PLEGARIAS
Y
LITURGIA
EN EL
TEMPLO
IMPORTANCIA DE LAS TRES
TEFILOT DIARIAS
Hasta los tiempos del Segundo Templo no
había plegarias establecidas ni se habían
determinado horas para los rezos. Cada
persona rezaba cuando quería, diciendo
mucho o poco según quisiera o supiera.
También el contenido de las plegarias estaba
librado al criterio de cada uno. La oración era
espontánea como una reacción espiritual a las
experiencias personales. No había reglas
establecidas. Únicamente la recitación de la
Shemá dos veces por día es un deber
establecido por la Biblia, la cual señala
también los momentos del día para ello.
Fue Ezra El Escriba y los 120 Varones de la Gran Asamblea quienes
al comienzo del período del Segundo Templo (alrededor de 485
a.e.c.) establecieron por primera vez el número de servicios
religiosos por dia, así es que trazaron los lineamientos generales de
las oraciones básicas y fijaron las horas para recitarlas. Hace casi
dos mil quinientos años los miembros de la Gran Asamblea
establecieron los tres servicios diarios de oraciones: en la mañana,
en la tarde y en la noche. El número de tres oraciones diarias parece
haber sido una vieja tradición israelita entre los piadosos y devotos.
Se supone que esta práctica fue inspirada por el número de los
Patriarcas: Abraham, Isaac y Jacob. La Torá nos presenta a Abraham
rezando de mañana (Génesis 19:27), a Isaac rezando de tarde
(Génesis 24:63) y a Jacob rezando de noche (Génesis 28:11). Una
fuente talmúdica vincula la tradición de rezar tres veces al día con
los cambios naturales en el transcurso del mismo y el deseo de
rendir homenaje a Elohim como la fuerza que produce esos cambios.
Pero es cierto también que cuando Ezra estableció formalmente los
rezos tres veces por día, tenía el propósito de referirlos a los
sacrificios comunales que se ofrecían diariamente en el Templo de
Jerusalem.
La Importancia del Hebreo en las
Oraciones
Lucas 1:5
¶ En los días de Herodes, rey de Judea, había un
sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías. Su
esposa era de las hijas de Aarón y se llamaba
Elisabet.
6 Ambos eran justos delante de Dios y vivían
irreprensiblemente en todos los mandamientos y
ordenanzas del Señor.
7 No tenían hijo, porque Elisabet era estéril, y ambos
eran de edad avanzada.
8 Aconteció que, cuando Zacarías ejercía el
sacerdocio delante de Dios, en el turno de su clase,
9 conforme a la costumbre del sacerdocio, le tocó
por sorteo entrar en el templo del Señor para quemar
el incienso.
10 Toda la multitud del pueblo estaba fuera, orando a
la hora del incienso.
Otra razón explica la elección en particular de estas
lecturas, las cuales tienen que ver con el servicio en el
Bet Hamikdash de la antiguedad y que actualmente no
existe. En realidad, las plegarias diarias, matinales y
vespertinas corresponden a los sacrificios comunitarios
diarios que se llevaban a cabo en el Bet Hamikdash, tal
como lo dijera Rabí Joshúa ben Leví (Berajot 26b). Este
punto de vista ha sido también reafirmado por los
Sabios en otras fuentes talmúdicas y midráshicas. En
otras palabras, de la misma manera que el propósito de
los sacrificios era acercar al individuo y al pueblo judío
en su totalidad, a D-os, (la palabra "korbán" deriva del
hebreo de un verbo cuyo significado es "acercar"), ese
es entonces precisamente el propósito de la plegaria.
Esta es también la razón por la cual en Shabat, Rosh
Jodesh y en las festividades se observa el "Servicio
Adicional" (Musaf), debido principalmente a los
sacrificios adicionales que se ofrecían en aquellos
tiempos en el Bet Hamikdash.
Los sacrificios, ya fueran comunitarios o individuales,
eran los medios de obtener expiación, como expresión
tangible de arrepentimiento, para restablecer la unidad
o estado de expiación con D-os. La ofrenda de los
sacrificios se denominaba "avodá" (servicio). Además,
justo antes de que se matara al animal de la forma
acostumbrada según el rito, el oferente debía hacer
presión con ambas manos sobre la cabeza del animal,
como si lo colocara en su propio lugar. Esto se
simboliza en tres aspectos que deben acompañar al
sacrificio: Kavaná (concentración mental), Vidui
(confesión oral del pecado), y Semijá (colocar las
manos sobre la cabeza del Korbán). El mensaje de la
expiación era destacado aún más por el hecho de que
toda la grasa y la sangre del animal debían ser
ofrecidas a D-os. La grasa simbolizaba indulgencia
excesiva y energía sin usar, y la sangre, las pasiones y
la vida misma, todas las cuales debían ser
consagradas a D-os. De igual manera, todos los otros
detalles relacionados con las leyes de korbanot son
profundamente simbólicos e instructivos
Las lecturas de la Torá acerca de
Korbanot están seguidas de una
lectura de una porción de "Ketoret" incienso- (Exodo 30:34-38). La lectura
bíblica está seguida de una lectura del
Talmud, especialmente una Beraita de
origen tanaico que se encuentra (con
variaciones) en el Talmud Babilónico
(Keritot 6a) y en el Talmud Yerusalmi
(Yoma 4:4), la cual trata de la misma
mezcla de incienso (Pitum HaKetoret).
Los Sabios del Talmud enseñan que Moshé
Rabenu recibió la orden en el Monte Sinaí de
usar once clases de especias, en
determinadas proporciones, para que se
mezclaran juntas en Ketoret. En la Torá sólo
se mencionan explícitamente algunos de los
principales ingredientes, con una alusión a
una composición de once, tal como lo explican
los Sabios. Las once especias que
conformaban el Ketoret eran: bálsamo, onija,
gálbano e incienso, (70 "mane" de cada uno);
costo (12), corteza aromática (3) y canela (9),
para un total de 368 "manim". Además,
algunos otros ingredientes eran agregados
para mejorar la apariencia y hacer el olor más
penetrante.
Estos incluían lejía de Carsina, vino de
Chipre (u otro vino fuerte), sal de Sodoma y
una pequeña cantidad de hierba que hacía
que el humo se elevara en una columna
recta. Dicha cantidad (368 manim)
conformaba la reserva de un año: 365 manim
correspondientes a los días del año, la mitad
de un mane se ofrecía a la mañana y la otra
mitad hacia el atardecer. Los 3 manim que
quedaban eran ofrecidos por el Cohén Gadol
en Yom Kipur, en el Kodesh HaKodashim
(conocido en latín también como en Sancta
Sanctorum -Sagrado de los Sagrados). El
Ketoret se ofrecía dos veces por día en el
Altar Dorado, llamado también el Altar
Interno y el Altar de Incienso.
La ofrenda del Ketoret en el Santuario era uno
de los grandes misterios del Servicio Divino en
el Bet Hamikdash de la antiguedad. La
extraordinaria santidad y significado del
Ketoret se remarca en la Torá por la penalidad
de Karet (muerte) en el caso de preparar una
composición idéntica como perfume para uso
personal.
También se incurría en pena de muerte si se
omitía cualquiera de sus once ingredientes.
Hay varios hechos en la antigua historia del
pueblo judío que destacan aun más la
importancia del Ketoret.
En el octavo y último día de la Dedicación del
primer Santuario en el Desierto (en el segundo
año desde el Exodo de Egipto), Nadav y
Avihu, los dos hijos mayores de Aarón,
murieron misteriosamente en el Santuario
mientras ofrecían Ketoret de la manera no
indicada. Más tarde, durante la rebelión de
Koraj, 250 de sus adeptos murieron de
manera similar mientras ofrecían Ketoret
como una prueba de autoridad. Por otro lado,
cuando cundió una plaga para castigar a los
rebeldes, inmediatamente despues de la
rebelión de Koraj, Aarón la detuvo con una
ofrenda de Ketoret.
El Midrash Tanjumá (Tetzave 14) dice que
la palabra hebrea Ketoret forma un
acróstico de las iniciales de las cuatro
palabras hebreas:
•
•
•
•
K - kedushá
T - tahará
R - rajamim
T - tikvá
(santidad)
(pureza)
(misericordia)
(esperanza)
En el Sidur, la sección de Ketoret se
encuentra seguida de tres versículos de
los Salmos de David, cada uno de los
cuales se repite tres veces, más un verso
del Profeta Malaji. Estos son:
Salmos 46:8; 84:13; 20:10;
Malají 3:4.
PESUKEI DE ZIMRÁ
Los Pesukei de Zimrá son una
introducción al servicio de oraciones.
Al principio consistían solamente en
los últimos seis capítulos del Libro de
los Salmos (Salmos 145 al 150),
dedicados todos ellos a alabar a D-os.
Este grupo de salmos que se recitan
diariamente se conocen también con el
nombre de "Halel Cotidiano"
En el Templo de Jerusalem
los Levitas tenían la práctica
de acompañar la ofrenda
diaria de sacrificios con
cánticos de oraciones. Estos
cánticos consistían tanto en
alabanzas como en
expresiones de
agradecimiento a D-os
(Crónicas I, 23:20). Los
Pesukei de Zimrá son los
salmos de alabanza; Hodú y
Mizmor LeTodá (Salmo 100)
son los cánticos de
agradecimiento. Con el
tiempo estos dos cánticos
pasaron a ser parte del
servicio de oraciones
cotidiano.
Salmo 100 - Mizmor LeTodá
Es un himno de gracias que solía recitarse cuando se
traía una ofrenda de agradecimiento, que comprendía
diez hogazas de pan con levadura y panes ácimos
(Levítico 7:12-13) al antiguo Bet Hamikdash. Esta
ofrenda, al igual que la de las dos hogazas que se
ofrencían en Shavuot, eran las únicas excepciones en
las que se ofrecía pan con levadura dentro del Bet
Hamikdash; todas las otras ofrendas de comida eran de
pan sin levadura: Matzot. Por esta razón el Salmo 100
se omite de las plegarias en Erev Pesaj y Jol Hamóed
Pesaj, ya que la levadura está prohibida en estas
fechas. Tampoco se recita este Salmo en Shabat o Yom
Tov, ya que no se aceptaban ofrendas de
agradecimiento de individuos durante estos días, las
cuales estaban reservadas para los sacrificios públicos
(aquellos que se hacían en nombre de todo el pueblo) y
sacrificios de festividades especiales.
1)
2)
3)
4)
De acuerdo a los Sabios, se debe
hacer una ofrenda de
agradecimiento en cuatro
ocasiones en que se ha escapado
del peligro milagrosamente;
Cruzando el mar;
Cruzando el desierto;
Al librarse del cautiverio; y
Al recuperarse de una enfermedad
seria.
LAS BENDICIONES DE LA MAÑANA - Asher Yatzar -
BARUJ atá, Adonáy ,
elohéinu mélej ha
olam, asher yatzár et
ha-adám bejojmá,
uvará bo nekavím
nekavím, jalulím
jalulím. Galúi veyadúa
lifnéi kisé jevodéja,
sheím yisatém ejád
mehém, o im yipatéaj
ejád mehém, i efshár
lehitkayém afilu shahá
aját. Baruj atá, Adonáy,
rofé kol basar umafli
laasot.
Bendito Eres Tú, Oh D-os nuestro Señor, Rey del
Universo, que has creado al hombre con sabiduría
y lo dotaste de muchos orificios y cavidades. Se ha
revelado y se sabe ante el Trono de Tu Gloria que
si uno de esos orificios se cerrara (cuando debería
estar abierto), o se abriera (cuando debería estar
cerrado), sería imposible existir y estar parado
delante Tuyo, ni siquiera por un momento. Bendito
Seas, Oh D-os, que curas todo cuerpo y actúas
milagrosamente.
.
- Elohai Neshamá -
ELOHAY, neshamá
shenatáta bi teorá. Atá
bratá, atá yetzartá, ata
nefajtá bi, veatá
meshamrá bekirbi,
veatá atid, litlá miméni,
ulehajazirá bi leatid
labó. Kol zman
shehanshamá bekirbi,
modé (1) aní lefaneja,
Adonay, elohai velohei
avotai, sheatá hu ribón
kol hama-ásim, adón
kol haneshamót,
moshél bejól habiryót,
jai vekayám laád.
Baruj atá, Adonáy,
hamajazir neshamot
lifgarim metim.
__________________
_
La mujer dice:
modá
(1)
.
Oh, mi D-os, el alma que me diste es pura; Tú la
creaste, Tú la formaste, Tú la insuflaste dentro de
mí, y Tú la cuidas dentro de mí, y Tú me la quitarás y
me la devolverás en el futuro. Mientras el alma esté
dentro de mí, yo te agradezco, Oh Señor, mi D-os y
D-os de mis padres, Señor de toda la creación,
Dueño de todas las almas, Bendito seas, Oh D-os,
que restituyes las almas a los cuerpos muertos.
BARUJ atá, Adonáy,
elohéinu mélej haolám,
hama-ávir jevléi shená
meheinéinu utenumá meafapéinu:
Yehí ratzón milefanéja,
Adonái elohéinu velohéi
avotéinu, shetargilénu
betoratéja, vetadbikénu
bemitzvotéja, veál tebiénu
lidéi het, veló lidéi aveirá,
veló lidéi nisayón, veló lidéi
vizayón, vetarjikénu
miyétzer hará, vetadvikénu
beyétzer hatóv, utnenú
leahavá, lején ulejésed
ulerajamím beeinéi jol
roénu, vegamlénu jasadím
tovím. Barúj atá, Adonái,
gomél jasadím tovím leamó
Yisrael.
[ índice hebreo, fonética y traducción ]
.
Bendito Eres Tú, Oh D-os nuestro Señor, Rey del
Universo, que quitas el sueño de mis ojos y el
adormecimiento de mis párpados:
Sea Tu voluntad, Señor , D-os nuestro y D-os de
nuestros padres, que nos habitúes a Tu Torá y nos
ligues a Tus mandamientos, y no nos dejes caer en
pecado, ni en transgresión ni en falta; ni nos pongas a
prueba ni nos expongas a verguenza; ni hagas que nos
dominen los malos instintos, y apártanos del hombre
malvado y del mal amigo. E indúcenos a los buenos
instintos y a los actos buenos. Y domina nuestros
instintos para que se somentan a Ti. Y concédenos hoy,
y todos los otros días, Tu gracia, Tu piedad y
misericordia ante Tus ojos y ante los ojos de todos los
que nos contemplan, y concédenos la gracia de Tus
favores, Bendito eres Tú, Señor, que colmas de
mercedes a Tu pueblo, Israel.
La Tefilá tiene el valor de los
sacrificios:
Los rezos fueron establecidos
para corresponder a las
ofrendas diarias en el Templo.
La oración de la mañana
corresponde a la ofrenda
(Korbán Tamid) cotidiana
matinal - Shajarit-
Minjá
La oración de la tarde
-Minjácorresponde a la ofrenda
(Korbán Tamid) del final de
la tarde
La oración de la Noche
-Arvit- o -Maariv-
Corresponde a la quema en
el altar de toda la grasa y
los órganos de los
sacrificios cotidianos que se
realizaba de noche en el
Templo
ORDEN
DE LAS
ORACIONES
EN
CADA
SERVICIO
Musaf
La Oración Adicional -Musafque se pronuncia los Sábados
y en las festividades Bíblicas,
corresponde a la ofrenda
adicional que la Torá prescribe
para esos días
(Korbán Musaf).
El sacrificio animal reemplaza el
del hombre mismo. Con este acto
impresionante, la persona que
ofrece el sacrificio debe figurarse
que su alma animal es sacrificada,
anulando totalmente su voluntad
animal instintiva ante la Voluntad
Divina.
Los Sabios de Israel y la Liturgia
Cuando el Segundo Templo fue destruído
por los romanos en el año 70 de la Era
Común, dando así fin a los sacrificios en el
Templo, los Sabios declararon que la oración
es un aceptable sustituto de los sacrificios, y
dado que las horas de los rezos fueron
sincronizadas con las horas establecidas por
la Biblia para los sacrificios y ofrendas,
quedó reforzado el vínculo espiritual entre
ambas.
Cornelios
Hechos 10:
1 ¶ Había en Cesarea cierto hombre
llamado Cornelio, que era centurión de
la compañía llamada la Italiana.
2 Era piadoso y temeroso de Elohim,
junto con toda su casa. Hacía muchas
obras de misericordia para el pueblo y
oraba a Elohim constantemente.
Yeshua y La Oracion del Amida
Mateo 5:
3 ¶ "Bienaventurados los pobres en espíritu,
porque de ellos es el reino de los cielos.
4 "Bienaventurados los que lloran, porque
ellos serán consolados.
5 "Bienaventurados los mansos, porque ellos
recibirán la tierra por heredad.
6 "Bienaventurados los que tienen hambre y
sed de justicia, porque ellos serán saciados.
7 "Bienaventurados los misericordiosos,
porque ellos recibirán misericordia.
8 "Bienaventurados los de limpio corazón,
porque ellos verán a Elohim.
9 "Bienaventurados los que hacen la
paz, porque ellos serán llamados
hijos de Elohim.
10 "Bienaventurados los que son
perseguidos por causa de la
justicia, porque de ellos es el reino
de los cielos.
11 "Bienaventurados sois cuando os
vituperan y os persiguen, y dicen
toda clase de mal contra vosotros
por mi causa, mintiendo.
¿Como Sabemos que es el
Patron del Templo?
Mateo 5:
13 ¶ "Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal
pierde su sabor, ¿con qué será salada? No vale más
para nada, sino para ser echada fuera y pisoteada
por los hombres.
14 "Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad
asentada sobre un monte no puede ser escondida.
15 Tampoco se enciende una lámpara para ponerla
debajo de un cajón, sino sobre el candelero; y así
alumbra a todos los que están en la casa.
16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, de
modo que vean vuestras buenas obras y glorifiquen
a vuestro Padre que está en los cielos.
Sal el Parte del Servicio del
Templo
Levitico 2:13
"Toda ofrenda vegetal tuya la sazonarás con
sal. Jamás permitirás que la sal del pacto de
tu Elohim falte de tu ofrenda. Ofrecerás sal
con todas tus ofrendas.
Nu 18:19
"Todas las ofrendas alzadas de las cosas
sagradas que los hijos de Israel presenten a
YHVH, las he dado para ti, para tus hijos y
para tus hijas contigo, como provisión
perpetua. Constituye un perpetuo pacto de
sal delante de YHVH, para ti y para tus
descendientes contigo."
El Sidur Tefilá o Seder Tefilá
El Sidur es un vasto depósito de todos los principios
de la fe judía, un registro de las grandes victorias y de
las derrotas trágicas que Israel conoció en su larga
historia. Es un testimonio de las aspiraciones y
esperanzas del pueblo judío a través de los tiempos.
Es testigo de las alturas morales y éticas a las que el
judaísmo aspiró y alcanzó. El Sidur proporciona un
conocimiento profundo de la vida cotidiana judía así
como de las ocasiones especiales y las festividades
del calendario judío. Contiene pasajes bíblicos que se
remontan a 3.300 años de antiguedad. La mayoría de
las oraciones están santificadas por sus orígenes
bíblicos y talmúdicos, pero también se pueden
encontrar pasajes que fueron escritos y añadidos más
tarde.
Los elementos
rituales contenidos en
una sinagoga grande o
pequeña constan de:
El Arca Sagrada -Arón HaKodeshes un armario o una cavidad en la
pared en la que se guardan los
rollos de la Torá -Sifrei Torá-. La
cortina que cubre el Arón
HaKodesh- se denomina "Parojet".
El Arón HaKodesh se ubica en la
pared orientada hacia el este, en
dirección a Eretz Israel y las que se
encuentran en Israel, en dirección
a Jerusalem.
Luz Eterna -Ner Tamides una lámpara colocada sobre y
un tanto delante del Arca Sagrada.
Está permitido que esté encendida
permanentemente. Es un símbolo
de la indicación bíblica "para hacer
arder continuamente las luminarias
del candelabro, en el tabernáculo,
del lado de acá del velo que están
delante del Arca del Testimonio.
Bimá es la plataforma
tradicionalmente ubicada delante del Arca, sobre la que
se coloca una mesa -Shulján- desde donde se lee la Torá
a la congregación y el oficiante o cantor litúrgico
conduce los servicios de la congregación. En las
sinagogas ashkenazitas se encontrará un atril adicional
-Amud- entre la Bimá y el Arón HaKodesh, a un nivel
más bajo, en consideración al versículo
"De lo profundo Te invoco" (Salmos 130:1), y desde el
que se conducen algunos servicios.
Aunque no es esencial, se suele colocar en un lugar
prominente cerca del Arón HaKodesh o de la Bimá un
candelabro
-Menoráque puede constar de 6 u 8 brazos a fin
de no duplicar la Menorá del Templo.
Como elementos adicionales pueden
encontrarse vidrieras de colores,
inscripciones en las paredes, tallas,
pinturas que pueden expresar muchos
temas religiosos y reflejar una amplia
gama de símbolos religiosos y objetos
rituales. La restricción principal en esas
manifestaciones artísticas es la
prohibición de representar la figura
humana en la sinagoga.
RESPUESTAS DURANTE LOS
REZOS
Corresponde que todos estén de pie en
la sinagoga en los siguientes pasajes:
1.Cuando el Maestro de Oraciones entona los
pasajes de Barejú.
2.Cuando se dice la Kedushá durante la
repetición de la Amidá.
3.Cuando el Arca Sagrada está abierta.
4.Cuando el Rollo de la Torá es transportado
del Arca o hacia ella.
La mecedura es indudablemente el movimiento
más frecuente y más típico asociado a la plegaria
judía, aun cuando no es imperativa en la Ley
judía ni es tampoco una costumbre recomendada
universalmente. Hay quienes se mecen
suavemente cuando rezan. Otros lo hacen con
gran exageración y con rápidos movimientos del
cuerpo. Y también otros, inclusive grandes y
piadosos sabios, recitan sus oraciones casi sin
mover el cuerpo. Lo más frecuente es observar la
mecedura entre los fieles que están de pie
mientras rezan, pero algunos se mecen incluso
cuando están sentados.
Deuteronomio 6:
4 ¶ "Escucha, Israel: YHVH nuestro
Dios, YHVH uno es.
5 Y amarás a YHVH tu Dios con
todo tu corazón, con toda tu
alma y con todas tus fuerzas.
AL DESPERTARSE
- Modé Aní -
MODE (1) aní lefaneja, mélej jai
vekayám, shehejezarta bi nishmatí
bejemlá. Rabá emunatéja. (1) La
mujer dice: Modá
Te agradezco, Oh Rey viviente y
eterno, por haberme devuelto dentro
de mi a mi alma, con Tu misericordia;
grande es Tu confianza.
Shemoné Esré
Shemoné Esré que signfica
dieciocho, pero que en realidad
son 19 bendiciones, conocidas
también como Amidá (de pié,
porque deben recitarse estando
parado). Luego hay una serie de
plegarias terminando con Aleinu.
El "Shemoné Esré"
es el núcleo de todo el servicio de oraciones.
En ella están contenidos los componentes
básicos de toda oración: la alabanza a Elohim,
la rogativa a Elohim y el agradecimiento a
Elohim. Cuando el Talmud menciona "tefilá"
(oración), se refiere al Shemoné Esré y no a
alguna otra bendición, rogativa o salmo. En
los diversos códigos de leyes judías, la
sección que se refiere a las "Leyes de la
Oración" contiene solamente las
disposiciones relativas al Shemoné Esré. Es
así como la obligación de rezar tres veces al
día queda cumplida con sólo recitar el
Shemoné Esré tres veces en el día.
Las bendiciones del Shemóné Esré son muy
antiguas y datan de los tiempos de Abraham,
Isaac y Jacob, aunque su forma final, tal como
está en los Libros de Rezos, fue compuesta por
los 120 Sabios de la Gran Asamblea (Anshé
Kneset Hagedolá) en el siglo V antes de la Era
Común hace más de 2.300 años. Esta era la
época del Exilio Babilónico, cuando los judíos
fueron expulsados de sus tierras hacia
Babilonia. Muchos comenzaron a olvidar su
sagrada lengua y fue entonces que los líderes y
los profetas de Israel -los Sabios de la Gran
Asamblea- arreglaron las plegarias en un cierto
orden y en hebreo. El Exilio Babilónico duró
setenta años luego del cual el segundo Bet
Hamikdash (Templo) fue reconstruido por Ezrá
y Nejemías y duró 420 años.
Como ya se dijo, estas oraciones
reciben también otra denominación que
es "Amidá" y que significa "de pie". Se
le llama así porque refleja el hecho de
pararse para estar en presencia de
Elohim. La palabra "Amidá" como
nombre de la oración está muy
difundida entre los judíos sefarditas y
algunos libros de oraciones de nuestra
época la han adaptado en expresiones
tales como: Amidá de los días laborales,
Amidá de Shabat, Amidá de los Dias
Festivos, Amidá de los Días Solemnes.
El Shemoné Esré es una sencilla pero
hermosa oración. Casa cada una de sus
frases deriva de fuentes bíblicas. Cada
oración está armada para constituir una
composición nueva que refleja una vasta
gama de necesidades personales,
demandas comunitarias y convicciones
judías.
El Shemoné Esré se recita de pié y con los
pies juntos. Este requisito de estar en
posición de atención al rezar es una cuestión
de respeto al Señor, pero es dable hallar un
fundamento al respecto en Ezquiel 1:7: "Y
sus pies eran rectos". Ello es interpretado en
el sentido de que los pies de los ángeles en
la visión de Ezequiel aparecían como un solo
pie (Berajot 10b). Cuando uno se para a
hablar con Elohim, debe asumir la posición
de los ángeles a Su servicio.
El Shemoné Esré debe recitarse en voz
baja, para uno mismo, siguiendo en
esto el ejemplo de Janá, la madre del
profeta Samuel, cuya oración se
describe como que "Janá hablaba en
su corazón y solamente sus labios se
movían, pero su voz no se oía" (Samuel
I, 1:13). Los Sabios consideraron este
modo de expresarse como la forma
adecuada para la plegaria. Es por ello
que a veces se refieren al Shemoné
Esré como "Oración Silenciosa"
1 SAMUEL 1:13
Ana hablaba en su corazón;
sólo se movían sus labios, pero
no se oía su voz. Elí creyó que
ella estaba ebria.
Salmo 51:15
Adonai, abre mis
labios, y proclamará
mi boca tu alabanza.
Siguiendo el mismo protocolo que se aplica a las
cortes reales al acercarse la persona al rey, se dan tres
pequeños pasos simbólicos hacia adelante. La idea de
que la persona se "acerca" a Elohim para rezar aparece
varias veces en la Biblia: "Y acercóse Abraham"
(Génesis 18:23); "Llegóse el profeta Elías" (Reyes I,
18:36). Del mismo modo se dan tres pasos hacia atrás
al concluir el Shemoné Esré, antes de decir la frase
final: "Osé shalom bimromáv" (El que hace la paz en
las alturas). Al recitar estas palabras se acostumbra
inclinarse levemente primero a la izquierda, después a
la derecha y por último al frente (Oraj Jayim 123:1).
Este es el modo en que un súbdito se despide de su
rey. Sin embargo, no hay que retroceder después de
acabar la Amidá si entraría en el espacio de dos metros
de aquel que también la recite en ese momento. Hay
que esperar que este finalice para hacer los pasos
requeridos hacia atrás.
Los Sabios dividieron el Shemoné
Esré en tres secciones:
A) Las tres primeras bendiciones - la salutación en la
que se alaba a Elohim: Es muy importante que se
digan estas bendiciones de apertura con un
completo entendimiento de los que se dice, ya que
estas bendiciones nos dicen por qué nos acercamos
al Elohim Todopoderoso con nuestros pedidos. Nos
aproximamos a Elohim no como "extraños" sino
como hijos de Abraham, quien fue el primero en
reconocer a Elohim y con quien Elohim hizo un
pacto eterno. Además nos acercamos a Elohim
Quien es bondadoso, Quien sostiene a los que caen,
cura a los enfermos, Quien tiene control de la vida y
la muerte. Elohim es santo y nosotros, Sus hijos,
somo santos y Elohim desea que le oremos.
Después de esta introducción se comienzan a hacer
los pedidos en las doce siguientes bendiciones de la
sección intermedia.
1.- Patriarcas "Avot"
- Baruj Atá: Se saluda a D-os
como el D-os de Israel y sus
antepasados. La bendición
finaliza con la expresión "Coraza
de Abraham".
1. AVOT
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
E-lo-hei-nu, Vei-lo-hei a-vo-tei-nu,
E-lo-hei Av-ra-ham, E-lo-hei Yitz-chak,
Vei-lo-hei Ya-a-kov,
Ha-eil Ha-Ga-dol Ha-Gi-bor
v'Ha-No-rah Eil Eil-yon,
go-meil cha-sa-dim to-vim
v'ko-nei ha-kol
v'zo-cheir chas-dei a-vot
u'mei-vi go-eil liv-nei v'nei-hem
l'ma-an sh'mo b'a-ha-vah,
Me-lech o-zeir u'mo-shi-a u-ma-gein
En la primera bendición el judío se presenta ante el
Todopoderoso y exhibe ante El sus credenciales. Al
llamar "D-os nuestro", el judío se identifica como fiel
seguidor de El. Después el judío menciona su "Ijús"
(linaje), su relación con Abraham, Isaac y Jacob, con
quienes D-os había establecido un pacto especial y a
quienes había hecho ciertas promesas que involucraban
también a sus descendencia, que hoy solicita Su
protección en razón de los méritos de sus antepasados
(Yomá 87a). Se acude aquí a la misma defensa a que
acudió Moises cuando los israelitas pecaron al adorar el
becerro de oro. La Torá relata que D-os expresó entonces
Su deseo de destruir a toda la nación pecadora, pero
Moisés alegó con El en favor de los israelitas. Al
principio, D-os se mantuvo inexorable en Su juicio, sólo
cuando Moisés dijo: "Recuerda a Tus siervos Abraham,
Isaac e Israel" (Exodo 32:13), se vino finalmente D-os a
aceptar sus ruegos (Shabat 30a; Berajot 32a).
2.- Poder de D-os "Guevurot"
- Atá Guibor: "Tú eres poderoso,
Oh D.os", hablamos de D-os
como del dador de vida, quien
restaurará la vida a los muertos.
La bendición finaliza con las
palabras "Revividor de los
Muertos".
2. GIVUROT
A-tah gi-bur l'o-lam, A-do-nai
m'chai-yei mei-tim a-ta rav l'hoshi-a,
m'cha-yei mei-tim b'ra-cha-mim
ra-bim
so-meich no-f'lim v'ro-fei cho-lim
u-ma-tir a-su-rim
u-m'kai-yeim e-mu-na-to li-sheinei a-far
mi cha-mo-cha ba-al g'vu-rot
u-mi do-me lach
me-lech mei-mit u-m'chai-ye umatz-mi-ach y'shu-a,
v'ne-e-man a-tah l'ha-cha-yot
mei-tim
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
m'cha-yei ha-mei-tim.
En la segunda bendición se enzalsa la
grandeza de D-os, que otorga vida, que
devuelve la vida y que sustenta a los
seres vivos. Se menciona Su inmenso
poder sobre todo lo creado, según el
versículo de los Salmos 29:1: "Dad al
Señor la gloria y la fortaleza" (Meguilá
17b). Al hacerlo así, se señala también
que la naturaleza y toda cosa viviente
dependen de El.
3.- Santidad de D-os
"Kidush Ha Shem" - Atá Kadosh: "Tú eres
santo", y finaliza con "El Santo D-os".
En esta bendición se sigue
alabando a D-os, pero la
persona se concentra en Sus
atributos de santidad.
3. K'DUSHAT HASHEM
A-tah ka-dosh,
v'shim-cha ka-dosh,
u-k'do-shim b'chawl-yom y'ha-l'lucha se-lah.
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
ha-Eil ha-ka-dosh.
B) La sección intermedia con las
doce siguientes (trece, más tarde)
contienen todos los pedidos. Seis
de estas bendiciones tienen que ver
con el bienestar personal y las otras
seis con el bienestar nacional,
además de ello, las necesidades
personales están divididas en
necesidades de carácter espiritual y
necesidades físicas o de carácter
material.
4.- Conocimiento "Biná"
- Atá Jonén:
El primer pedido es de
sabiduría, comprensión y
conocimiento. Esta bendición
concluye con "Bendito... Quien
con gracia da conocimientos".
4.
A-tah cho-nein l'a-dam da-at,
um-la-meid le-e-nosh bi-nah.
Cha-nei-nu mei-i-t'cha
< dei-ah bi-nah v'has-keil | chach-ma bi-nah
v'da-at. >
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
cho-nein ha-da-at.
En el texto hebreo de esta bendición se utiliza
el término poco usual "jonén" en lugar del
más conocido "notén" (dar). "Jonén"
significa literalmente "agraciar". La intención
aquí es señalar que dar al hombre el
conocimiento y la sabiduría constituye un
acto de gracia divina, porque al hacerlo D-os
hace partícipe al hombre de Sus cualidades
divinas. Es precisamente en esta cualidad
que el hombre difiere fundamentalmente del
resto de las criaturas.
Cuando D-os se le presentó en sueños al Rey
Salomón y le preguntó cuál era su deseo,
éste le pidió sabiduría y el entendimiento
(Crónicas ll, 1:10). Es por ello que estas
cualidades tienen prioridad en las rogativas.
5.- Arrepentimiento "Teshuvá" Hashivenu:
El siguiente pedido es por una mayor
devoción a D-os y a Sus mandamientos
y que El nos ayude a volver a El en
verdadero arrepentimiento. La
bendición concluye con
"...Quien Acepta el Arrepentimiento".
5.
Ha-shi-vei-nu A-vi-nu l'to-ra-te-cha,
v'ka-r'vei-nu Mal-kei-nu la-a-vo-da-te-cha,
v'ha-cha-zi-rei-nu bit-shu-vah sh'lei-mah l'fa-necha.
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
ha-ro-tseh bit-shu-vah.
6.- Perdón "Selijá" - Selaj Lanu:
Se pide perdón para que se
cure nuestra alma y
concluimos con
"... el que da Gracia, Quien
Perdona Abundantemente".
6.
S'lach la-nu A-vi-nu ki
cha-ta-nu,
m'chal la-nu Mal-kei-nu ki
fa-sha-nu,
< ki mo-cheil v'so-lei-ach
a-ta. | ki Eil tov v'sa-lach
a-ta. >
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
cha-nun ha-mar-beh lis-loach.
Los profetas de Israel aseguran que D-os
perdonará merced al arrepentimiento sincero
(Isaías 55:7). Esta bendición subraya que Dos no ha puesto límite a Su indulgencia. De
modo que el hombre nunca debe perder la
esperanzas de lograr el perdón divino.
Al pronunciar las palabras "jatánu" (hemos
pecado) y "pashánu" (hemos faltado), se
acostumbra golpearse suavemente una vez
en el pecho con la mano derecha. El Midrash
menciona esta práctica sumamente antigua
como un modo de simbolizar que el corazón
es la fuente de la tentación para cometer
faltas (Kohelet Rabá 7:2).
7.- Redención y Seguridad "Gueulá"
- Reéh Na Beoniyénu:
• Oramos para que a nuestro pueblo
le sea ahorrado más sufrimiento y
concluímos con las palabras
"... Redimidor de Israel".
7.
R'ei na v'an-yei-nu,
v'ri-va ri-vei-nu,
ug-a-lei-nu [ g'u-lah sh'lei-mah ] m'hei-rah l'ma-an sh'me-cha,
ki [ Eil ] go-eil cha-zak a-ta.
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
go-eil Yis-ra-eil.
Esta bendición trata ahora sobre las
necesidades físicas, emocionales y
materiales. En primer término está la
necesidad de verse aliviado de toda
clase de problemas y angustias que a
diario pueden acometer al hombre
como individuo. Si bien el termino
"redención" tiene asociaciones
espirituales, utilizándose generalmente
en conexión con la redención
mesiánica del pueblo judío, no es ésta
la connotación de esa palabra en esta
bendición.
8.- Salud "Refuá" - Refaénu:
La siguiente petición es para
curar a los enfermos. La
bendición termina con las
palabras
"...Quien cura a los enfermos
de Su pueblo Israel".
8.
R'fa-ei-nu A-do-nai v'nei-ra-fei,
ho-shi-ei-nu v'ni-va-shei-a,
ki t'hi-la-tei-nu a-ta,
v'ha-a-lei < r'fu-ah sh'lei-mah |
a-ru-cha u-mar-pei l'chawl tacha-lu-ei-nu u-l'chawl mach-ovei-nu u- >
l'chawl ma-ko-tei-nu,
[At this point, many interject
personal petitions concerning
individuals who are ill.]
ki Eil me-lech [ ga-dol ] ro-fei nee-man v'ra-cha-man a-ta.
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
ro-fei cho-lei a-mo Yis-ra-eil.
Las palabras de apertura de esta bendición
parafrasean a Jeremías 17:14 donde las
mismas palabras aparecen en singular. Una
plegaria por la salud y la curación no
requiere muchos comentarios, a no ser la
recordación de que si bien el médico es
quien trata al paciente, es D-os quien lo cura.
Jer 17:14
Sáname, oh YHVH, y seré sano.
Sálvame, y seré salvo; porque tú eres
mi alabanza.
9.- Bienestar económico
"Birkat Hashanim" - Barej Alenu:
Se ruega por las necesidades
materiales, para que D-os bendiga a
la naturaleza (durante el invierno se
agrega aquí una plegaria pidiendo
rocío y lluvia). La bendición finaliza
con las palabras
"...Quien Bendice los Años".
Esta oración pide que el año y sus
productos sean bendecidos para el
pueblo (aleinu -para nosotros; le
tová - para bienestar). A simple
vista estas palabras pueden
parecer innecesarias. Sin embargo,
la elección de las palabras hecha
por los Sabios es sumamente
significativas.
10.- Reunión de los dispersos
"Kibutz Galuiót" - Teká
Bashófar:
El siguiente pedido es por el
retorno de los exilados a La
Tierra Santa.
10.
T'ka b'sho-far ga-dol l'chei-ru-tei-nu,
v'sa neis l'ka-beits ga-lu-yo-tei-nu,
v'ka-b'-tsei-nu ya-chad [ m'hei-rah ] mei-ar-ba kan-fot ha-arets [ l'ar-tsei-nu ] .
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
m'ka-beits nid-chei a-mo Yis-ra-eil.
Isa 11:12
El levantará bandera para las
naciones, y juntará a los
desterrados de Israel.
Reunirá a los dispersos de
Judá desde los cuatro
extremos de la tierra.
La Torá, en Deuteronomio, capítulo 30, hace alusión a diversas etapas
del proceso de redención: a) la reunión de los judíos dispersos
(versículos 3 y 4); b) la recuperación del patrimonio de la Tierra de Israel
y su construcción (versículo 5); y c) el retorno espiritual de todo el
pueblo de Israel hacia D-os (versículos 6 y 8). También Ezequiel,
capítulo 36, habla de la redención, como un proceso gradual. Las
opiniones autorizadas a través de los tiempos se han inclinado en forma
marcada hacia la primera línea de pensamiento en esta materia. Incluso
el orden en que los Sabios han dispuesto las bendiciones del Shemoné
Esré pareciera reflejar su creencia en un desarrollo cronológico y gracial
de los acontecimientos. La décima bendición, que pide por la reunión de
todo Israel, es seguida por las bendiciones por la reconstrucción de
Jerusalem y del Bet Hamikdash (décimacuarta bendición) y por el
advenimiento del Mesías (décimaquinta bendición). Maimónides difiere
de este criterio únicamente en el hecho de que sostiene que la venida
del Mesías precederá a todos estos acontecimientos. Según el, toda
reunión de los judíos antes de la llegada del Mesías no será más que
una reunión parcial. El Mesías habrá de completar esta labor (Hiljot
Melajim 11:1).
Cuando esta bendición fue compuesta por los
Sabios de la Gran Asamblea, los judíos ya
habían retornado del exilio de Babilonia para
reconstruir el Segundo Templo. Sin embargo,
incluyeron en sus plegarias esta bendición
porque la mayor parte de la comunidad judía
de Babilonia no había regresado a Eretz
Israel. Tampoco lo habían hecho muchos de
los judíos que huyeron para refugiarse en
Egipto, Grecia, Italia y otros países de la
cuenca del Mediterráneo. Por supuesto que
esta bendición adquirió un significado
especial después de la destrucciónn del
Segundo Templo en el año 70 de la Era
Común, y de la derrota de la rebelión de Bar
Kojba en el año 135 E.C., cuando la mayoría
del pueblo judío fue deportado de Judea.
11.- Restablecimiento de la justicia
"Birkát Hamishpát" - Hashiva Shoftéinu:
Le pedimos a D-os que le
devuelva al pueblo judío sus
líderes espirituales y que El reine
sobre todos con bondad y
misericordia.
11.
Ha-shi-va sho-f'tei-nu k'va-ri-sho-nah,
v'yo-a-tsei-nu k'va-t'hi-lah,
v'ha-seir mi-me-nu ya-gon va-a-na-chah,
um-loch a-lei-nu [ m'hei-rah ] a-tah A-do-nai
l'va-d'cha b'che-sed uv-ra-cha-mim,
v'tsa-d'kei-nu < ba- | b'tse-dek uv- >mish-pat.
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
me-lech o-heiv ts'da-kah u-mish-pat.
El retorno a Eretz Israel ha de ser seguido
por el cumplimiento de otra profecía
bíblica: "y restituiréis los jueces como al
principo" (Isaías 1:26). Esta bendición es
una plegaria por un paso adicional hacia
la redención total.
Isa 1:26
Luego restauraré tus jueces como al
principio, y tus consejeros como al
comienzo. Y después serás llamada
Ciudad de Justicia, Urbe Fiel."
Isaias 2:2
2 Acontecerá en los últimos días que el monte
de la casa de YHVH será establecido como
cabeza de los montes, y será elevado más
que las colinas; y correrán a él todas las
naciones.
3 Muchos pueblos vendrán y dirán: "Venid,
subamos al monte de YHVH, a la casa del
Dios de Jacob, para que él nos enseñe sus
caminos, y nosotros caminemos por sus
sendas." Porque de Sion saldrá la ley, y de
Jerusalén la palabra de YHVH.
12.- Destrucción de los enemigos de
Israel "Birkát Haminim" Velamalshinim:
Esta bendición es la que fue agregada
más tarde, con la cual se aumentó el
número a 19, aunque se mantuvo el
nombre de Shemoné Esré (18).
12.
V'la-mal-shi-nim al t'hi tik-va,
v'chawl < ha-ri-sha k're-ga toveid,
| ha-mi-nim k're-ga yo-vei-du, >
v'chawl < o-y've-cha
| o-y'vei a-m'cha > m'hei-rah yika-rei-tu,
v'ha-zei-dim m'hei-rah t'a-keir utsha-beir ut-ma-geir
< v'tach-ni-a
| ut-cha-leim v'tash-pi-leim v'tachni-eim >
bim-hei-rah v'ya-mei-nu.
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
sho-veir o-y'vim u-mach-ni-a zeidim.
Oracion en contra de los Minim
En uno de sus pasajes el Talmud indica que
esta bendición dirigida contra los grupos
heréticos fue etablecida en Yavne bajo la
dirección de Rabí Gamaliel el Viejo, en el
siglo ll de la Era Común (Berajot 28b), y
constituía la décimonovena bendición del
Shemoné Esré. Sin embargo, Eliezer Levy
basándose en otras fuentes del Talmud
(Yerushalmi, Berajot 2:4) sostiene que esta
bendición fue una de las dieciocho
bendiciones prescritas originalmente por
Ezra.
13.- Plegaria por los justos
"Birkát Ha Tzadikim" - Al
Hatzadikim:
Petición por los justos y devotos
y se concluye con
"...El Sostén y la Confianza de
los Justos".
13.
Al ha-tsa-di-kim v'al ha-cha-si-dim,
v'al zik-nei [ sh'ei-rit ] a-m'cha beit Yisra-eil,
v'al p'lei-tat [ beit ] so-f'rei-hem,
v'al gei-rei ha-tse-dek v'a-lei-nu,
ye-he-mu na ra-cha-me-cha A-do-nai Elo-hei-nu,
v'tein sa-char tov l'chawl ha-bo-t'chim
b'shim-cha be-e-met,
v'sim chel-kei-nu i-ma-hem,
ul-o-lam lo nei-vosh ki v'cha ba-tach-nu,
[ v'al chas-d'cha ha-ga-dol be-e-met
nish-a-n'nu. ]
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
mish-an u-miv-tach la-tsa-di-kim.
Salmos 34:15
Los ojos de YHVH están sobre
los justos; sus oídos están
atentos a su clamor.
Salmos 34:17
Clamaron los justos, y YHVH los
oyó; los libró de todas sus
angustias.
14.- Restauración de
Jerusalem
"Birkat Yerushalayim" - Ule
Yerushalayim:
El tema de esta bendición es
la reconstrucción de
Jerusalem.
14.
V'li-ru-sha-lai-yim i-r'cha b'ra-cha-mim ta-shuv,
v'tish-kon b'to-cha ka-a-sher di-bar-ta.
uv-nei o-tah b'ka-rov b'ya-mei-nu bin-yan o-lam,
v'chi-sei Da-vid av-d'cha m'hei-rah l'to-chah ta-chin.
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
bo-nei Y'ru-sha-lai-yim.
Cuando Jerusalem estuvo en su
apogeo en la época del Segundo
Templo, las palabras finales de esta
bendición no eran "que reconstruyes
a Jerusalem" sino "que moras en
Jerusalem" (Talmud Yerushalmi,
Yomá 7:1). Se reza por que llegue el
día en que los acontecimientos
justifiquen la reposición del texto
original.
15.- Advenimiento del Mesías
"Birkát David" - Et Tzémaj David:
Esta bendición es una plegaria
por la llegada del Redentor de
Israel.
15.
Et tse-mach Da-vid av-d'cha
m'hei-rah tats-mi-ach,
v'kar-no ta-rum bi-shu-a-techa,
ki li-shu-a-t'cha ki-vi-nu kawl
ha-yom
[ u-m'tsa-pim li-shu-ah ] .
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
mats-mi-ach ke-ren y'shu-ah.
Isaias 11:10
¶ Acontecerá en aquel día que las naciones
buscarán a aquel que es la raíz de Isaí y que
estará en pie como una bandera para los
pueblos, y su morada será gloriosa.
Isa 11:1
¶ Un retoño brotará del tronco de Isaí, y un
vástago de sus raíces dará fruto.
Jer 23:5
"He aquí vienen días, dice YHVH, en que
levantaré a David un Retoño justo. Reinará
un Rey que obrará con inteligencia y que
practicará el derecho y la justicia en la tierra.
16.- Escucha nuestra voz "Tefilá" Shemá Koléinu:
El pedido final es para que D-os
acepte y cumpla con lo que se le
pide en las oraciones. Esta
bendición finaliza con las palabras,
"Bendito... Quien acepta las
plegarias".
16.
[ Av ha-ra-cha-mim, ] sh'ma ko-leinu A-do-nai E-lo-hei-nu,
chus v'ra-cheim a-lei-nu,
v'ka-beil b'ra-cha-mim uv-ra-tson et
t'fi-la-tei-nu,
ki Eil sho-mei-a t'fi-lot v'ta-cha-nunim a-ta.
U-mi-l'fa-ne-cha Mal-kei-nu rei-kam
al t'shi-vei-nu.
[ Cha-nei-nu va-a-nei-nu u-sh'ma
t'fi-la-tei-nu, ]
[Many insert personal petitions for
livelihood and/or for forgiveness
here.]
ki a-tah sho-mei-a t'fi-lat [ kawl peh
] a-m'cha Yis-ra-eil b'ra-cha-mim.
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
sho-mei-a t'fi-lah.
La última bendición de la sección
intermedia del Shemoné Esré es un
resumen cuya elocuencia radica en
su sencillez y su universalidad. Una
versión de la misma era pronunciada
en el pasado por el Sumo Sacerdote
en el Bet Hamikdash, y los Sabios
utilizaron dicha plegaria como base
para componer esta bendición. Todas
las plegarias personales y generales
contenidas en las doce bendiciones
precedentes, concurren ahora en una
súplica final al D-os Misericordioso
para que escuche la voz del que pide.
C) Las tres últimas bendiciones –
la despedida.
Habiendo concluido de esta manera los
pedidos, se hace finalizar el Shemóné
Esré con las últimas tres bendiciones, las
cuales contienen expresiones de gratitud.
Se hace de la misma manera que lo haría
un peticionante ante su rey cuando se
está por retirar de su presencia real.
17.- Servicio divino
"Avodá" - Retzéi:
La primera de las últimas tres
bendiciones es una expresión
ardiente de esperanza para que
"Nuestros Ojos puedan ver Tu
retorno a Sión con misericordia".
17. AVODAH
R'tsei, A-do-nai E-lo-hei-nu,
b'a-m'cha Yis-ra-eil < u-vit-fila-tam. | v'li-t'fi-la-tam sh'ei. >
V'ha-sheiv et-ha-a-vo-dah lidvir bei-te-cha.
V'i-shei Yis-ra-eil ut'fi-la-tam [
m'hei-rah ] b'a-ha-va t'ka-beil
b'ra-tson.
U-t'hi l'ra-tson ta-mid a-vo-dat
Yis-ra-eil a-me-cha.
A paragraph is inserted here
on Rosh Chodesh and the
intermediate days of
Festivals.
V'te-che-ze-na ei-nei-nu
b'shu-v'cha, l'Tsi-on b'ra-chamim.
Ba-ruch a-tah A-do-nai,
ha-ma-cha-zir sh'chi-na-to
l'Tsi-on.
La bendición de Retzéi (Acepta, Señor) formula
específicamente la idea de que la oración es ahora la
ofrenda del sacrificio, el Korbán que el judío ofrece a
D-os en lugar de los animales sacrificados. A través
de la oración la persona se siente atraída más cerca
de El, y esto fue, en última instancia, el proposito
fundamental de los Korbanot. En el pasado, los
cohahim solicitaban a D-os que recibiera
favorablemtne el sacrificio que se le ofrendaba. Del
mismo modo en nuestros días, se le solicita a D-os
que reciba favorablemente el servicio de oraciones
como la ofrenda que el judío Le eleva (Talmud
Yerushalmi, Berajot 4:4).
La bendición de Retzéi fue elaborada en base a una bendición que los
cohanim recitaban en el Bet Hamikdash al concluir cada uno de los dos
sacrificios cotidianos. Las palabras finales de la bendición se recitan
todavía en las festividades durante el servicio adicional (Musaf), al
ejecutarse el rito de la Bendición Sacerdotal (Birkat Cohanim).
18.- Gratitud "Birkát Hodaá" Modim:
Esta bendición comienza con
"Te agradecemos...".
En ella se le agradece a D-os, "la Roca de
nuestra vida, la Coraza de nuestra
salvación", por la vida y el aliento y por los
milagros que D-os realiza a diario para el
pueblo judío.
Salmos 79:13
Entonces nosotros, pueblo tuyo y
ovejas de tu prado, te
confesaremos para siempre; por
generación y generación
contaremos de tus alabanzas.
Lamentaciones 3:22
Por la bondad de Jehovah es que
no somos consumidos, porque
nunca decaen sus misericordias.
• El Salmista consideraba la capacidad de
ser agradecido como una cualidad que le
hace bien al ser humano. "Bueno es
alabar al Señor y cantar salmos a Tu
nombre, oh Altísimo" (Salmos 92:2). Las
palabras finales de la décimaoctava
bendicón se basan en este versículo.
• Una bendión de agradecimiento formaba
parte del antiguo servicio en el Templo de
Jerusalem.
19.- Paz "Birkát Shalom"
- Sim Shalom (o Shalom Rav):
La última bendición del Shemoné
Esré comienza con "Danos Paz...".
Finaliza con las palabras
"Bendito... Quien bendice a Su pueblo
Israel con Paz".
El servicio del Templo de Jerusalem en la
antiguedad concluía tambíen con una bendición
por la paz de "Kahal Israel" (la comunidad de
Israel). Esta bendición estaba separada de la
Bendición Sacerdotal de tres versículos, que
está redactada en singular y que concluye con
una oración por la paz de cada individuo. La
bendición por la paz colectiva, redactada en
plural, abarca la misma serie de temas que la
Bendición Sacerdotal. Dado que la Bendición
Sacerdotal no se recitaba en los servicios de la
tarde ni de la noche, en los servicios de Minjá y
de Maariv, según el rito ashkenazí, se recita
actualmente una versión abreviada de la
Bendición de la Paz. Esta versión compendiada
comienza con las palabras Shalom Rav (Gran
Paz).
El Shemoné Esré concluye formalmente con la
invocación:
"Séante gratas las palabras de mi boca y las
meditaciones de mi corazón; Señor, mi Roca y
mi Redentor" (Salmo 19:15). Este versículo
forma parte de la meditación que sigue a
continuación del Shemoné Esré.
Salmo 19:14
Sean gratos los dichos de mi boca y la
meditación de mi corazón delante de ti, oh
YHVH, Roca mía y Redentor mío.
El Shemoné Esré o Amidá es más que una
colección de peticiones o pedidos.
También recuerda ciertos hechos de la
historia del pueblo judío, como ya se
mencionó arriba.
De acuerdo con los Sabios, cada bendición
del Shemoné Esré cuenta la historia de
algún milagro que ocurrió en el pasado,
cuando fue la primera ocasión en que la
bendición fue dicha por los ángeles:
1.- D-os salvó a Abraham del horno
ardiente, tras lo cual los ángeles alabaron
a D-os con la bendición "Coraza de
Abraham".
2.- Cuando Isaac fue retirado del altar,
sobre el cual su padre Abraham lo había
atado por orden de D-os, los ángeles
bendijeron a D-os con la bendición
"Revividor de los Muertos".
3.- La santificación de Jacob del Nombre de
D-os en Betel, luego de su sueño, fue la
ocasión para que los ángeles alabaran a
D-os con la bendición de "El Santo D-os".
4.- Cuando José estaba por aparecer ante el
Faraón, un ángel de D-os le enseñó setenta
idiomas en una noche. Entonces los
ángeles alabaron a D-os con la bendición
de "Bondadoso dador de Conocimientos".
5.- Cuando Rubén se arrepintió luego de
haber ofendido a su padre, los ángles
cantaron "Quien Acepta el Arrepentimiento".
6.- Cuando Jehudá aceptó la culpa por Tamar
y D-os lo perdonó, los ángeles cantaron la
bendición de "El Bondadoso que Perdona
Abundantemente".
7.- La Redención de los Hijos de Israel desde
Egipto inspiró a los ángeles a cantar
"Redimidor de Israel".
8.- Cuando Abraham se recuperó de su
circuncisión, los ángeles cantaron "Quien Cura
a los Enfermos de Su Pueblo Israel".
9.- Isaac disfrutó de la bendición de D-os y
cosechó cien veces más. Entonces los ángeles
alabaron a D-os con la bendición de "Quien
Bendice los Años".
10.- Luego de la reunión de Jacob con todos sus
hijos en Egipto, los ángeles cantaron "Quien
reúne a los Exilados de Su Pueblo Israel".
11.- Cuando las leyes de justicia le fueron dadas a Israel a
través de Moisés, los ángeles cantaron "El Rey Que
Ama la Justicia y la Equidad".
12.- La muerte de los Egipcios en el Mar Rojo dio lugar a la
bendición de "Quien Derrota a los Enemigos y
Somete a los Arrogantes“
13. - Cuando se cumplió la promesa de D-os y José estaba
presente junto al lecho de su padre, antes que éste
muriera, José colocó sus manos sobre los ojos de su
padre, sollozando y los ángeles cantaron "El Sostén y
la Confianza de los Justos".
14.- La construcción del Bet Hamikdash por parte del Rey
Salomón inspiró a los ángeles a cantar "Constructor de
Jerusalem".
15.- La canción de alabanza que Israel cantó en el Mar Rojo
inspiró a los ángeles a cantar la bendición de "Quien
Hace que la Fuerza de la Salvación Florezca".
16.- Cuando D-os aceptó las plegarias de los hijos
esclavizados de Israel, los ángeles cantaron "Quien
Acepta las Plegarias".
17.- Luego de que el Santuario fue construído en el desierto
y se sintió allí la Shejiná de D-os (Presencia Divina), los
ángeles cantaron "Quien devuelve Su Shejiná a Sión".
18.- Luego de que el Rey Salomón hubo completado la
construcción del Bet Hamikdash y que todo Israel hubo
celebrado la ocasión con canciones y salmos llenos de
alegría, los ángeles se reunieron a ellos con la bendición
de "Tu Nombre es Bueno y es Apropiado Cantarle
Alabanzas".
19.- Cuando los hijos de Israel finalmente se establecieron
en la Tierra Santa en paz y armonía, los ángeles
cantaron "Quien Bendice a Su Pueblo Israel con Paz".
De esta manera, de acuerdo con la
tradición, todas las 18 bendiciones
del Shemoné Esré tienen su origen
en la antiguedad.
Los Sabios de la Gran Asamblea
simplemente las editaron para formar
el texto completo que hoy se conoce
y que se dice tres veces diarias, en
los servicios de la mañana, tarde y
noche.
LA BENDICION SACERDOTAL
VAYEDABER Adonáy
el Moshé lemor:
Dabér el Aarón veél
banáv lemór, koh
tebarejú et bnéi yisraél,
amór lahém:
Yevarejéja Adonáy
veyishmeréja:
yaér Adonáy panáv
eloéja vijunéja
yisá Adonáy panáv
eléija. veyasém lejá
shalóm:
.
Y D-os le habló a Moisés diciendo:
Habla ante Aarón y ante sus hijos, diciendo: Así
bendecirás a los hijos de Israel, diciéndoles:
Que D-os os bendiga y os proteja;
Que D-os haga brillar Su rostro frente a vosotros y
os otorge Su gracia;
vesamú et shmí al bnéi Que D-os eleve Su rostro hacia vosotros y os dé
yisraél vaaní avarejém. paz. Y ellos pondrán Mi Nombre sobre los hijos de
Israel y Yo los bendeciré.
Descargar

PLEGARIAS Y LITURGIA EN EL TEMPLO