“Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas
estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad. No
temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de
día, Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni
mortandad que en medio del día destruya”
Salmo 91: 4-5
Ya no temerás,
Te cubriré y
encontraras refugio
bajo mis alas
Salmo 91 : 4-5
Jesús, el hijo de Dios,
Emmanuel, será quien
Salve al oprimido.
Un día redimirá con
Sangre a Su pueblo.
Cuando conocí a Jesús mí consejero espiritual me encargó
2 cosas, la primera “Empieza a platicar con Jesús, invítalo a
que valla contigo a todos lados y ten por seguro que
empezaras a sentir Su presencia” y la que me sirve de
propósito para éste mensaje “Cuando sientas que no
puedas con la ansiedad y el miedo, lee el Salmo 91, ahí
encontraras protección del enemigo” y Así le hice, fuera
día o fuera noche le leía, tratando de encontrar calma,
seguridad y descanso. Recuerdo que me encomendaba al
Señor y le decía: -Yo no puedo con ésta mente y éste
miedo, por favor has como lo que dice Tú palabra, cúbreme
con tus alas! Ya no quiero temer los miedos de la noche!Pues para ese tiempo ya conocía como la palma de mi
mano todas y cada una de las formas del miedo de la
noche.
“Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas
estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad. No
temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de
día, Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni
mortandad que en medio del día destruya”
Salmo 91: 4-5
Todos tus caminos me
son conocidos.
Salmo 139:3
Fue algo muy triste, pero el miedo me tenía tan
aprisionado que antes de conocer a Jesús llevaba como 8
meses sin poder dormir, porque todas y cada una de las
formas del miedo de la noche me asediaban. Y cuando
conciliaba un poco de sueño, el enemigo me visitaba en
ellos. Hay viví el significado de “Como León Rugiente”, el
enemigo estaba muy empecinado en enterrarme, le
hubiera dado mucho gusto que el día de hoy no te
estuviera dando éste mensaje: “Que en éste Salmo
encontrarás la protección de todo dardo que el te envíe, y
de toda plaga que venga a tú vida”
Cuando empecé a hacer mío éste Salmo, podía ver como
ese león rugiente perdía su voracidad. Cuando hice mío
éste Salmo pude sentir que ya no estaba solo en las noches.
Jamás volverá a reinar
El pecado en el mundo.
Su hijo nos ha dado, el
Unigénito, perfecto y
Sin mancha; Jesús.
“Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas
estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad. No
temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de
día, Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni
mortandad que en medio del día destruya”
Salmo 91: 4-5
Va a sonar medio loco, pero puedo asegurar que Peque
(Mi perrito chihuahua que me acompañó en las noches de
vigilia) pudo ver legiones de ángeles a mi servicio, pues
empezó a ladrar distinto, quiero creer que me decía
“Ya no estamos solos”
Hoy sé que ya no soy uno, y que con El no hay que temerle
a ninguno. Te aseguro que el que haga suyo éste Salmo;
jamás estará solo. Pero sobre todo, su alma encontrará
refugio bajo Sus alas.
Dios los bendice hoy………………………………………..
Jesús, el hijo de Dios,
Emmanuel, será quien
Salve al oprimido.
Un día redimirá con
Sangre a Su pueblo.
<°))))))><……………Por: Richy Esparza
Recordad no más las cosas pasadas. Oh
Israel, he aquí Yo hago cosa nueva, abriré
Caminos en el desierto para este pueblo que
He creado para mí, mi escogido. Lo qué hago
Yo ¿Quién lo estorbará?,Yo anuncié y Salvé.
Descargar

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que …