Érase una vez un
murciélago que
se llamaba
“Fantasmal”
porque vivía
siempre de
noche en un
árbol de la
calle.
El murciélago
Fantasmal iba a
un castillo donde
trabajaba para
el Conde Drácula
asustando a
todos los niños
que se metían
dentro del
castillo para ver
al Conde.
Pero un día,
Fantasmal no
fue a trabajar
porque lo cazó
la bruja Marta
para hacer una
poción mágica
que convierte a
Pinocho en un
cartel.
La bruja tenía
encerrado a
Fantasmal en una
jaula grande.
Mientras
preparaba el
caldero,
Fantasmal se
escapó entre los
barrotes y se fue
por la ventana sin
que la bruja se
enterara.
Se fue volando
al castillo para
decirle a su
jefe lo que le
había hecho la
bruja y Drácula
le prometió que
le iba a
ayudar.
Drácula se convirtió
en murciélagovampiro y fue con
Fantasmal a casa
de la bruja
Marta. Cuando
entró en la
habitación se
quitó la capa,
volvió a ser
Drácula y la bruja
se desmayó.
Drácula y
Fantasmal se
llevaron a la
bruja a su
castillo y la
encerraron en
una habitación.
Cuando se
despertó la
buja, Fantasmal
le dijo que la
sacaba de la
habitación si ya
no le metía en
la jaula, ni
hacía daño a
nadie, que se
iba a portar
bien.
Pero la bruja
mintió a
Fantasmal y al
dejarla salir, le
volvió a coger
cuando volvía a
su casa.
Drácula que le
había quitado la
bola de cristal a
la bruja estaba
viendo todo lo
que pasaba.
Mandó a
muchísimos
murciélagos
amigos suyos a
salvar a
Fantasmal.
Cuando llegaron
todos los
murciélagos con
Drácula a casa
de la bruja, la
agarraron, la
sacaron volando
y la tiraron al
mar.
Fantasmal y sus
amigos se
fueron al
castillo a
celebrar una
fiesta de
disfraces.
No volvieron a
asustar a los
niños y les
regalaron
golosinas.
Descargar

Érase una vez un murciélago que se llamaba