DERRAME CEREBRAL
Una aguja puede salvar la
vida de alguien con comienzo
de ACV (derrame cerebral)
Vale la pena 2 minutos de lectura
Una aguja puede salvar la vida de un
paciente con principios de derrame...
Dicho por un profesor chino.
Guarda una jeringuilla o una aguja de
coser para hacer esto - es un método
no convencional para recuperar a
alguien de un derrame cerebral.
Cuando vea que alguien es víctima de un
derrame, manténgase calmado.
Independientemente de donde esté la
víctima, no la mueva del lugar.
Cuando sucede el derrame, las venas
capilares en el cerebro van gradualmente
rompiéndose.
Si mueven a la persona las venas
capilares se van a romper.
Si tiene en su casa una jeringuilla mejor. Si no
tiene, puede utilizar una aguja de costura o un
alfiler.
1. Caliente la punta de la aguja para
esterilizarla y más adelante de un pinchazo
en todos los dedos de las manos del paciente.
2. No hay puntos específicos en los dedos
para acupuntura, sino que puede pinchar a 1
milímetro cerca de la uña.
3. Pinche hasta que la sangre comience a salir.
4. Si la sangre no comienza a salir, entonces
presione con sus dedos.
5. Cuando todos los dedos comiencen a
sangrar, espere algunos minutos y empiece
a friccionar los lóbulos de las orejas del
paciente hasta que se pongan rojos.
6. Pinche cada uno de los lóbulos de las
orejas hasta que empiece a salir una gota
de sangre de cada lóbulo.
Después de algunos minutos la persona
comenzará a recuperar las facultades.
Espere hasta que recupere el estado normal
y sólo entonces llévele para el hospital. Si
es conducido apresuradamente para el
hospital, el viaje turbulento va a hacer que
los vasos capilares del cerebro se rompan.
'Aprendí a sacar gotas de sangre para salvar
vidas a través de un doctor de medicina
tradicional de la China. Se llama Ho Bu Ting.
Tenía experiencia práctica en el tema y pude
más adelante comprobar que este método
es el 100% eficiente.
En 1979, siendo profesora de la Universidad
de Fung Gaap en Tai Chungkin, una tarde, un
profesor de otra aula, entró corriendo a mi
sitio y me dijo 'señora Liu, venga rápidamente,
nuestro supervisor está teniendo un derrame!
Corrí inmediatamente hasta donde se
encontraba el Señor Chen Fu, quien estaba
pálido, su hablar eran sólo susurros, la boca la
tenía torcida - síntomas de un derrame.
Pedí inmediatamente a uno de los estudiantes
comprar en una farmacia una jeringuilla y
empecé a pinchar al Señor Chen en todos
los dedos. Cuando todos los dedos estaban
sangrando (cada uno de los dedos con una
gota de sangre del tamaño de un guisante),
el Señor Chen comenzó a recuperar su color.
Pero la boca continuaba torcida. Entonces,
tiré de los lóbulos de los oídos de él por
completo para que aflorara la sangre.
Cuando sus oídos habían comenzado a
ponerse rojos, pinché el lóbulo del oído
derecho por 2 veces para que empezara a
salir sangre, dos gotas y, más adelante el
lóbulo el oído izquierdo. Entre los 3 y 5
minutos la forma de la boca se volvió
normal y su manera de hablar llegó a estar
clara. Lo dejamos descansar un poco y
luego lo llevamos para el hospital.
Estuvo en reposo por una noche y al día
siguiente le habían dado de alta y pudo
regresar a su aula.
Todo funcionó normalmente. No apareció
ninguna enfermedad derivada de los
primeros auxilios que le fueron aplicados.
Las víctimas de derrame sufren normalmente
daños irremediables en los vasos capilares
del cerebro durante el traslado para el
hospital. Como resultado, estas víctimas
nunca se recuperan.
El derrame cerebral es la segunda causa de
muerte en el mundo. Los que tengan suerte
pueden sobrevivir, solamente que ellos
pueden quedar paralíticos o con alguna
lesión para toda la vida. Cosa horrible de
suceder en la vida de alguien.
Descargar

Diapositiva 1