COMO ELABORAR PROYECTOS
PARA EL PROGRAMA DE
DESARROLLO CULTURAL MUNICIPAL
Dr. Carlos García Martínez
l.- EL PROYECTO MUNICIPAL:
•Los proyectos de carácter comunitario, tienen características propias :
a. Discernir entre las necesidades reales y las ficticias,
b. Firmeza para anteponer los intereses de la mayoría, sobre cualquier cosa.
•
a)
b)
c)
Identificación de una necesidad colectiva
recursos humanos,
técnicos y
financieros.
La palabra proyecto se refiere a “un conjunto de actividades concretas,
interrelacionadas y coordinadas entre sí, que se llevan a cabo con el fin de realizar
determinados productos o servicios, capaces de satisfacer necesidades o resolver
problemas” Secuencia ordenada o premeditada para realizar algo o ejecutar una
obra o acción, dentro de los límites de un presupuesto y período determinados.
Elaborar un proyecto, es planear y ordenar diversas actividades que deberán
realizarse para concretar aquello que algún día, solo fue una idea. En otras palabras:
Es pensar y concretar una parte del futuro.
En todos los programas vinculados al desarrollo de las culturas locales, la
capacitación de los ciudadanos responsables de proyectos se considera una
necesidad fundamental, por ello, la mayoría de estos programas destinan un
porcentaje de sus bolsas, a la actividades de capacitación para financiar transporte,
alimentación y hospedaje de los asistentes, así como los honorarios del instructor .
Casi todos los municipios de nuestro país, tienen innumerables
necesidades para el equipamiento de sus casas de la cultura, bibliotecas,
museos, salas de lectura, foros al aire libre, dotación de instrumentos
musicales, vestuario para grupos de danza, cursos, talleres de iniciación
artística, ediciones discográficas, montaje de exposiciones, preservación de
tradiciones locales, organización de festivales, presentación de artistas,
atención a públicos específicos,
rescate de archivos municipales,
publicación de revistas, capacitación de promotores culturales, proyectos
ecológicos, creación literaria, monografías, documentos relativos a la
memoria histórica local, investigaciones sobre gastronomía, edición de
libros en lenguas indígenas, equipamiento de talleres artesanales, creación
de otros recintos culturales, etc.
La preocupación de los municipios por atender el desarrollo
cultural debe reflejarse por generar bienes duraderos, realizando proyectos
sensatos, completos y factibles, entre otras condiciones Ejemplo. El
término sensato se refiere a la cordura, al buen juicio y la prudencia, es
decir que no se trate de “meras ocurrencias” o “ideas disparatadas” que
obedecen a “intereses ajenos”, sino que vayan de la mano con la razón y el
sentido común y comunitario.
Completos, se refiere a que incluyan absolutamente toda la información
que el programa o la autoridad requieran, esto parece muy elemental, sin
embargo, un altísimo porcentaje de proyectos que son rechazados porque
el proyecto no tiene título, o los objetivos están mal planteados, o no
incluye presupuestos, etc. La factibilidad, implica que el proyecto “sea
posible de realizar”, “que resulte viable”, que tenga los pies en la tierra, que
el presupuesto disponible no quede corto, o sea excesivo, que las metas no
resulten inalcanzables.
Las características que deberían tener todos los proyectos de
desarrollo cultural comunitario. El proyecto será mejor en la medida que
cumpla con el mayor número de estas condiciones:
•
•
•
•
•
Incluyentes y flexibles
Realistas y objetivos
Precisos y ordenados
Completos y honestos.
Transparentes y con visión a largo plazo
II.- LA ORGANIZACIÓN DE LAS IDEAS:
La historia nos confirma que los grandes avances de la ciencia se han dado en la
medida de que se plantean las preguntas correctas, por eso sugerimos que la manera
de empezar a hilvanar las ideas y a ordenar nuestro trabajo es contestar a las
interrogantes clave de todo proyecto:
“¿Desde cuándo”,
Por qué?”,
“¿Qué?”,
“Hasta donde”,
“¿Quién?”,
“¿Dónde?”,
“¿Cuándo?”,
“¿Cómo?”,
“¿Con qué?” y
“¿Cuánto?”.
• La respuesta adecuada a esas preguntas no sólo ayuda a clarificar
el proyecto, sino permite iniciar la planeación del proceso, como se
aprecia en el siguiente cuadro:
INTERROGANTE CLAVE
FASE DEL PROCESO
¿Desde cuándo?
Antecedentes.
¿Por
qué?
Es muy
importante
que las respuestas seJustificación.
expresen sin perder de vista los beneficios
colectivos
el contexto
social, político y
¿Qué?que persigue el proyecto, incorporando
Objetivos generales,
objetivos
cultural prevalente en el municipio que específicos.
pudiera facilitar o dificultar su desarrollo.
¿Hasta dónde?
Metas.
¿Quién?
Participantes y beneficiarios.
¿Dónde?
Ubicación y contexto.
¿Cuándo?
Actividades y cronograma.
¿Cómo?
Estrategias y procedimientos
¿Con qué?
Recursos humanos, financieros y
técnicos
¿Cuánto?
Presupuesto
III.- ORDEN Y CONTENIDOS BÁSICOS DE TODO PROYECTO CULTURAL
MUNICIPAL:
Ficha de identificación
del responsable del
proyecto
1. Título y subtítulo
Nombre, dirección completa que incluya código postal,
municipio y estado, teléfonos de casa, oficina y celular,
correo electrónico (Fotocopia de credencial de elector)
(carátula)
El título puede definir el tema del proyecto (aunque no
necesariamente). El subtítulo ayuda a precisar sus contenidos.
2.- Lugar donde se
realizará el proyecto
Referencia breve de la localidad o municipio donde se realizará el
proyecto, con referencias históricas, culturales y demográficas.
(extensión variable)
3. Antecedentes
Mencionar un recuento de los sucesos previos al proyecto,
(extensión variable)
4. Justificación
(extensión variable)
5. Objetivo general
(enunciado)
Razones teóricas, sociales y culturales para realizar el proyecto.
Por qué debe llevarse a cabo tal y como está planteado.
Contestación precisa a las preguntas ¿Qué? ¿Para qué? utilizando
verbos de acción, expresados en infinitivo.
6. Objetivos específicos
(tres como máximo, si se Precisión de las diferentes actividades que se pretende realizar.
requieren)
7. Metas. (enunciado)
8.- Productos finales
del proyecto
(enumerar y enlistar)
9.- Campo temático del
proyecto
(señalar/enunciado)
Precisión numérica de las actividades, acciones o
productos resultantes del proyecto.
Especificar cuál será el resultado final de la realización del
proyecto. (Una banda debidamente equipada con x instrumentos,
o un grupo de danza de X integrantes con vestimentas y formación
artística, etc.)
Especificar si se trata de Formación artística, Fomento al libro y la
lectura, Fortalecimiento de la infraestructura, Desarrollo Cultural
Infantil, Desarrollo Promoción y Difusión de las Culturas
Populares, etc.
Con base en el tipo de proyecto, elaborar un plan para la
divulgación de los resultados, por ejemplo: Ciclos, exposiciones,
10.- Difusión de
intercambios, muestras, participación en festivales, presentaciones
resultados (enunciado)
locales, mesas redondas, etc.
11.- Cronograma de
Instrumento de planeación y administración que consiste en una
actividades (diagrama de gráfica de tiempo (fraccionado en semanas o meses) que contiene
media a una cuartilla)
las principales actividades a realizar antes, durante y después del
proyecto.
Costo total del proyecto, desglosado por partidas presupuestales, y
12.- Presupuesto
por un Programa Operativo Anual (POA) anexando fotocopia de
(variable)
tres cotizaciones, en hojas membretadas de los proveedores.
13.- El Programa
Operativo Anual POA
(cuadro de ministraciones)
14.- Bibliografía.
(optativa)
15.- Anexos. (variable)
Calendarizar las fechas en que se requiere recibir los recursos para
la ejecución del proyecto.
En los proyectos culturales, las referencias bibliográficas tienen un
carácter optativo, aunque en ciertos casos resultan vitales para
soportar las propuestas.
Incluir aquí los registros fotográficos, las evidencias, testimonios,
muestras, cotizaciones, etc., que considere útil para una correcta
organización y evaluación del proyecto.
lV.- LA REDACCIÓN DEL PROYECTO
Saber redactar es importante para quien ejerce el oficio de promotor cultural, ya
que muchos proyectos son evaluados de acuerdo a los contenidos escritos y la
calidad de la redacción puede orientar la decisión del jurado, de apoyar o no,
determinadas propuestas.
Si nadie proporciona normas específicas para redactar proyectos, empieza la
especulación: ¿Es mejor un escrito prolijo?, ¿o creativo o, sintético?, o mejor dicho
¿Cómo empiezo a escribir?
A).- Elaborar un bosquejo
El bosquejo se refiere al primer abordaje del problema que se pretende atender, de
manera gruesa, como si fueran los primeros trazos de un dibujo, sin detenerse en
detalles, que permita plasmar una visión general de la idea. En sentido figurado, un
bosquejo es como las ideas básicas, a las que iremos añadiendo paulatinamente
nuevos enfoques e información cada vez más precisa. El bosquejo es muy
importante ya que representa el núcleo y las diferentes rutas por dónde iremos
transitando.
B).- Redactar un borrador.
Una vez terminado el bosquejo es necesario revisarlo, corregirlo y meditarlo las
veces que sea necesario antes de escribir el texto definitivo. Es posible que
conforme se elabora el borrador realicen cambios para reorientar partes del
proyecto, o suprimir o añadir una parte que no se consideró con anterioridad.
C).- La redacción definitiva.
Antes de proceder a la redacción definitiva es necesario tener a mano un
diccionario y consultar los términos donde se tenga duda de ortografía y sentido de
la palabra.
Algunas sugerencias para la redacción del proyecto
definitivo:
1
2
3
4
5
6
7
Contar con un diccionario en todo momento, para verificar
significados y ortografía de las palabras.
Utilizar oraciones coherentes, legibles, construidas con pocos de
adjetivos.
Corregir constantemente lo escrito, las veces que sea necesario (es más
fácil corregir en una computadora).
Utilizar un lenguaje sencillo y de fácil comprensión para todos.
Si no se encuentra la frase correcta, poner en práctica el método de
hablar sobre papel (como platicarle a un amigo lo que piensa realizar).
No intentar impresionar a los demás utilizando palabras rebuscadas o
términos altamente especializados.
No es recomendable utilizar expresiones en otro idioma, a menos que
resulten imprescindibles, en el caso de que se utilicen, conviene incluir
su traducción en un glosario.
4.1. EL TÍTULO
En cualquier proyecto el título es muy importante, ya que su nombre puede señalar
diferentes destinos posibles. Ese simple enunciado ya revela cosas importantes
acerca del autor, como su nivel de objetividad, sus facultades creativas, o capacidad
de síntesis. De ahí que sea muy importante detenerse a reflexionar sobre este asunto
y elegir el nombre más adecuado para denominar al proyecto.
Algunos ejemplos de proyectos de formación o equipamientos de Bandas de
en Oaxaca:
TÍTULO DEL PROYECTOmúsica de viento LOCALIDAD
EMISIÓN
“Equipamiento de la Banda de Música Municipio de San Miguel Soyaltepec, Oax. ”
de San Miguel Soyaltepec”
2008
“Integración de la banda de música
juvenil del Centro Regional de
Educación Artística”
“Formación de una banda de música
infantil juvenil Tlapacoyan”
“Formación de la banda de música
infantil-juvenil municipal de Santiago
Yagallo”
Santa María Yucuhiti, Tlaxiaco, Oax.
2003
Santa Ana, Zimatlán, Oax.
2008
Agencia Municipal de Santiago Yagallo, H.
Ayuntamiento municipal de San Juan Yaee.
2008
4.2.- CUANDO SE REQUIERE UN SUBTÍTULO.
Cuando se juzgue necesario, se puede agregar algún subtítulo que permita ampliar
o precisar aún más la información de los contenidos. El subtítulo es necesario
cuando el título se construye de manera subjetiva, o alude a una abstracción o no
precisa de que se trata el proyecto En otras ocasiones el subtítulo subraya el sentido
del proyecto. Cada quien decide si utiliza un subtítulo o no, y nunca será
una exigencia. Algunos ejemplos de casos que requieren subtítulo:
TÍTULO DEL
PROYECTO
“Danza y Cultura”
SUBTÍTULO
Equipamiento del grupo de danza
folklórica de Tenextepango, Mor.
“La biblioteca y sus Rehabilitación del mobiliario de la
amigos”
biblioteca municipal de Ayala, Mor.
“Pedaleando
el Desarrollo de rutas ciclistas para el
turismo ”
turismo cultural en la zona
arqueológica de Toluquilla.
LOCALIDAD
Tenextepango,
Mor.
Ayala, Mor.
Municipio de San
Joaquín, Qro.
4.3.- LUGAR DONDE SE REALIZARÁ EL PROYECTO.
La ubicación del proyecto es fundamental para una correcta evaluación y
planeación de las actividades. Deberá consignarse de manera panorámica y precisa
si se realizará en la cabecera municipal, o en una agencia municipal o determinada
localidad, o en alguna colonia o un barrio, en una zona urbana, suburbana, rural,
etc. si abarcará la totalidad del municipio o toda una región.
4.4.- LOS ANTECEDENTES.
Todo proyecto debe iniciar con un recuento histórico, que de manera breve y
general mencione, los sucesos relevantes que antecedieron a la situación que se
pretende abordar, o de los aspectos que han contribuido hasta el momento a
enriquecer los conocimientos del tema central. En algunos casos el recuento de los
antecedentes resulta fundamental para explicar las razones o el enfoque particular
del proyecto. En otros, la importancia del desarrollo histórico del caso es menor,
por eso cada quien debe decidir la extensión e importancia que
otorgue a los antecedentes, pero nunca dejar de mencionarlos, en orden
cronológico.
4.5. LA JUSTIFICACIÓN.
La palabra justificar proviene del latín justificare y quiere decir: Probar algo con
razones convincentes, testigos o documentos// Probanza que se hace de la
inocencia o bondad de una persona, de un acto o de una cosa// Prueba
convincente de algo. Quien escribe un proyecto debe entender éste, como el
espacio disponible para exponer sus principales argumentos. Digamos que la
justificación es el “sustento racional” de todo proyecto y por lo tanto, requiere
de una exposición tan clara y convincente que no deje ninguna duda, a quien revise
el proyecto de su pertinencia y valor.
4.6.- EL OBJETIVO GENERAL.
El objetivo general es la parte central del proyecto porque expresa lo que se
pretende alcanzar al realizarlo, marca el rumbo de todas las actividades, al grado
que ningún proyecto adquiere pleno significado, si no define con toda precisión sus
objetivos. La correcta formulación del objetivo (casi) garantiza un buen proyecto,
por ello es importante meditar correctamente sus contenidos antes de redactarlos y
tener en cuenta que todo proyecto de desarrollo cultural municipal, debe plantearse
con la finalidad de producir resultados de calidad, con beneficios directos a
la comunidad.
Las condiciones obligatorias en el diseño de los objetivos, es que éstos deben ser
factibles, medibles y congruentes.
Una pauta que ayuda a definir los objetivos, es plantear y contestar las siguientes
preguntas.
• ¿Qué se pretende realizar?
• ¿Para qué hacer todo esto?
Reglas para escribir correctamente un objetivo.
1. La redacción de un objetivo debe iniciar, invariablemente con un verbo de
acción en infinitivo, es decir debe terminar en ar, er ó ir:
4.7.- LOS OBJETIVOS ESPECÍFICOS.
Como ya se mencionó, el objetivo general plantea las acciones de manera concisa y
ordenada, ofreciendo una visión panorámica de lo que se pretende realizar. En la
medida que el proyecto se vuelve más complejo, se requiere fraccionar las acciones
en objetivos específicos, que permitan un ordenamiento tal, que garantice el
correcto cumplimiento de las metas.
4.8.- LA META.
Meta es la precisión cuantitativa de las actividades, acciones o productos
resultantes del proyecto, por tanto se refiere a las cantidades o a los fines últimos
que persiguen los objetivos e invariablemente deben expresarse en números. La
meta es el resultado que se espera al final de todas las actividades expresadas en el
proyecto, es decir que se trata de productos concretos. Puede haber una o más
metas que describen los resultados que se esperan alcanzar en determinados
periodos. Algunos proyectos plantean sus metas en inmediatas, mediatas y a largo
plazo y así permiten planear las directrices del proyecto y los compromisos, más
allá del año de duración del estímulo.
A pesar de que el objetivo y la meta están íntimamente ligados, se trata de
cuestiones bien diferenciadas, el primero señala las acciones que se van a
realizar y la meta precisa los resultados, de manera cuantitativa
4.9.- LOS CAMPOS TEMÁTICOS.
Cada programa tiene sus propios campos temáticos donde se enmarcarán las
acciones del proyecto. Enseguida se anotan los campos del Programa de
Desarrollo Cultural Municipal, a manera de ejemplo:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Difusión y animación cultural.
Formación artística: iniciación y actualización.
Fomento al libro y la lectura.
Capacitación a Promotores e Investigadores Culturales.
Preservación, Investigación y Difusión de las Culturas Populares.
Fortalecimiento de la Infraestructura Cultural.
Desarrollo Cultural Infantil.
Desarrollo Cultural de los Jóvenes.
Atención a Públicos Específicos.
Empresas Culturales.
Otros campos prioritarios de Interés municipal y estatal
4.11. 4.10. DIFUSIÓN DE RESULTADOS.
Es importante “mostrar” en los ámbitos locales, estatales e incluso regionales o
nacionales, los resultados de los proyectos. Podemos considerar que el mayor
impacto de las acciones emprendidas es aquel que incide directamente en el
disfrute y beneficio que la comunidad experimente. Por ello es necesario
considerar, desde la fase de planeación y con base al tipo de proyecto y campos
temáticos, un plan para la divulgación de dichos resultados.
CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES.
El cronograma es un instrumento muy útil para planear y dar seguimiento a
las actividades que se requieren para realizar un proyecto, ya que permite
visualizar esas acciones en un tiempo predeterminado (día/día, semana/semana,
mes/mes). Para los proyectos de desarrollo cultural municipal el cronograma de
actividades es imprescindible, ya que además de ser una excelente herramienta
para organizar agendas, recordar -y cumplir- los compromisos dentro de los
tiempos acordados, resulta fundamental para planear el flujo administrativo de los
recursos.
4.11.- EL PROGRAMA OPERATIVO ANUAL (POA).
Es un instrumento de planeación muy similar al cronograma de actividades, con la
diferencia aquí deberá calendarizarse el flujo de los recursos financieros que requiere el
proyecto. Esta información resulta vital para quien realiza el proyecto y para los
administradores de las instituciones tengan previstos y disponibles, los recursos en las
fechas que se requieren. Al tal grado resulta vital este cuadro de ministraciones que en
ocasiones el éxito o el fracaso de un proyecto, depende de una correcta planeación de
los recursos.
4.12.- LA BIBLIOGRAFÍA.
La bibliografía es fundamental en proyectos científicos y de investigación, pero en los
artísticos o culturales, pasa a segundo término o incluso, se puede prescindir de estas
referencias escritas, a menos de que sea necesario conocer contextos previos,
propuestas de otros autores, sucesos trascendentes o alusiones a documentos
importantes que hayan sido publicados y que, a juicio del autor, se requieran para
fundamentar los antecedentes o
justificar el proyecto. Incluir alguna bibliografía
puede imprimir una dosis de seriedad al proyecto (aunque no necesariamente), por eso
su inclusión o no, así como la extensión de la misma, debe decidirla el propio autor.
4.13. LOS ANEXOS.
Aquí podrán incluirse de manera ordenada y con anotaciones pertinentes, las
fotografías, mapas, cotizaciones, testimonios y todo el material que se considere útil
para completar el proyecto. (Los lineamientos cuentan con 12 anexos)
Descargar

COMO ELABORAR PROYECTOS PARA EL PROGRAMA DE …