Un modelo de auto autónomo
(se maneja solo).
Mercedes Benz presentó
su « Auto Fantástico »
Un prototipo de vehículo capaz de desplazarse sin conductor…
No tiene emisiones contaminantes, están igualadas a cero.
Y permite a sus cuatro pasajeros sentarse frente a frente, con
asientos rotatorios, desentendiéndose del manejo del vehículo.
Aunque sigue
teniendo volante,
pues también es
manual.
El
habitáculo
se parece
más a una
sala de
estar.
Los problemas de tránsito pasan al olvido.
Si funciona como autónomo, lo caracterizan luces azules;
si está en modalidad manual, sus luces son blancas,
tanto adelante como atrás.
El Mercedes Benz F 015 es un vehículo eléctrico súper dotado
en cuanto a electrónica.
Para su propulsión cuenta con dos motores eléctricos de 136 CV
cada uno, aplicados a ambas ruedas traseras.
Quien se concentra exclusivamente en la tecnología aún no ha
comprendido cómo la conducción autónoma cambiará nuestras vidas.
Si se encuentra con un peatón, frenará
automáticamente y proyectará una senda de
cruce seguro para que camine por ella.
Se trata de vehículos que pueden ser llamados por teléfono, se conducen y estacionan de
manera autónoma, sin que haya un conductor, solo hay que indicarles dónde se quiere llegar.
Se afirma que serán más confiables
que con un conductor a cargo.
Para comunicarse utiliza luces tipo LED, señales de radio y proyecciones de láser.
BMW, por su parte, mostró que a estos coches se les podrá dar
órdenes mediante un reloj ‘inteligente’, tal como lo hizo el
gerente de esta firma.
Y como lo hacía Michael Knight en la
serie del Auto Fantástico (años 80).
El vehículo va más allá de su papel de simple medio de
transporte para convertirse en un espacio de vida móvil,
ya que es como una oficina rodante.
Combina fibras de carbono, plásticos
reforzados, aluminio y acero de alta
resistencia; su carrocería es un 40% más
liviana que la de coches actuales.
Se lo ha visto rodando, a
modo de prueba, por las
calles de San Francisco,
California.
Y en otras lugares… se lo presentó en Ginebra,
Suiza, en el Salón del automóvil.
En su interior tiene pantallas táctiles de alta definición y
puede reconocer las manos de sus pasajeros.
Permite la comunicación mediante gestos y uso de la voz.
Facilita la conexión con otros dispositivos y personas.
Favorece, con 6 pantallas HD, las
tareas de entretenimiento, trabajo,
descanso y mucho más.
Se mueve a batería (autonomía 200 km) o con hidrógeno
(autonomía 1100 km), para olvidarse del petróleo.
La recarga de las baterías
puede ser por inducción, sin
cables, con un teléfono
inteligente.
Con hidrógeno, el consumo es de 0,6 kg por cada 100 km de
recorrido, lo cual equivale a 2 litros de combustible diésel.
Sus radares detectan a otros vehículos, a los cuales identifica y
clasifica, así como a peatones y ciclistas.
De 0 a 100 km/h acelera en 6,7 segundos y
su velocidad máxima se limitó a 200 km/h.
Lo que antes solo estaba en la
imaginación ahora es una realidad.
No te olvides de tus contactos…
Descargar

Diapositive 1