La
Resurrección
El Relato
• Mateo 27:45-54,
• Lucas 24
• Mateo 28:18-20
Resultados para el Creyente
• 1 Pedro 1:3- Los que acudimos a Cristo para
salvación nacemos de nuevo mediante Su
resurrección
• Romanos 4:25- Se define nuestra posición delante
de Dios
• Hebreos 1:3- Se sienta Cristo a la diestra del Padre
porque la obra de redención está completada
• 1 Corintios 6:14, 15:51-53- Seremos resucitados
con Él, nuestros cuerpos mortales transformados. 2
Corintios 4:14
Resultados para Jesús
• Lucas 24:50-51- Jesús llevado al cielo
• Hechos 2:22- Exaltado por el poder de Dios
• Filipenses 2:9- Exaltado, y recibe Nombre sobre todo
Nombre
• Romanos 1:4- Declarado Hijo de Dios con poder
• Apocalipsis 5:12 Recibe gloria y alabanzas
• 1 Corintios 15:25- reinará hasta poner sus enemigos
debajo de Sus pies
• Romanos 8:19- Regresará por Su Iglesia
¿Qué predicamos?
• Romanos
10:8-13
• Juan 3:14-21
• Juan 14:2,3
Es tu decisión
• Juan 3: 7-21: Lo que es nacido de la carne, carne es, y lo que es
nacido del Espíritu, espíritu es.
7 No te asombres de que te haya dicho: "Os es necesario nacer
de nuevo.“ 8 El viento sopla donde quiere, y oyes su sonido,
pero no sabes de dónde viene ni adónde va; así es todo aquel que
es nacido del Espíritu. 9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo
puede ser esto? 10 Jesús respondió y le dijo: Tú eres maestro
de Israel, ¿y no entiendes estas cosas?
11 En verdad, en verdad te digo que hablamos lo que sabemos y
damos testimonio de lo que hemos visto, pero vosotros no recibís
nuestro testimonio.
12 Si os he hablado de las cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo
creeréis si os hablo de las celestiales?
13 Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, es
decir, el Hijo del Hombre que está en el cielo. 14 Y como
Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es
necesario que sea levantado el Hijo del Hombre, 15 para
que todo aquel que cree, tenga en El vida eterna.
16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio
a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en
El, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17 Porque
Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo,
sino para que el mundo sea salvo por El.
18 El que cree en El no es condenado; pero el que no
cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el
nombre del unigénito Hijo de Dios.
• 19 Y este es el juicio: que la luz vino al mundo, y
los hombres amaron más las tinieblas que la luz,
pues sus acciones eran malas. 20 Porque todo el
que hace lo malo odia la luz, y no viene a la luz
para que sus acciones no sean expuestas.
21 Pero el que practica la verdad viene a la luz,
para que sus acciones sean manifestadas que han
sido hechas en Dios.
Fuimos Invitados a la fiesta
Romanos 8:24- 39 Porque en esperanza hemos sido salvos, pero la
esperanza que se ve no es esperanza, pues, ¿por qué esperar lo que uno
ve?
25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.
26 Y de la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra
debilidad; porque no sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu
mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles;
27 y aquel que escudriña los corazones sabe cuál es el sentir del Espíritu,
porque El intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios.
28 Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan
para bien, esto es, para los que son llamados (INVITADOS) conforme a
su propósito.
29 Porque a los que de antemano conoció, (los gentiles) también (junto a
los judios) los predestinó a ser hechos conforme a la imagen de su Hijo,
para que El sea el primogénito entre muchos hermanos;
30 y a los que predestinó, a ésos también llamó; y a los que llamó, a ésos
también justificó; y a los que justificó, a ésos también glorificó.
• Los Judíos fueron reclutados por Dios y fueron nación
escogida, nacido de 1 persona, para que su herencia
recibiera la gracia, y los gentiles fueron invitados desde
el principio (siempre fuimos parte de Su plan pero
los judíos no lo sabían) a participar de esta gloria,
pero en Pablo recibieron el anuncio, comenzando en
casa de Cornelio.
• El misterio escondido desde el principio era que de dos
pueblos se hicieran uno, para que de toda lengua y
nación, judíos y gentiles, Dios obtuviera una familia de
millones y millones de hijos para la eternidad.
31 Entonces, ¿qué diremos a esto? Si Dios está por nosotros, ¿quién
estará contra nosotros?
32 El que no eximió ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos
nosotros, ¿cómo no nos concederá también con El todas las cosas?
33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.
34 ¿Quién es el que condena? Cristo Jesús es el que murió, sí, más
aún, el que resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que
también intercede por nosotros.
35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia,
o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?
36 Tal como está escrito: POR CAUSA TUYA SOMOS PUESTOS A
MUERTE TODO EL DIA; SOMOS CONSIDERADOS COMO OVEJAS PARA
EL MATADERO.
37 Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio
de aquel que nos amó.
38 Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni
ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes,
39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá
separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
Descargar

Slide 1