San Ambrosio, en su libro
De Virginibus : "¿Qué
podemos decir nosotros
que sea digo de aquella
cuyo nombre mismo
entraña un elogio?" Alude a
la etimología de la palabra
Inés, en latín Agnes, que, si
se deriva de esta lengua,
significa agnus, cordero; y
si proviene del griego,
agnos pura. "Esta mártir
tiene tantos heraldos que la
alaban, como personas
pronuncian su nombre."
Según Fofi, la Santa
pertenecía a una
noble familia romana,
tal vez la Clodia. Vino
al mundo hacia el
año 290 de la era
cristiana, recibió,
después del
bautismo, una
educación
sólidamente piadosa
y se consagró a
Jesucristo con voto
de virginidad.
BASÍLICA DE SANTA INÉS ROMA
Volviendo una vez la niña de la
escuela, el hijo del prefecto de
Roma la vio y se enamoró de ella,
ofreciéndole a cambio de su
promesa matrimonial, magníficos
regalos. Inés los despreció:
"Apártate de mí, pábulo de
corrupción, porque he sido ya
solicitada por otro Amante. Yo amo
a Cristo. Seré la esposa, de Aquel
cuya Madre es virgen. Cuando le
amare, seré casta; cuando le
tocare, seré pura; cuando le
recibiere, seré virgen".
Breve relato y plegaria que
compuso el papa San Dámaso:
"La fama repite lo que ha poco
declararon los santos
progenitores de Inés: que muy
niña todavía, cuando oyó los
lúgubres sones de la trompeta,
dejó el regazo de su nodriza.
Con fuerzas mínimas superó un
gran temor, y envolvió su
desnudez en su cabellera suelta,
de modo que ningún mortal
pudiera profanar el templo del
Señor. ¡Oh digno objeto de mi
veneración, santa gloria de la
pureza, ínclita mártir, muéstrate
benigna a las súplicas de
Dámaso!"
CATACUMBAS DE SANTA
INÉS
Sepulcro de Santa
Inés
MOSAICO SANTA INÉS (Basílica
della Piazza Navona)
Descargar

Diapositiva 1