ASPECTOS LEGALES QUE
ENFERMERIA DEBE TENER EN
CUENTA
PODER LEGISLATIVO
•
LEY Nº 3206
•
DEL EJERCICIO DE LA ENFERMERÍA
•
EL CONGRESO DE LA NACION PARAGUAYA SANCIONA CON FUERZA DE LEY:
•
CAPÍTULO I
•
DISPOSICIONES GENERALES
•
DEL OBJETO DE LA LEY
•
1º.- El ejercicio de la enfermería, libre o en relación de dependencia en todos sus grados, sean estas públicas o
privadas, queda sujeto a esta Ley, a los tratados, convenios y acuerdos internacionales suscritos, aprobados y
ratificados por la República del Paraguay sobre la materia, así como la reglamentación que en su consecuencia se
dicte.
•
•
DEL EJERCICIO PROFESIONAL
Artículo 2°.- A los efectos de esta Ley, se entiende por ejercicio de la enfermería, cualquier actividad que
propenda a:
•
a) el cuidado de la salud del individuo, familia y comunidad, tomando en cuenta la promoción de la salud y calidad
de vida, la prevención de la enfermedad y la participación de su tratamiento, incluyendo la rehabilitación de la
persona, independientemente de la etapa de crecimiento y desarrollo en que se encuentre, debiendo mantener al
máximo, el bienestar físico, mental, social y espiritual del ser humano;
•
b) la práctica de sus funciones en el cuidado del individuo, donde ésta se sustenta en una relación de interacción
humana y social entre el o la profesional de la enfermería y el o la paciente, la familia y la comunidad;
•
c) ejercer sus funciones en los ámbitos de planificación y ejecución de los cuidados directos de enfermería que le
ofrece a las familias y a las comunidades;
•
d) ejercer las prácticas dentro de la dinámica de la docencia e investigación, basándose en los principios
científicos, conocimientos y habilidades adquiridas de su formación profesional, actualizándose mediante la
experiencia y educación contínua. Las funciones que determinan las competencias de los o las profesionales de la
enfermería serán las establecidas en el Reglamento de la presente Ley.
Artículo 3°.- El ámbito de aplicación de esta Ley comprende además del ejercicio profesional de la
enfermería, las áreas de la docencia, administración e investigación en todas las dependencias que presten
servicios de salud, ya sean públicas o privadas.
PRINCIPIOS DE LA PRÁCTICA PROFESIONAL
Artículo 4°.- Son principios generales de la práctica profesional de enfermería, los principios y valores
fundamentales que la Constitución Nacional consagra y aquellos que orientan el sistema de salud y
seguridad social para los paraguayos.
Los principios específicos de la práctica de enfermería son los siguientes:
a) Integralidad. Orienta el proceso de cuidado de enfermería a la persona, familia y comunidad con una
visión unitaria para atender sus dimensiones físicas, sociales, mentales y espirituales.
b) Individualidad. Asegura un cuidado de enfermería que tiene en cuenta las características socioculturales,
históricas y los valores de la persona, familia y comunidad que atiende. Permite comprender el entorno y las
necesidades individuales para brindar un cuidado de enfermería humanizado, con el respeto debido a la
diversidad cultural y la dignidad de la persona sin ningún tipo de discriminación.
c) Dialoguicidad. Fundamenta la interrelación enfermera-paciente, familia, comunidad, elemento esencial
del proceso del cuidado de enfermería que asegura una comunicación efectiva, respetuosa, basada en
relaciones interpersonales simétricas, conducentes al diálogo participativo en el cual la persona, la familia y
la comunidad expresan con libertad y confianza sus necesidades y expectativas de cuidado.
d) Calidad. Orienta el cuidado de enfermería para prestar una ayuda eficiente y efectiva a la persona, familia
y comunidad, fundamentada en los valores y estándares técnico-científicos, sociales, humanos y éticos.
e) Continuidad. Orienta las dinámicas de organización del trabajo de enfermería para asegurar que se den
los cuidados a la persona, familia y comunidad sin interrupción temporal, durante todas las etapas y los
procesos de la vida, en los períodos de salud y de enfermedad.
f) Se complementa con el principio de oportunidad que asegura que los cuidados de enfermería se den
cuando las personas, la familia y las comunidades lo solicitan, o cuando lo necesitan, para mantener la salud,
prevenir las enfermedades o complicaciones.
REQUISITOS PARA EL EJERCICIO DE LA ENFERMERÍA
Artículo 7°.- Para el ejercicio de la profesión de enfermería, se requiere:
1. Haber realizado estudios superiores o técnicos, los cuales se comprobarán al:
a)poseer título de Licenciado/a en Enfermería expedido por una universidad
reconocida de acuerdo con las leyes especiales sobre la materia;
b) poseer título de Técnico Superior en Enfermería expedido por instituto reconocido,
de acuerdo con las leyes especiales sobre la materia;
c) poseer título de Auxiliares en Enfermería expedido por un centro o instituto
educativo, de acuerdo con las leyes especiales sobre la materia.
2. Registrar el título correspondiente en las oficinas públicas que establezcan las leyes
y matricularse en el Ministerio de Salud Pública y
Bienestar Social.
3. Cumplir con todas las disposiciones de esta Ley y su Reglamento.
4. En caso de haber obtenido los títulos referidos en este artículo en una institución
educativa extranjera, éstos deberán ser revalidados en la
República , de acuerdo con lo establecido en las respectivas leyes.
CAPÍTULO IV
INSCRIPCIÓN Y CERTIFICACIÓN PROFESIONAL. EJERCICIO DEL PODER DISCIPLINARIO
Artículo 13.- Para el ejercicio de la enfermería, tanto en el nivel profesional, técnico como el auxiliar, se deberán registrar
previamente los títulos, diplomas o certificados habilitantes en el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, el que
autorizará el ejercicio de la respectiva actividad, otorgando la matrícula y extendiendo la correspondiente credencial.
La matrícula deberá ser renovada por los profesionales cada cinco años y los Técnicos y Auxiliares de Enfermería cada tres
años, previa evaluación del nivel de actualización y competencia profesional para su certificación o recertificación con
arreglo al reglamento que será establecido a tal fin.
Artículo 14.- La matriculación en el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social implicará para el mismo, el ejercicio del
poder disciplinario sobre el matriculado y el acatamiento de éste al cumplimiento de los deberes y obligaciones fijados por
la Ley.
Artículo 15.- Son causa de suspensión de la matrícula:
a) a petición del interesado;
b) por sanción del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social que implique inhabilitación transitoria.
Artículo 16.- Son causa de cancelación de la matrícula:
a) a petición del interesado;
b) anulación del título, diploma o certificado habilitante;
c) sanción del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social que inhabilite definitivamente para el ejercicio de la profesión o
actividad; y,
d) fallecimiento.
DE LA AUTORIDAD DE APLICACIÓN
Artículo 17.- E l Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, será la autoridad de aplicación de la presente Ley, y en tal
carácter deberá:
a) llevar la matrícula de los profesionales, técnicos y auxiliares de enfermería comprendidas en la presente Ley;
b) ejercer el poder disciplinario sobre los matriculados;
c) vigilar y controlar que la enfermería, tanto en su nivel profesional, técnico como en el auxiliar no sea ejercida por
personas carentes de títulos, diplomas o certificados habilitantes, o no se encuentren matriculadas; y,
d) ejercer todas las demás funciones y atribuciones que la presente Ley le otorga.
Artículo 18.- El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, en su calidad de autoridad de aplicación de la presente Ley,
podrá ser asistida por una comisión permanente de asesoramiento y colaboración sobre el ejercicio de la enfermería, de
carácter honorario, la que se integrará con los matriculados que designen los centros de formación y las asociaciones
gremiales y profesionales que los representan, de conformidad con lo que se establezca por vía reglamentaria.
CAPÍTULO V
k) en caso de que al personal de enfermería se le asignen actividades o tareas
diferentes de las propias de su competencia,
podrá negarse a desempeñarlas cuando con ellas se afecte su dignidad, el tiempo
dedicado al cuidado de enfermería o su
desarrollo profesional. Al personal de enfermería, por esta razón, no se le podrá
menoscabar sus derechos o imponérsele
sanciones.
Artículo 20.- El personal de enfermería deberá ser notificado por el organismo
empleador de todas aquellas circunstancias
que puedan ser peligrosas para su salud e incluso su vida, cuando estén expuestas a
riesgos mediante el contacto directo
con enfermos o enfermas que padezcan enfermedades contagiosas, mortales o
incurables o estén expuestos directa o
indirectamente a sustancias nocivas, riesgos físicos, químicos, radioactivos, biológicos
o ergonómicos que puedan afectar su
salud. En ningún caso, estas condiciones deberán significar la negativa del personal a
atenderlo, sino por el contrario debe
utilizarse la información para adecuar las condiciones de protección y por sobre todo
en beneficio del paciente o la paciente
y su familia.
LAS OBLIGACIONES DEL PERSONAL DE ENFERMERÍA
Artículo 21.- Son obligaciones del personal de enfermería en relación de dependencia, pública o privada, e independiente, sin perjuicio de los
establecidos en las respectivas leyes sectoriales, las siguientes:
a) respetar y proteger el derecho a la vida de los seres humanos, desde la concepción hasta la muerte. Asimismo, respetar su dignidad, integridad
genética, física, espiritual y psíquica;
b) brindar atención integral de enfermería de acuerdo a los principios generales y específicos de su práctica establecidos en esta Ley, y para tal fin
deberá coordinar su labor con otros profesionales idóneos del equipo de salud;
c) velar porque se brinde atención profesional de enfermería de calidad, a todas las personas y comunidades sin distinción de clase social o
económica, etnia, edad, sexo, religión, área geográfica u otra condición;
d) orientar su actuación conforme a lo establecido en la presente Ley y de acuerdo a los principios del Código de Etica de Enfermería vigente;
e) organizar, dirigir, controlar y evaluar la prestación de los servicios de salud y de enfermería del personal que intervenga en su ejecución;
f) velar porque las instituciones cuya función sea prestar servicios de salud, conformen la planta de personal de enfermería de acuerdo con las
disposiciones de la presente Ley y sus reglamentaciones respectivas, y cuenten con los recursos necesarios para una atención de calidad;
g) en lo relacionado con la administración de medicamentos, el personal de enfermería exigirá la correspondiente prescripción médica
escrita, legible, correcta y actualizada. Podrá administrar aquellos para los cuales está autorizado mediante protocolos establecidos por autoridad
competente
DE LAS PROHIBICIONES
Artículo 22.- Sin perjuicio de las prohibiciones prescritas en las leyes sectoriales pertinentes, al personal de enfermería en relación de
dependencia, pública o privada, e independiente, le está prohibido:
a) hacer a los usuarios o familiares, pronósticos o evaluaciones con respecto a los diagnósticos, procedimientos, intervenciones y tratamientos
prescritos por otros profesionales;
b) realizar o participar en investigaciones científicas que utilicen personas jurídicamente incapaces, privadas de la libertad o grupos
minoritarios, en las cuales ellos o sus representantes legales no puedan otorgar libremente su consentimiento;
c) ejercer su profesión o actividad mientras padezcan enfermedades infectocontagiosas o cualquier otra enfermedad inhabilitante, de
conformidad con la legislación vigente, situación que deberá ser fehacientemente comprobada por la autoridad sanitaria;
d) informar o publicar documentos, secretos profesionales o historias clínicas, así como efectuar declaraciones técnicas profesionales,
reservados a portavoces de la institución donde presta servicios.
Artículo 23.- Con relación a la historia clínica regirá lo siguiente:
1) como es un documento privado, sometido a reserva, por lo tanto sólo puede ser conocido por el propio paciente o usuario, por el equipo
humano de salud vinculado a la situación en particular, por terceros, previa autorización del sujeto de cuidado o su representante legal, o en los
casos previstos por la Ley.
2) para fines de investigación científica, el profesional de enfermería podrá utilizar la historia clínica, siempre y cuando se mantenga la reserva
sobre la identidad del sujeto de cuidado.
CAPÍTULO VIII
RÉGIMEN DISCIPLINARIO
Artículo 30.- El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social ejercerá el poder disciplinario en hechos e infracciones relacionados con el ejercicio
de la profesión con independencia de la
responsabilidad civil, penal, laboral o administrativa que pueda imputarse al personal de enfermería matriculado como consecuencia de la
aplicación de las leyes y reglamentos que rigen el sector público y privado en materia disciplinaria.
Artículo 31.- Las sanciones serán:
a) llamado de atención;
b) apercibimiento;
c) suspensión de la matrícula;
d) cancelación de la matrícula.
Artículo 32.- El personal de enfermería quedará sujeto a las sanciones disciplinarias previstas en esta Ley por las siguientes causas:
a) condena judicial que comporte la inhabilitación profesional;
b) contravención a las disposiciones de esta Ley y su reglamentación;
c) negligencia frecuente o inaptitud manifiesta, u omisiones graves en el cumplimiento de sus deberes profesionales.
Artículo 33.- Las medidas disciplinarias contempladas en la presente Ley se aplicarán graduándolas en proporción a la gravedad de la falta o
incumplimiento en que hubiere incurrido el personal de enfermería matriculado.
Artículo 34.- En ningún caso será imputable al profesional, técnico o auxiliar de enfermería que trabaje en relación de dependencia el daño o
perjuicio que pudieren provocar los accidentes o
prestaciones insuficientes, que reconozcan como causa la falta de elementos indispensables para la atención de pacientes, o la falta de personal
adecuado en cantidad y/o calidad o inadecuadas condiciones de los establecimientos.
CAPÍTULO IX
DEL EJERCICIO ILEGAL DE LA PROFESIÓN
Artículo 35.- Entiéndase por ejercicio ilegal de la profesión de enfermería, toda actividad realizada dentro del campo de competencia de la
presente Ley, por quien no ostenta la calidad de profesional, técnico o auxiliar de enfermería y no esté autorizado debidamente para
desempeñarse como tal.
Artículo 36.- Quien sin llenar los requisitos de la presente Ley y su reglamentación, ejerza la profesión de enfermería en el país,
recibirá las sanciones que la Ley ordinaria
fija para los casos del ejercicio ilegal de las profesiones, e igual disposición regirá para los empleadores que no cumplan con los
postulados de la presente Ley y su reglamentación
CAPÍTULO X
EL SECRETO PROFESIONAL
Artículo 37.- Entiéndase por secreto o sigilo profesional, la reserva que debe guardar el personal de enfermería para
garantizar el derecho a la intimidad del sujeto de cuidado. De él forma parte todo cuanto se haya visto, oído, deducido y
escrito por motivo del ejercicio de la profesión.
Artículo 38.- El secreto profesional es inviolable, y el personal de enfermería está obligado a guardarlo. Igual obligación
y en las mismas condiciones se impone a los estudiantes de enfermería.
Artículo 39.- No hay violación del secreto profesional en los siguientes casos:
a) cuando la revelación se hace por mandato de la Ley ;
b) cuando la persona cuidada autoriza al o la profesional de la enfermería para que lo revele;
c) cuando el personal de enfermería hace la denuncia de los casos de enfermedades de obligatoria notificación de que
tenga conocimiento, ante las autoridades competentes;
d) cuando se trate de salvar la vida de una persona;
e) cuando, en el desarrollo de un proceso judicial, se trate de impedir la condena de un inocente
LEY Nº 836/80
DE CÓDIGO SANITARIO
EL CONGRESO DE LA NACIÓN PARAGUAYA SANCIONA CON FUERZA DE
LEY
DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 1.- Este Código regula las funciones del Estado en lo relativo al cuidado integral de la salud del pueblo y los derechos y
obligaciones de las personas en la materia.
Artículo 2.- El sector salud estará integrado por todas las instituciones, públicas y privadas, que tengan relación con la salud de la
población por su acción directa o indirecta.
Artículo 3.- El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, que en adelante se denominará el Ministerio, es la más alta
dependencia
del Estado competente en materia de salud y aspectos fundamentales del bienestar social.
Artículo 4.- La Autoridad de Salud será ejercida por el Ministro de Salud Pública y Bienestar Social, con la responsabilidad y
atribuciones de cumplir y hacer cumplir las disposiciones previstas en este Código y su reglamentación.
Artículo 5.- La política nacional de salud y bienestar social será establecida, periódicamente, por el Poder Ejecutivo.
Artículo 6.- Los planes y programas de salud y bienestar social deberán elaborarse de acuerdo con los objetivos, políticas y
estrategias globales del desarrollo económico y social de la Nación.
Artículo 7.- Los planes, programas y actividades de salud y bienestar social, a cargo de las instituciones públicas y privadas, serán
aprobados y controlados por el Ministerio que debe orientarlos de acuerdo con la política de salud y bienestar social de la Nación.
LIBRO I
DE LA SALUD
Artículo 8.- La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social.
Artículo 9.- Salud pública es el estado de salud de la población de determinada área geográfica, en función a sus factores
condicionantes
SECCIÓN I
DE LA SALUD DE LAS PERSONAS POR NACER
Artículo 15.- Las personas por nacer tienen derecho a ser protegidas por el Estado, en
su vida y en su salud, desde su concepción.
Artículo 16.- Durante la gestación la protección de la salud comprenderá a la madre y
al ser en gestación como unidad biológica.
Artículo 17.- El aborto en su calificación y sanción quedará sujeto a las
disposiciones de la legislación penal común
SECCIÓN III
DE LA SALUD DE LOS PROGENITORES Y DEL HIJO
Artículo 21.- Es obligación y derecho de los progenitores el
cuidado de su salud y la de su hijo desde el inicio de la
gestación.
Artículo 22.- El Estado por su parte, protegerá y asistirá
sanitariamente al niño desde su concepción hasta la mayoría
de edad.
Artículo 23.- Es responsabilidad de los establecimientos que
presten atención obstétrica y pediátrica la identificación, el
cuidado, la
seguridad y la custodia del recién nacido mientras dure
la internación de la madre o del lactante.
DE LA ATENCIÓN MÉDICA Y ODONTOLÓGICA
Artículo 24.- Ninguna persona podrá recibir atención médica u odontológica sin su expreso consentimiento y en caso de impedimento
el de la persona autorizada. Se exceptúan de esta prohibición las atenciones de urgencia y las previstas en el Artículo 13.
CAPÍTULO III
DE LAS ENFERMEDADES TRANSMISIBLES
Artículo 25.- El Ministerio arbitrará las medidas para disminuir o eliminar los riesgos de enfermedades transmisibles, mediante
acciones preventivas, curativas v rehabilitadoras, que tiendan a elevar el nivel inmunitario de las personas y combatir las fuentes de
infección en coordinación con las demás instituciones del sector.
Artículo 26.- Las personas que padecen de enfermedades transmisibles y los portadores y contactos de ellas, podrán ser sometidos a
aislamiento, observación o vigilancia personal por el tiempo y en la forma que determine el Ministerio, el que podrá ordenar todas las
medidas sanitarias necesarias que tiendan a la protección de la salud pública.
Artículo 27.- El Ministerio podrá declarar obligatorio el uso de métodos o productos preventivos, sobre todo cuando se trate de evitar
la extensión epidémica de una enfermedad transmisible.
Artículo 28.- El Ministerio determinará las enfermedades transmisibles sujetas a notificación obligatoria, así como las formas y
condiciones de su comunicación, a las que deben ajustarse los establecimientos de salud.
Artículo 29.- Las personas consideradas contactos de enfermedades transmisibles de notificación obligatoria, deben someterse a los
métodos de control y observancia que establezca el Ministerio.
Artículo 30.- La comunicación de enfermedades transmisibles de notificación obligatoria, por cualquier medio, gozará de los
privilegios de gratuidad y de preferencia en su despacho.
Artículo 31. - Queda prohibido a personas afectadas por las enfermedades transmisibles, que determine el Ministerio, concurrir a
lugares de reunión o concentración durante el período de transmisibilidad.
Artículo 32.- El Ministerio podrá disponer la inspección médica de cualquier persona sospechosa de padecer enfermedad transmisible
de notificación obligatoria, para su diagnóstico, tratamiento y la adopción de medidas preventivas tendientes a evitar la propagación
del mal.
Artículo 33.- En el caso del Artículo anterior, de mediar oposición al ingreso del médico destacado por el Ministerio por parte del
propietario o moradores de la vivienda o local donde se hallare el presunto enfermo, se procederá al allanamiento por orden judicial, la
que deberá ser expedida sin dilación por el Juez competente, a petición del Ministerio y que podrá cumplirse con la intervención de la
fuerza pública, si fuere necesario.
Artículo 34.- Es obligatoria la vacunación de las personas en los casos y formas que determine el Ministerio.
Artículo 35.- El Ministerio debe desarrollar programas de vacunación contra las enfermedades prevenibles, en coordinación con las
demás instituciones del sector.
Artículo 36.- La fabricación y comercialización de vacunas de uso humano y contra las zoonosis requieren la autorización previa del
Ministerio.
Artículo 37.- El Ministerio determinará las enfermedades sujetas a vigilancia epidemiológica, estableciendo los procedimientos a
adoptar en cada caso.
Artículo 38.- El control de las enfermedades transmisibles, se realizará conforme a los tratados, convenios, acuerdos internacionales
vigentes, y al presente Código y su reglamentación.
CAPÍTULO I
DE LAS PROFESIONES EN CIENCIAS DE LA SALUD
Artículo 214.- Se consideran profesiones en ciencias de la salud, todas aquellas disciplinas que tiendan, científica y técnicamente al
empleo de acciones integrantes y coordinadas de promoción, protección, recuperación y rehabilitación del estado de bienestar físico,
mental y social y al control de los factores condicionantes de la salud de las personas. El Ministerio reglamentará las disciplinas
comprendidas en la definición anterior.
Artículo 215.- Para el ejercicio de los profesionales en ciencias de la salud se requiere contar con titulo expedido por las
Universidades del país o revalidado por la Universidad Nacional de Asunción, el que debe ser inscripto en el registro habilitado por el
Ministerio.
Artículo 216.- El Ministerio reglamentará el ejercicio legal de las profesiones en ciencias de la salud.
Artículo 217.- Para ejercer la condición de técnicos y auxiliares en, ciencias de la salud se requiere registrar el certificado expedido
por institución competente, nacional o extranjera, reconocida por el Ministerio como formadora de recursos humanos en ciencias de la
salud.
Artículo 218.- El Ministerio determinará las profesiones en ciencias de la salud cuya práctica simultánea por un mismo profesional sea
compatible.
Artículo 219.- El Ministerio determinará los medicamentos que pueden ser prescriptos por el personal técnico y auxiliar, en los
lugares donde no existan profesionales.
Artículo 220.- Los farmacéuticos no despacharán recetas de medicamentos cuando no se ajusten a las normas regales y
reglamentarias o lo demorarán cuando tuviesen motivos fundados de que existe error en la prescripción, debiendo consultar
inmediatamente al profesional que las expidió.
Artículo 221.- Los profesionales que en el ejercicio de su profesión trabajan con material radiactivo o aparatos diseñados para emitir
radiaciones, con fines terapéuticos o de investigación, deberán recabar previamente la autorización del Poder Ejecutivo.
Artículo 222.- Los profesionales en ciencias de la salud que realicen investigaciones y estudios experimentales en animales que
puedan poner en riesgo la salud de las personas, deben comunicarlo previamente al Ministerio que autorizará su realización y
controlará su alcance y resultado.
Artículo 223. - En casos de emergencia sanitaria y hasta tanto intervenga el Ministerio, los médicos o en su defecto otros
profesionales e ciencias de la salud, habilitados, estarán investidos de autoridad suficiente para tomar las primera medidas sanitarias y
requerir la colaboración de otros recursos humanos para la salud, así como la intervención de las autoridades locales, para hacerlas
cumplir.
Artículo 224.- Los profesionales en ciencias de la salud cuyos conocimientos científicos y técnicos les permite modificar los signos
característicos de identidad de las personas, deben comunicar al Ministerio lo antecedentes y resultancias de la prestación a efectuar.
Artículo 225.- El que teniendo autorización del Ministerio para ejerce la profesión en ciencias de la salud, la utilizará para encubrir o
cohonestar las actividades de quien no se encuentra habilitado para el efecto será solidariamente pasible de las sanciones previstas en
este Código para el inhabilitado.
Artículo 226.- Sin perjuicio de las medidas dispuestas por el Ministerio en los casos de ejercicio ilegal de las profesiones en ciencias
de la salud los antecedentes serán remitidos a la justicia ordinaria, a los efectos previstos en la legislación penal.
DE LAS INFRACCIONES, SANCIONES, PROCEDIMIENTOS, PRESCRIPCIONES Y PERENCIONES
TÍTULO I DE LAS INFRACCIONES
Artículo 299.- Los responsables de una acción u omisión violatoria de las disposiciones del presente Código incurren en infracción de
orden sanitaria.
TÍTULO II
DE LAS SANCIONES
Artículo 302.- Las sanciones que establece esta Ley son: amonestación, multa, decomiso, clausura, suspensión y cancelación de
registro, las que serán aplicadas por el Ministerio atendiendo a las circunstancias especiales de cada caso conforme a lo establecido en
este TÍTULO.
Artículo 303.- La persona que incurriere en una infracción leve y que no registrare antecedentes será sancionada con amonestación.
Artículo 304.- Cuando la transgresión a las disposiciones de este Código revistan mayor gravedad, a la señalada en el Artículo
anterior, el infractor será pasible de una multa cuyo monto se aplicará en cada caso, atendiendo a la gravedad del hecho y a los
antecedentes del infractor.
Artículo 305.- El monto de las multas se aplicará en sumas equivalentes a jornales para actividades diversas no especificadas en la
Capital. Este, en ningún caso, excederá a 100 jornales.
Artículo 306.- Cuando determinados objetos, elementos, sustancias o productos se hallaren en infracción a las normas de este
Código, los mismos serán pasible del decomiso, quedando a disposición del Ministerio para los efectos legales.
Artículo 307.- Los profesionales, técnicos y auxiliares en ciencias de la salud serán pasibles de la suspensión por un plazo no mayor
de 6 meses o la cancelación del registro por un término no mayor de 3 años, cuando los mismos rehuyan prestar sus servicios a un
enfermo o lo abandone habiendo estado bajo su cuidado o por su negligencia sean responsables de la muerte o incapacidad de su
paciente, o de la propagación de una enfermedad transmisible que ponga en grave riesgo la salud pública, así como los que expidan
certificados, análisis, dictámenes o informes falsos o violen voluntariamente el secreto profesional.
Artículo 308.- Cuando un establecimiento se hallare en infracción a las normas previstas, en este Código, el Ministerio podrá
sancionar, disponiendo la clausura, parcial o total, temporal o definitiva de dicho establecimiento. La clausura temporal no podrá
exceder de un tiempo máximo de 40 días.
TITULO III
DE LAS CAUSAS AGRAVANTES Y CAUSAS ATENUANTES
Artículo 309.- A los efectos de la aplicación de las sanciones previstas en este Código, el Ministerio tendrá en cuenta las
circunstancias atenuantes y agravantes que puedan comprometer la responsabilidad del infractor.
Artículo 310.- Se considerarán circunstancias agravantes la reiteración y la reincidencia, así como las transgresiones a las medidas
dispuestas como obligatorias por el Poder Ejecutivo en un estado de emergencia.
En estos casos se aplicará la mayor sanción al infractor.
Artículo 311.- Cuando una persona fuere sancionada por una infracción e incurriere en la misma falta antes de transcurrido 2 años,
será considerada como reincidente.
Artículo 312. - Cuando una persona cometiere dos o más infracciones en una misma ocasión o en distintas circunstancias dentro de
un período de 2 años, sin haber sido sancionada por ninguna de ellas, se considerará a los efectos de este Código como reiterante.
Artículo 313.- Se considerarán transgresiones de las medidas dispuestas como obligatorias por el Poder Ejecutivo en un estado de
emergencia, las acciones u omisiones violatorias de las disposiciones sanitarias tendientes a recuperar el control de los factores
condicionantes de la salud de las personas.
Artículo 314.- Se consideran causas atenuantes o eximentes las que tienden a disminuir o eximir de responsabilidad al infractor, las
que podrán ser: la confesión, la buena fe, la falta de antecedentes, el caso fortuito y el de fuerza mayor.
TITULO IV
DEL PROCEDIMIENTO
Artículo 315.- Las sanciones previstas en este Código serán aplicadas por el Ministerio, previo sumario administrativo, en el que se
dará intervención al presunto responsable de la infracción, pudiendo asumir su defensa personalmente o mediante profesional
abogado.
Ley Nº 1680/01
Código de la niñez y la adolescencia
art. 5
DE LA OBLIGACION DE DENUNCIAR
Toda persona que tenga conocimiento de una violación a los derechos y garantías del
niño o adolescente debe comunicarla inmediatamente a la Consejería Municipal por los
Derechos del Niño, Niña y Adolescente (CODENI) o, en su defecto, al Ministerio
Público o al Defensor Público.
El deber de denunciar incumbe en especial a las personas que en su calidad de
trabajadores de la salud, educadores, docentes o de profesionales de otra especialidad
desempeñen tareas de guarda, educación o atención de niños o adolescentes.
LIBRO I
DE LOS DERECHOS Y DEBERES
TITULO UNICO
CAPITULO I
DE LAS OBLIGACIONES DEL ESTADO Y
DE LOS PARTICULARES
art. 9
DE LA PROTECCION DE LAS PERSONAS POR NACER
art. 11
DE LA OBLIGACION DE LA ATENCION MEDICA
Cualquier mujer embarazada que requiera urgente atención médica, será atendida en
la institución de salud más cercana del lugar donde se encuentre.
La insolvencia del requirente o la falta de cama u otros medios de la Institución
requerida no podrá ser invocada por la institución de salud para preferir o rechazar a la
mujer embarazada en trabajo de parto o que requiera urgente atención médica, sin antes
recibir el tratamiento de emergencia inicial.
La insolvencia y la urgencia del caso no implicarán discriminación en cuanto a su
cuidado y asistencia en relación con los demás pacientes.
Arts. 55; 68 CN; art. 24 CNUDN.
art. 12
DE LA PROHIBICION DE RETENER AL RECIEN NACIDO
En ningún caso y por ningún motivo la falta de pago de los servicios médicos puede
ameritar la retención del niño o la madre en el centro hospitalario donde se hubiere
producido el alumbramiento.
art. 13
DEL DERECHO A LA SALUD
El niño o adolescente tiene derecho a la atención de su salud física y mental, a recibir
la asistencia médica necesaria y a acceder en igualdad de condiciones a los servicios y
acciones de promoción, información, protección, diagnóstico precoz, tratamiento
oportuno y recuperación de la salud.
Si fuese niño o adolescente perteneciente a un grupo étnico o a una comunidad
indígena, serán respetados los usos y costumbres médico-sanitarios vigentes en su
comunidad, toda vez que no constituyan peligro para la vida e integridad física y mental
de éstos o de terceros.
En las situaciones de urgencia, los médicos están obligados a brindarles la asistencia
profesional necesaria, la que no puede ser negada o eludida por ninguna razón.
art. 68 CN; art 24 CNUDN
art. 17
DE LA INTERVENCION QUIRURGICA ANTE EL PELIGRO DE MUERTE
Las Instituciones de Salud públicas o privadas requerirán la correspondiente
autorización de los padres, tutores o responsables cuando deban hospitalizar, intervenir
quirúrgicamente o aplicar los tratamientos necesarios para preservar la vida o
integridad
del niño o adolescente.
En caso de oposición del padre, la madre, los tutores o responsables por razones de
índole cultural o religiosa, o en caso de ausencia de éstos, el profesional médico
requerirá autorización judicial.
Excepcionalmente, cuando un niño o adolescente deba ser intervenido
quirúrgicamente de urgencia por hallarse en peligro de muerte, el profesional médico
estará obligado a proceder como la ciencia lo indique, debiendo comunicar esta
decisión
al Juez de la Niñez y la Adolescencia de manera inmediata.
art. 54 CN; art. 24 CNUDN.
Artículo 106.- Homicidio motivado por súplica de la víctima
El que matara a otro que se hallase gravemente enfermo o herido, obedeciendo a
súplicas serias, reiteradas e insistentes de la víctima, será castigado con pena privativa
de libertad de hasta tres años.
Artículo 107.- Homicidio culposo
El que por acción culposa causara la muerte de otro, será castigado con pena privativa
de libertad de hasta cinco años o con multa.
Artículo 109.- Muerte indirecta por estado de necesidad en el parto
2º En estos casos la pena podrá ser atenuada con arreglo al artículo 67.
No obra antijurídicamente el que causara indirectamente la muerte del feto mediante
actos propios del parto si ello, según los conocimientos y las experiencias del arte
médico, fuera necesario e inevitable para desviar un peligro serio para la vida o
la salud de la madre.
Artículo 111.- Lesión
1º El que dañara la salud de otro, será castigado con pena privativa de libertad de hasta un año o
con multa.
2º En los casos del inciso anterior se aplicará lo dispuesto en el artículo 110, inciso 2º.
3º Cuando el autor utilizara veneno, arma blanca, de fuego o contundente, o sometiera a la víctima
a graves dolores físicos o síquicos, se aplicará una pena privativa de libertad de hasta tres años o
multa.
Artículo 112.- Lesión grave
1º Será castigado con pena privativa de libertad de hasta diez años el que, intencional o
conscientemente, con la lesión:
1. pusiera a la víctima en peligro de muerte;
2. la mutilara considerablemente o la desfigurara por largo tiempo;
3. la redujera considerablemente y por largo tiempo en el uso de su cuerpo o de sus sentidos, en
su capacidad de cohabitación o de reproducción, en sus fuerzas psíquicas o intelectuales o en su
capacidad de trabajo; o
4. causara una enfermedad grave o afligente.
2º El que dolosamente maltratara físicamente o lesionara a otro y con ello causara uno de los
resultados señalados en el inciso 1º, habiéndolos tenido como posibles, será castigado con pena
privativa de libertad de hasta cinco años. Será castigada también la tentativa.
Artículo 113.- Lesión culposa
1º El que por acción culposa causara a otro un daño en su salud, será castigado con pena privativa
de libertad de hasta un año o con multa.
2º La persecución penal del hecho dependerá de la instancia de la víctima.
Artículo 114.- Consentimiento
No habrá lesión, en el sentido de los artículos 111 y 113, cuando la víctima haya consentido el
hecho
Artículo 117.- Omisión de auxilio
1º El que no salvara a otro de la muerte o de una lesión
considerable, pudiendo hacerlo sin riesgo personal, será
castigado con pena privativa de libertad de hasta un año o con
multa, cuando:
1.el omitente estuviera presente en el suceso; o
2. cuando se le hubiera pedido su intervención en forma directa y
personal.
2º Cuando el omitente, por una conducta antijurídica anterior,
haya contribuido a que se produjera el riesgo, se aplicará una
pena privativa de libertad de hasta dos años o multa
Artículo 123.- Tratamiento médico sin consentimiento
1º El que actuando según los conocimientos y las experiencias del arte médico,
proporcionara a otro un tratamiento médico sin su consentimiento, será castigado con
pena de multa.
2º La persecución penal del hecho dependerá de la instancia de la víctima. Si muriera la
víctima, el derecho a instar la persecución penal pasará a los parientes.
3º El hecho no será punible cuando:
1. el consentimiento no se hubiera podido obtener sin que la demora del tratamiento
implicase para el afectado peligro de muerte o de lesión grave; y
2. las circunstancias no obligaran a suponer que el afectado se hubiese negado a ello.
4º El consentimiento es válido solo cuando el afectado haya sido informado sobre el
modo, la importancia y las consecuencias posibles del tratamiento que pudieran ser
relevantes para la decisión de una persona de acuerdo con un recto criterio. No
obstante, esta información podrá ser omitida cuando pudiera temerse que, de ser
transmitida al paciente, se produciría un serio peligro para su salud o su estado anímico
Artículo 254.- Expedición de certificados de salud de contenido falso
El que siendo médico u otro personal sanitario habilitado expidiera a sabiendas un certificado de contenido falso sobre la salud de
una persona, destinado al uso ante una autoridad o compañía de seguros, será castigado con pena privativa de libertad de hasta
tres años o con multa.
Artículo 255.- Producción indebida de certificados de salud
El que:
1. expidiera un certificado sobre la salud de una persona, arrogándose el título de médico o de otro personal sanitario habilitado que
no le corresponda,
2. lo hiciera bajo el nombre de tal persona sin haber sido autorizado, o
3. falsificara un certificado de salud auténtico,
y lo utilizara ante una autoridad o compañía de seguros, será castigado con pena privativa de libertad de hasta dos años o con
multa.
Artículo 256.- Uso de certificados de salud de contenido falso
El que, con la intención de inducir al error sobre la salud o la de otro, utilizara un documento señalado en los artículos 254 y 255 ante
una autoridad o compañía de seguros, será castigado con pena privativa de libertad de hasta dos años o con multa.
Artículo 257.- Expedición de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso
El funcionario público que expidiera un certificado falso sobre méritos o servicios de otro, será castigado con pena privativa de
libertad de hasta dos años o con multa.
Artículo 258.- Producción indebida de certificados sobre méritos y servicios
El que con la intención de inducir al error:
1. expidiera un certificado sobre méritos o servicios de otro, arrogándose un título de funcionario que no le corresponda,
2. lo hiciera bajo el nombre de un funcionario, sin haber sido autorizado por éste, o
3. adulterara un certificado auténtico sobre méritos o servicios,
será castigado con pena privativa de libertad de hasta un año o con multa.
Artículo 259.- Uso de certificación sobre méritos y servicios de contenido falso
El que con la intención de inducir al error sobre méritos o servicios utilizara un certificado señalado en los artículos 257 y 258, será
castigado con pena privativa de libertad de hasta un año o con multa.
MUCHAS
GRACIAS!!!!!
Descargar

ASPECTOS LEGALES QUE ENFERMERIA DEBE TENER EN …