Hola a tots i totes, us
proposem unes reflexions
sobre la...
Reflexiones sobre
la tolerancia
Material de la UNESCO
En la escuela, como en todas partes, cada
cual es distinto: hay bajos, altos, flacos,
gordos, extranjeros, niñas, niños ... ¿Por
qué a veces los rechazamos y nos
burlamos de algunos? Puede ser porque
nos dan miedo, porque no queremos
compartir nada con ellos, o porque no
tenemos confianza en nosotros mismos.
Ser tolerante es respetar a los demás con
sus diferencias físicas, de religión, de
modo de vida y de pensar, etc. Es tener
curiosidad por los demás y no aceptar los
tópicos y las habladurías que se producen
sin conocer a las personas. Es ver lo que
nos acerca más que lo que nos separa. A
pesar de nuestras diferencias,
pertenecemos todos al género humano y
cada uno de nosotros, hombre, mujer, niño,
niña, joven es único e importante.
La tolerancia abre más espacio en el corazón para que quepan más amigos.
¿Por qué sigue habiendo guerras en el
mundo? ¿Por qué se hace sufrir y morir a
tantos seres humanos?
Porque el odio, la incomprensión, el miedo y
la envidia empujan a algunos a atacar a
otros, a eliminarlos y a quitarles lo que
tienen.
Además, actúan así creyendo que
tienen razón...
Pero después de una guerra el vencido se
siente humillado y tiene ganas de vengarse.
Si en lugar de guerrear, se habla y se
negocia sentados a la misma mesa, no hay
ya vencedor ni vencido.Todo el mundo gana.
Ser tolerante es respetar todo lo que vive en
la tierra, pensando en las generaciones
futuras.
Es ser solidario con los demás para combatir
juntos la violencia, la miseria y la
intolerancia.
Ser tolerante, comprenderse, ayudarse... para construir un futuro de paz.
En familia tenemos que vivir juntos y a
veces cuesta aguantar los defectos de los
demás. ¿Será porque nos recuerdan los
nuestros? En familia podemos también
sentir celos... ¿Será porque creemos que
nos quieren menos?
Hay que tener en cuenta que para llegar
a ser tolerante hay que serlo en primer
lugar con uno mismo: teniendo buen
humor, aceptando los propios errores y
defectos. En la vida estamos
aprendiendo, como el bebé que está
aprendiendo a andar.
Ser tolerante no significa aceptar todo.
Hay que tratar de resistir a la violencia y
la injusticia, con explicaciones en vez
puñetazos, pero hay que ser
comprensivos y tener paciencia con los
que tienen defectos, porque todavía están
aprendiendo.
Seamos tolerantes en casa y seamos tolerantes en la vida.
En el deporte, como en la vida, muchas
veces tenemos miedo de no servir para
nada o tenemos miedo de perder; entonces,
para defendernos, podemos ser poco
deportivos, violentos,jugar de manera
egoísta o hacer trampas.
Sin embargo, todo el mundo sabe
perfectamente que una victoria conseguida
por la violencia o con trampas no tiene
mérito. Podríamos transformar esas ganas
que tenemos de triunfar en energía positiva
para ser mejores.
Ser tolerante es aceptar que hay cosas en
las que uno es menos capaz que los
demás, sin que perdamos por ello la
confianza en nosotros mismos. Es tener
espíritu de equipo, para compartir tanto las
derrotas como las victorias. Ser tolerante es
respetar a los adversarios y respetar las
normas del juego.
La tolerancia no nos quita nada, sino que, por el contrario, nos hace más
fuertes por dentro.
Descargar

Reflexiones sobre la tolerancia Material de la UNESCO