viaje.
Además, el equipamiento de una persona enviada
hablaba de la grandeza de su señor.
Los ropajes y las riquezas revelaban la posición social.
Jesús inidica claramente que no formen parte del equipaje
de sus discí[email protected]
Las claras y directas instrucciones de Jesús
conservan su sentido y valor también para [email protected] hoy.
Les ordenó que no tomaran nada para el camino,
excepto un bastón. Ni pan, ni zurrón, ni dinero en la
faja. 9 Que calzaran sandalias, pero que no llevaran
dos túnicas.
8
La austeridad y la pobreza que quiere Jesús requiere no acumular
"bastones, dinero, sandalias ni túnicas“, sentirse más [email protected] que
[email protected], sin buscar seguridades ni prestigios humanos.
La sencillez, la acogida, la compasión es un lenguaje que convence y que todo
el mundo comprende. La riqueza, la prepotencia, el control, el creerse en
posesión de la verdad, la confianza en los propios medios, más que en la
fuerza del mensaje, por antievangélicos, hacen perder credibilidad.
Les dijo además:
–Cuando entréis en una
casa, quedaos en ella
hasta que os marchéis
de aquel lugar. 11 Si en
algún sitio no os reciben
ni os escuchan, salid de
allí y sacudid el polvo de
la planta de vuestros
pies, como testimonio
contra ellos.
10
El texto expresa la conveniencia de no perder el tiempo, de no instalarse.
No se sigue a Jesús porque haya prometido éxitos y aplausos fáciles, sino por
el convencimiento de que hoy y siempre la vida que él ofrece
es la verdadera liberación y la puerta de la felicidad auténtica.
Ellos marcharon
y predicaban la conversión.
13 Expulsaban muchos demonios,
ungían con aceite
a muchos enfermos y los curaban.
12
Jesús nos envía a hacer lo mismo que hace Él: predicar y curar.
Llevando su mismo equipaje: la Palabra y el ejemplo.
La esencia del seguimiento es anunciar y construir el Reino con palabras y con obras.
La misión es para [email protected] [email protected] [email protected] sin excepción: vivir desde el Evangelio.
Posibilitar y promover la liberación del ser humano de toda injusticia o esclavitud.
Como Jesús.
Para el camino, Señor,
no llevo oro ni plata, ni dinero en el bolsillo;
me fío de tu palabra.
Ni tengo alforja,
que me basta tu compañía
y el pan de cada día.
Para apoyarme, un bastón y nada más,
que mis hermanos me animan y dan la mano
cuando el camino se hace duro,
sangro, tropiezo y caigo.
Túnica, la puesta y basta,
que no tengo que ocultar nada,
y el frío y el calor se atemperan
cuando se comparten.
Y sandalias, unas de quita y pon, bien ajustadas,
para que no hagan callo las cosas, andar ligero
y no olvidarme del suelo que piso
cuando tu Espíritu me levanta,
me mece libre, al viento,
me lleva y me arrastra.
Casi ligero de equipaje... ¡Yo te sigo!
Eso me basta.
Ulibarri, Fl.
Descargar

15 Tiempo Ordinario -B-