HAY UNA
PALABRA ¡¡¡
Hay una palabra sagrada, verdadera, importante, y que
sin embargo, muchas veces decimos a la ligera.
Esa palabra es “AMIGO”.
La decimos sin pensar a un vecino, al compañero de trabajo, a las personas
que circunstancialmente conocemos.
La decimos cuando presentamos a alguien que no conocemos mucho, la
decimos cuando nos referimos a alguna persona que no “pesa” demasiado en
nuestra vida...
...Es una palabra que se acomoda, que queda bien.
Pero, a pesar de eso, nosotros sabemos, en nuestro corazón, quiénes son
merecedores de esa palabra, de ese título, más importante aún, que todos
aquellos llamados “de nobleza”.
Es a ellos a quiénes hoy, quiero decirles lo mucho que me importan, y lo
imprescindibles que han sido y que son en mi vida.
Y va en mi reconocimiento todo mi amor y la promesa de que sabré
corresponder a esa amistad con lo mejor de mi persona, con mis mejores
sentimientos.
Ellos son los amigos que están y los que se han ido.
Los de la infancia, los de la juventud y los de la edad madura. Los que viven
cerca y los que viven lejos.
Los que puedo abrazar y decirles lo mucho que los quiero y los que se
comunican conmigo a través de mi computadora.
Estos últimos, merecen un capítulo aparte, porque me han acompañado en
mis horas de dolor y en las alegres también, sin conocerme.
Han llorado y han reído conmigo.
Se enciende mi pantalla y allí están, son muchos, con diferentes nicks, pero
con las mismas ansias de compartir, de agradar, de dar. Ellos se entregan sin
condiciones y me brindan su amor incondicionalmente.
No necesitan “ponerse lindos” para agradar, porque ellos solo muestran su
interior, su alma; su corazón.
Va para todos ellos mi amor y mi agradecimiento... Gracias por estar, gracias
por ser, gracias por existir en mi vida....
Que tengas un gran día !!!
Descargar

Diapositiva 1