Diseño:
JL Caravias
Imperio de Alejandro Magno
Los grandes Imperios anteriores tenían
su territorio, sus fronteras y sus líderes.
Siempre en expansión.
Queriendo dominarlo todo.
Crueles violencias
imponían sus intereses.
Pero siempre había
nuevas fronteras
por conquistar
Imperio inglés
En este siglo XXI la globalización ha conseguido
borrar las fronteras.
Los medios
modernos
de comunicación
son ahora
su principal
arma
conquistadora.
Y sus líderes,
más poderosos que nunca,
han logrado
esconder sus rostros.
Hoy día
el poder de
unas cuantas
fortunas,
inmensas y
omnipresentes,
controlan
la economía
del mundo.
Este nuevo
Imperialismo
global
es brutal
y violento,
Se esconde
tras pantallas
multicolores
de propaganda
pero se
disfraza
hábilmente…
Antes el Monstruo usaba
amenazas y violencias directas
para imponerse.
Ahora nos
hipnotiza
con sus
propagandas
mafiosas.
Y así aceptamos sus deseos
ciegamente.
Antes mostraba
caras fieras
para asustar.
Ahora
muestra
caras sonrientes
para engañar…
El Monstruo es el mismo,
pero más sabio y fuerte.
Más global y peligroso.
El Imperio
domina
a los Estados.
Estamos dominados por la dictadura invisible
de los grandes señores de las finanzas.
El Imperio actual no es
gobernado por ningún
Estado concreto.
Pero sus guardianes
y protectores son
los gobierno
y los ejércitos
de los países
más ricos.
Los verdaderos
amos del mundo
hoy en día son invisibles.
Detrás de los estados hay un
gobierno oligárquico
de muy poca gente,
pero que tiene un control
social sobre la humanidad
como jamás lo tuvo
ningún gobernante.
Los amos del
capital financiero mundial
son independientes
de cualquier forma de territorio
Ellos imponen
las reglas del juego
y ellos mismos
son los árbitros.
Pero no
se sabe bien
quiénes son…
En sus ganancias crucifican al pueblo
El capital financiero recorre el planeta
las 24 horas del día buscando siempre
sólo su beneficio máximo.
Los gobiernos del mundo
dependen de ellos.
Su dios es acumular sin fin…
Insaciablemente
Se fuman
tranquilamente
la plata del pueblo…
Con el capital
de uno de ellos
se resolvería
el problema
del hambre
en el mundo
entero
Compran
a sus servidores
La coima es su ley
A sus estafadores…
A sus peones…
A sus especuladores…
Compran inteligencias
brillantes del Tercer Mundo.
Los becan y les ofrecen
contratos muy jugosos.
Así
nos dejan
sin gobernantes capaces
y sin pensadores creativos.
Cuanto más brutos seamos
en el Tercer Mundo,
mejor para ellos…
Se lo comen todo
Y nos dejan sus
residuos…
El orden en este planeta es mortífero y absurdo.
Son asesinos seriales, que lo tienen todo controlado.
Pero no se les puede meter presos porque son anónimos
y además ellos tienen las llaves maestras de los tribunales y las cárceles…
Son señores de una guerra especial,
en batalla permanente para
aumentar siempre sus beneficios.
Se trata de un sistema universal de poder,
que lo controla todo,
y ha convertido al mundo en
un mercado de locos.
Las tres organizaciones que regulan los acontecimientos económicos:
son
El Banco Mundial
El Fondo Monetario Internacional
La Organización Mundial
del Comercio.
Su móvil último y definitivo
es la
avaricia
Hoy reina estructuralmente
la avidez,
el deseo de acaparar
y el cinismo más violento.
Los más ricos controlan los medios
de comunicación.
Su propaganda lo llena todo.
Sus gritos nos aturden a todos.
Intentan
hipnotizar
e idiotizar
a todos.
Hoy la invasión cultural mundial
es casi absoluta.
El dominio de las mentes asegura el servilismo
de la mayoría de la población
a los intereses de los poderosos…
A través de sus medios,
nos hacen un continuo
bombardeo mental
Nos amarran
a ellos
Así nos ponen
al servicio
de sus
intereses
Nos tragamos todo lo que nos dicen
Descargar

Diapositiva 1