Este NO es un río del AFRICA CENTRAL…
Tampoco un afluente del AMAZONAS…
Es un arroyo correntino
Se llama Ayuí
…nace cerca de los esteros del Iberá y lleva sus aguas
hasta el Río Miriñay, uno de los principales afluentes del
Río Uruguay... Siempre en el departamento Mercedes
Es un típico curso de sabana, cuyos meandros
envuelven extensos pajonales y bosques fluviales, que
sostienen una abundante vida silvestre
Las copas de los añosos árboles son recorridas por bandadas
urracas y del bullanguero anó o “pirincho negro grande”…
Las ramas más altas alojan al extraño biguá-mboí
o “pájaro víbora”
Por encima del dosel, vuelan bandadas del enorme pato real y del
muy raro y amenazado “pato crestudo “… guazunchos, carpinchos
y gatos monteses habitan la penumbra de matorrales de ribera
Es un río poco modificado por el hombre, sus riberas
permanecen tan salvajes como hace miles de años…
Las selvas del Ayuí están compuestas por
especies autóctonas y típicas
de este territorio.
Estos bosques y proveen de semillas y nutrientes a las
selvas que se encuentran aguas abajo.
Cardúmenes de sábalos, surubíes, dorados y rayas,
remontan el Ayuí para reproducirse en sus cabeceras,
cerca de los esteros y bañados del Pairirí.
Los científicos creen que hay nuevas especies por descubrir …
Algunos años atrás, una especie de ave acuática fue por primera
vez hallada en la provincia, pocos kilómetros al sur: el “ipequí” o
ave del sol.
La actividad ganadera practicada históricamente en la
zona, fue compatible con los procesos ecológicos de este
arroyo y su comunidad, ya que se sustentaron en las
pasturas naturales del entorno...
Pero la zona está cambiando…
Con el aumento de los precios del arroz, su cultivo ha
cobrado vigor, y varias de las empresas rurales abandonan la
ganadería para cultivar granos a escala industrial.
Este tipo de prácticas agrícolas requiere un importante
laboreo de la tierra (con el desalojo total de la
vegetación nativa),
…la compactación de los suelos y la modificación masiva de
la micro flora y fauna del suelo…
y el aporte de agroquímicos (fertilizantes y pesticidas),
que tienen efecto directo en los cultivos, pero también se
trasladan “aguas abajo”…
Claro es que esta actividad genera importantes ganancias y brinda
trabajo a muchas personas.
Aún con estos cambios, que ocurren en la zona desde hace poco más
de diez años, el curso del Ayuí no ha sido todavía afectado, y por estos
días discurre tan salvaje como siempre, hacia el Miriñay…
… llevando su carga de semillas de grandes árboles de la selva fluvial,
invitando a los grandes cardúmenes a remontar su curso, y alojando
bandadas mixtas de fruteros de las altas copas.
Pero el Ayuí puede desaparecer...
Pues un grupo de empresas del sector agrícola pretende
cortar su curso y convertir su cauce, riberas y valle, en un
lago de 11.000 hectáreas de superficie.
Esto asfixiaría los bosques...
Eliminando su vida silvestre…
Cortando el flujo migratorio de los peces…
… y reemplazando lo que sería un filtro para los propios desperdicios
de la industria, por un enorme depósito acumulador de los mismos.
Pero un río, sus bosques y la vida silvestre no son patrimonio de
los propietarios de las tierras, sino de toda la comunidad… y por
eso hay Leyes que los protegen…
Si las autoridades permitieran esto, estarían no sólo admitiendo la
pérdida del patrimonio de los correntinos…
… de un arroyo con selvas fluviales de los más hermosos y vírgenes del
territorio, sino también poniendo en riesgo el sistema del Miriñay…
¿Habrán evaluado los responsables del proyecto estas
consecuencias?
¿quién se hará cargo de las pérdidas y
daños ambientales?
¿No debería la ciudadanía tomar parte en estas decisiones?
Ahora que lo conocemos…
… no será mejor
SALVAR AL AYUÍ..?
Sumate a nuestra
Campaña en defensa del Ayuí
San Martín 941 (3470) Mercedes – Corrientes
03773-422260 / [email protected]
Fotografías
Aníbal Parera, Sebastián Cirignoli, Lucio Contigiani y Francisco Erize.
Agradecimientos especiales
Horacio Cardozo, Ricardo Ibazeta, Carlos Figuerero y Patricio Healy.
Descargar

Diapositiva 1