ESE OBJETO DE
DESEO
LLAMADO
MUJER
Leticia Mejuto
Sheila Fernández
Cristina González
INTRODUCCIÓN
Cada vez que se emite un anuncio
prácticamente podemos asegurar
que
una
mujer
está
siendo
utilizada
bien
como
principal
consumidora
bien
como
objeto/icono.
Las subjetividades del siglo XXI
identifican a la mujer como objetos
observados,
controlados
y
definidos.
ANÁLISIS DE
EMAKUNDE
Son anuncios sexistas los que:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Mujeres dependientes de los hombres
Mujeres mantenidas
Exclusivamente papel de ama de casa
Desvaloriza el papel de ama de casa
Mujeres cotillas y envidiosas
Desempeñan profesiones de nivel inferior
La mujer sólo interesa por el físico
Objetos eróticos y sexuales
Su objeto es crear ambiente agradable en
el hogar
ESE OSCURO OBJETO
DE DESEO
Actualmente se ve a la
mujer como un ser pasivo,
con más carga sexual que
social
y
con
la
clara
finalidad de “ser para otros”
EL ANIMAL MÁS BELLO
Otro
tratamiento
en
la
publicidad respecto a la mujer
es aquel en el que aparece
desnuda en un entorno natural
paradisíaco; mientras que el
hombre se relaciona con lo
social, lo elaborado y la técnica.
EL RECLAMO DE LOLITA
En la publicidad, la imagen del
menor aparece como una fruta
joven y apetecible, cargada de
sensualidad y erotismo.
Hoy en día la delgadez y la
estética son sinónimos de éxito
social.
¿ESPEJO DE LA
REALIDAD?
La parcela publicitaria pretende
dar una imagen de la realidad,
relacionando a la mujer con el
ama de casa feliz y muy cuidada
estéticamente, incluso fregando,
pero las mujeres lógicamente no
se sienten identificadas con
dicho papel.
CONCLUSIONES
La publicidad utiliza la
seducción como fin del anuncio,
produciéndose así una
identificación de las
características del producto con
las del consumidor
Finalmente
podemos
concluir que la publicidad
puede seguir generando
este tipo de imágenes
porque las asumimos y
nos son útiles.
FIN
Con la colaboración de:
Emma González
Descargar

ESE OBJETO DE DESEO LLAMADO MUJER